Inmunoterapia para el cáncer de vejiga

La inmunoterapia es el uso de medicinas para ayudar al sistema inmunitario de una persona para que reconozca y destruya las células cancerosas. En ocasiones, este tipo de tratamiento se usa para tratar el cáncer de vejiga.

BCG intravesical

El bacilo de Calmette-Guérin (BCG) es un tipo de bacteria que está relacionada con la que causa la tuberculosis. Aunque generalmente no causa que la persona se enferme, el BCG puede ayudar a provocar una respuesta inmunitaria. El BCG se puede administrar directamente en la vejiga mediante un líquido. Esto activa las células del sistema inmunitario en la vejiga para que ataquen a las células cancerosas de la vejiga.

Para más detalles sobre este tratamiento, refiérase al contenido sobre terapia intravesical para el cáncer de vejiga.

Inhibidores de puestos de control inmunitarios

Una parte importante del sistema inmunitario es su capacidad de evitar el ataque a las células normales en el cuerpo. Para hacer esto, el sistema inmunitario utiliza “puestos de control” que son proteínas en las células inmunitarias que necesitan ser activadas (o desactivadas) para iniciar una respuesta inmunitaria.

En ocasiones, las células cancerosas usan estos puestos de control para evitar ser atacadas por el sistema inmunitario. Sin embargo, medicamentos más recientes que se dirigen a estos puestos de control, referidos como inhibidores de puestos de control, pueden ayudar a restaurar la respuesta del sistema inmunitario contra las célucas cancerosas.

Inhibidores de PD-1 y PD-L1

Los medicamentos atezolizumab (Tecentriq)durvalumab (Imfinzi), y avelumab (Bavencio) tienen como blanco a la PD-L1, una proteína en las células (incluyendo algunas células cancerosas) que ayuda a evitar que el sistema inmunitario les ataque. Al bloquear la PD-L1, estos medicamentos refuerzan la respuesta inmunitaria contra las células cancerosas. Esto puede disminuir el tamaño de  algunos tumores o reducir el crecimiento.

Los medicamentos nivolumab (Opdivo) y pembrolizumab (Keytruda) tienen como blanco a la PD-1, una proteína en ciertas células inmunológias (llamadas células T) que normalmente ayuda a evitar que estas célas ataquen a otras células en el cuerpo. El bloqueo de la PD-1 puede permitir al sistema inmunitario combatir las células cancerosas, lo cual puede encoger algunos tumores o reducir su proceso de desarollo.

Estos medicamentos pueden emplearse en distintas situaciones para tratar el cáncer de vejiga:

  • Cualquiera de estos inhibidores de puestos de control puede utilizarse en personas con cáncer de vejiga avanzado que empieza a crecer otra vez después de la quimioterapia.
  • Los medicamentos atezolizumab y pembrolizumab se pueden usar en personas que no pueden recibir la quimioterapia con cisplatino (debido a condiciones como pérdida auditiva, insuficiencia renal cardiaca).
  • El medicamento avelumab se puede emplear como un tratamiento adicional (mantenimiento) en personas con un estado avanzado de cáncer de vejiga que no empeoró durante su sesiones iniciales de quimioterapia.
  • El medicamento pembrolizumab se puede usar para ciertos cánceres de vejiga que no están creciendo en la pared muscular de la vejiga, que no se estén encogiendo con BCG intravesical y que no estén siendo tratados con una cistectomía.

Estos medicamentos se administran por infusión intravenosa (IV), generalmente cada 2 a 6 semanas, dependiendo del medicamento.

Posibles efectos secundarios

Entre los efectos secundarios comunes de estos medicamentos se puede incluir:

  • Cansancio
  • Náuseas
  • Pérdida del apetito
  • Fiebre
  • Infecciones urinarias (UTI)
  • Sarpullido
  • Diarrea
  • Estreñimiento

Con menos frecuencia, se pueden presentar efectos secundarios de mayor gravedad:

Reacciones a la infusión: algunas personas podrían tener alguna reacción a la infusión durante la administración de alguno de estos medicamentos. Esta reacción es similar a una alergia, la cual podría manifestarse como fiebre, escalofríos, ruborización del rostro, irritaciones cutáneas, picazón (comézón), mareos, respiración sibiliante y dificultad para respirar. Es importante que informe a su médico o enfermera de inmediato en caso de presentar cualquiera de estos síntomas mientras se le administra alguno de estos medicamentos.

Reacciones autoinmunitarias:  estos medicamentos funcionan básicamento al eliminar algunas de las barreras de protección del sistema inmunitario del cuerpo. Algunas veces el sistema inmunitario comienza a atacar otras partes del cuerpo, lo que puede causar problemas graves e incluso fatales en los pulmones, los intestinos, el hígado, las glándulas productoras de hormonas, u otros órganos.

Es muy importante que notifique inmediatamente cualquier efecto secundario nuevo al equipo de profesionales que atiende su salud. Si se presentan graves efectos secundarios, puede que sea necesario suspender el tratamiento y puede que reciba altas dosis de esteroides para suprimir su sistema inmunitario.

Anticuerpos monoclonales

Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunológico que ayudan al cuerpo a combatir las infecciones. Las versiones sintéticas, referidas como anticuerpos monoclonales, pueden ser diseñadas para atacar un objetivo en específico, tal como alguna proteína determinada en la superficie de las células cancerosas de la vejiga. Esto significa que estos tratamientos atacan a las células cancerígenas sin afectar a las células normales que no conforman el objetivo a ser atacado. Con esto se reduce el daño a las células sanas y normales.

Enfortumab vedotin (Padcev)

El enfortumab vedotin es un medicamento conjugado de anticuerpos (ADC), el cual consiste de un anticuerpo monoclonal ligado a un medicamento de quimioterapia.

Las células cancerígenas de la vejiga por lo general tienen la proteína nectina-4 en su superficie. El enfortumab vedotin es un anticuerpo antinectina-4 adherido a un medicamento quimioterapéutico (MMAE). La parte con el anticuerpo funciona como una señal de referencia receptiva que atrae al medicamento quimioterapéutico a las células cancerosas de la vejiga con nectina-4 sobre ellas. El medicamento ingresa a las céluas cancerosas aniquilándolas.

Puede que este medicamento se use para tratar a pacientes con cáncer de vejiga en etapa avanzada que ya fueron sometidos a quimoterapia con platino (como cisplatino) y a inmunoterapia (específicamente con algún inhibidor de PD-1 o PD-L1).

El enfortumab vedotin es administrado mediante infusión intravenosa una vez a la semana durante tres semanas con una semana adicional de reposo.

Entre los efectos secundarios comunes se inlcuye cansancio, neuropatía periférica (tipo de afección a nervios), náuseas, cambios en el gusto, falta de apetito, diarrea, erupciones cutáneas, caída del cabello, resequedad en los ojos, resequedad en la piel, picazón (comezón) y niveles elevados de glucosa en sangre.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: julio 6, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.