Subtipos de la leucemia en niños

El tipo y subtipo de leucemia que un niño tiene desempeña un papel importante en ambas opciones de tratamiento y el pronóstico del niño. La determinación del tipo (leucemia linfocítica aguda [ALL], leucemia mieloide aguda [AML], etc.) y el subtipo de la leucemia se hace analizando muestras de sangre, médula ósea y algunas veces ganglios linfáticos o líquido cerebroespinal (CSF), como se describe en Pruebas para la leucemia en niños.

Asegúrese de hablar con el equipo de atención médica de su hijo si tiene alguna pregunta sobre el subtipo de su leucemia.

Leucemia linfocítica aguda (linfoblástica) (ALL)

La leucemia linfocítica aguda (ALL) es un cáncer de rápido crecimiento de las células productoras de linfocitos que se llaman linfoblastos. Existen varios subtipos de ALL que se basan principalmente en:

  • El tipo de linfocito (con más frecuencia células B o células T) de donde provienen las células de la leucemia (y cuán maduras son las células). Esto se conoce como el inmunofenotipo de la leucemia.
  • Si las células de la leucemia tienen ciertos cambios genéticos o cromosómicos

ALL de células B

Con más frecuencia en niños con ALL, la leucemia comienza en formas tempranas de células B. Existen varios subtipos de ALL de células B. La ALL de células B maduras (también llamada leucemia de Burkitt), un subtipo poco común, es esencialmente lo mismo que el linfoma de Burkitt (un tipo de linfoma no Hodgkin) y se trata de la misma manera. (Consulte Tratamiento del linfoma no Hodgkin en niños según el tipo y la etapa).

ALL de células T

Este tipo de leucemia afecta más a los niños de más edad en comparación con la ALL de células B. Con frecuencia, causa un agrandamiento del timo (un pequeño órgano ubicado frente a la tráquea), lo que algunas veces puede provocar problemas respiratorios. También se puede propagar al líquido cefalorraquídeo (el fluido que rodea el cerebro y la médula espinal) al inicio de la enfermedad.

Para más detalles, consulte la información sobre los subtipos de ALL en Subtipos y factores pronósticos de la leucemia linfocítica aguda (ALL).

Además del subtipo de la ALL, otros factores son importantes para determinar el pronóstico de un niño (perspectiva). Estos factores se describen en  Factores pronósticos de la leucemia en niños.

Leucemia mieloide aguda (AML)

La leucemia mieloide aguda (AML) es generalmente un cáncer de rápido crecimiento que se origina de uno de los siguientes tipos de células jóvenes (inmaduras) de la médula ósea:

  • Mieloblastos: estas células normalmente forman los glóbulos blancos llamados granulocitos (neutrófilos, eosinófilos y basófilos)
  • Monoblastos: estas células normalmente se convierten en los glóbulos blancos llamados monocitos y macrófagos
  • Eritroblastos: estas células se convierten en glóbulos rojos cuando maduran
  • Megacarioblastos: estas células normalmente se convierten en megacariocitos, las células que producen plaquetas

La AML tiene muchos subtipos, que se basan principalmente en:

  • El tipo de célula de la médula ósea de donde provienen las células de la leucemia, y la madurez de las células (el inmunofenotipo de la leucemia)
  • Si las células de la leucemia tienen ciertos cambios genéticos o cromosómicos
  • Si la leucemia está relacionada con el tratamiento de un cáncer anterior (con quimioterapia o radiación)
  • Si el niño con leucemia tiene síndrome de Down

La leucemia promielocítica aguda (APL) es un subtipo especial de AML que se trata de manera diferente de otros subtipos de AML, y suele tener un mejor pronóstico.

Para más detalles, consulte la información sobre los subtipos de AML en Subtipos y factores pronósticos de la leucemia mieloide aguda.

Además del subtipo de la AML, otros factores son importantes para determinar el pronóstico de un niño. Estos factores se describen en Factores pronósticos de la leucemia en niños.

Leucemia mieloide crónica (CML)

La leucemia mieloide crónica (CML) es usualmente un cáncer de crecimiento más lento de las células mieloides tempranas (inmaduras) de la médula ósea. La CML no es común en niños, aunque se puede presentar en ellos.

La CML no tiene subtipos, sino que el curso de la CML tiene tres fases, basándose principalmente en el número de glóbulos blancos inmaduros (mieloblastos [o blastos]) que se observan en la sangre o en la médula ósea. La CML a veces puede progresar a fases más avanzadas con el pasar del tiempo.

Fase crónica de la CML

Esta es la fase más temprana, y los niños generalmente presentan síntomas bastante leves (si es que los presentan), y la leucemia usualmente responde bien a los tratamientos convencionales. La mayoría de los niños están en la fase crónica cuando son diagnosticados.

Fase acelerada de la CML

Los niños con CML en fase acelerada pueden presentar síntomas, como fiebre, sudoración nocturna, falta de apetito y pérdida de peso. La CML en la fase acelerada podría no responder tan bien a los tratamientos como la CML en la fase crónica.

Fase blástica (también denominada fase aguda o crisis blástica) de la CML

En esta fase, las células leucémicas a menudo se propagan a tejidos y órganos fuera de la médula ósea. Los niños con CML en esta fase a menudo presentan fiebre, falta de apetito y pérdida de peso. En este punto la CML se comporta como una leucemia aguda agresiva (AML o, con menos frecuencia, ALL).

Para más información sobre las fases de la CML, consulte Fases de la leucemia mieloide crónica.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: febrero 12, 2019 Actualización más reciente: febrero 12, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.