¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el tumor neuroendocrino pancreático?

En muchos centros médicos alrededor del mundo actualmente se están realizando investigaciones sobre las causas, el diagnóstico y el tratamiento de los tumores neuroendocrinos pancreáticos.

Genética y detección temprana

Los investigadores están buscando las causas de los tumores neuroendocrinos pancreáticos con la esperanza de que este conocimiento pueda ser utilizado para ayudar a prevenirlos o tratarlos en el futuro. En los últimos años se ha logrado un gran progreso. Por ejemplo, los científicos han descubierto que cambios en el gen MEN1 (el gen que causa la neoplasia endocrina múltiple, tipo 1) se observa en muchas personas con tumores neuroendocrinos pancreáticos. También se están investigando otros cambios genéticos que parecen provocar que los tumores sean más agresivos.

Tratamiento

La cirugía es la opción de tratamiento principal para los tumores neuroendocrinos pancreáticos, siempre que sea posible. Pero se necesitan mejores enfoques cuando no sea posible extraer todos los tumores mediante cirugía. Se están estudiando también nuevos medicamentos y combinaciones de medicamentos de quimioterapia y de terapia dirigida.

Quimioterapia

Se sabe que el medicamento temozolomida es útil en las personas con tumores neuroendocrinos pancreáticos en etapas avanzadas. La investigación reciente muestra que la temozolimida surte mejor efecto en tumores que son deficientes en cierta proteína reparadora del ADN llamada O6-metilguanina-metiltransferasa (MGMT). Los estudios recientes también han demostrado que agregar otro medicamento de quimioterapia llamado capecitabina junto con temozolomida ayudó a las personas con tumores neuroendocrinos pancreáticos en etapas avanzadas a vivir más que las personas tratadas solo con temozolomida.

Terapias dirigidas

Los medicamentos de terapia dirigida actúan de forma diferente a los medicamentos de quimioterapia convencionales, ya que solo atacan objetivos específicos en las células cancerosas (o células cercanas). Puede que las terapias dirigidas demuestren ser útiles si se usan en conjunto con los tratamientos actuales, y no como sustituto de éstos. Estas terapias causan efectos secundarios diferentes a los provocados por los medicamentos tradicionales de quimioterapia. La búsqueda de nuevos objetivos que puedan atacar es un área activa de investigación del cáncer.

Inhibidores de la cinasa: el sunitinib y el everolimus han demostrado ser útiles en el tratamiento de los tumores neuroendocrinos pancreáticos.  Otro inhibidor de la cinasa, cabozantinib, también parece prometedor y se están realizando más investigaciones acerca del mismo. También se estudian otros inhibidores de la cinasa, como axitinib, nintedanib, pazopanib y sulfatinib. 

Factores contra la angiogénesis: todos los cánceres dependen de nuevos vasos sanguíneos para obtener los nutrientes para su crecimiento. Para bloquear el crecimiento de estos vasos y con esto destruir el tumor por falta de nutrición, los científicos han elaborado medicamentos contra la angiogénesis. Estos se están probando en estudios clínicos para pacientes con tumores neuroendocrinos pancreáticos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: octubre 30, 2018 Actualización más reciente: octubre 30, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.