¿Se puede descubrir el tumor neuroendocrino pancreático en sus comienzos?

Los tumores neuroendocrinos pancreáticos son difíciles de encontrar en sus comienzos. El páncreas está en una región profunda del cuerpo. Por lo tanto, no se pueden ver ni palpar los tumores pequeños durante los exámenes físicos de rutina. Las personas por lo general no presentan síntomas hasta que el cáncer ya se ha propagado hacia otros órganos.

Actualmente, ninguna asociación  profesional importante recomienda el uso rutinario de pruebas de detección de tumores neuroendocrinos pancreáticos en personas que están en riesgo promedio. Esto se debe a que ninguna prueba de detección ha demostrado reducir el riesgo de morir a causa de este cáncer. (Las pruebas de detección se realizan con el objetivo de encontrar una enfermedad en personas que no presentan síntomas o ni tienen antecedente de la enfermedad).

Pruebas genéticas para personas que podrían estar en un mayor riesgo

Algunas personas podrían tener un mayor riesgo de tumores neuroendocrinos pancreáticos debido a antecedentes familiares de la enfermedad (o un historial familiar de otros cánceres). A veces este riesgo aumentado se debe a un síndrome genético específico.

Se pueden realizar pruebas para detectar algunos de los cambios genéticos que aumentan el riesgo de un tumor neuroendocrino pancreático. Saber si tiene o no un mayor riesgo puede ayudarle a usted y a su médico a decidir si debe hacerse pruebas para descubrir un tumor neuroendocrino pancreático en etapas iniciales, cuando podría ser más fácil tratarlo. Sin embargo, determinar si usted tiene un mayor riesgo no es fácil. A menudo resulta útil consultar con alguien que tenga experiencia sobre los síndromes de cáncer hereditario, como un asesor en genética, genetista o un oncólogo (médico que trata a las personas con cáncer).

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda enfáticamente que cualquier persona que esté considerando someterse a pruebas genéticas, consulte con un asesor en genética, integrante de enfermería o médico calificado para que interpreten y le expliquen lo que significan los resultados de estas pruebas antes de realizarlas. Antes de tomar la decisión de realizar las pruebas, es importante entender qué pueden y qué no pueden indicarle las pruebas, así como lo que significaría cualquier resultado.

Las pruebas genéticas se usan para saber si hay mutaciones en sus genes que causen afecciones hereditarias. Se emplean para descubrir estas afecciones hereditarias y no cáncer en sí. Su riesgo puede ser mayor si padece de uno de estos padecimientos, pero esto no significa que usted tenga ni que definitivamente padecerá un tumor neuroendocrino pancreático. 

Pruebas para tumores neuroendocrinos pancreáticos en personas con alto riesgo

Para las personas cuyas familias tienen un alto riesgo de tumores neuroendocrinos pancreáticos, como el síndrome de MEN1, las pruebas de detección precoz del cáncer pueden ser útiles. Aunque no existen guías definitivas para la detección de estos tumores en las personas con el gen MEN1 o sus familiares, estas pruebas han permitido encontrar tumores neuroendocrinos pancreáticos tratables, en etapas  tempranas en algunos miembros de familias de alto riesgo. Algunas pruebas que pueden considerarse son:

  • Una ecografía endoscópica del páncreas cada par de años
  • Una MRI del páncreas cada par de años
  • Verificar los niveles sanguíneos de ciertas hormonas como la insulina, la prolactina, la gastrina y el calcio cada par de años. (A veces, los cambios en las hormonas pueden ocurrir 10 años antes de descubrir el tumor mediante síntomas clínicos).
  • Un Octreoscan con regularidad

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: octubre 30, 2018 Actualización más reciente: octubre 30, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.