¿Qué sucede después del tratamiento de un síndrome mielodisplásico?

Debido a que los síndromes mielodisplásicos (MDS) rara vez se curan, la mayoría de los pacientes en realidad nunca finalizan el tratamiento. Puede que los pacientes reciban una serie de tratamientos con periodos de descanso entre ellos. Algunas personas suspenden el tratamiento activo para recibir atención de apoyo. Aprender a vivir con un cáncer que no desaparece puede ser difícil y muy estresante. Nuestro documento When Cancer Doesn't Go Away provee más detalles sobre este tema.

Cuidados posteriores

Aun cuando usted suspenda su tratamiento contra el MDS, sigue siendo muy importante acudir a todas las citas de seguimiento. Durante estas visitas, sus médicos preguntarán si tiene síntomas, le examinarán físicamente y requerirán que se realicen análisis de sangre. Además, continuarán atentos ante señales de infección y progresión a leucemia, así como los efectos secundarios a corto y a largo plazo del tratamiento. Este es el momento de hacer cualquier pregunta al equipo de atención médica, así como de hablar sobre cualquier inquietud que pudiera tener.

Casi todos los tratamientos contra el cáncer tienen efectos secundarios. Algunos pueden durar desde algunas semanas hasta varios meses, aunque otros pueden ser permanentes. No dude en hablar con el equipo de atención sobre cualquier síntoma o efecto secundario que le cause algún malestar para que le puedan ayudar a tratarlo.

También es importante mantener su seguro médico. Con una enfermedad crónica como el MDS, puede que en realidad el tratamiento nunca finalice. Usted no querrá tener que preocuparse sobre el pago del tratamiento. Muchas personas se han ido a la bancarrota debido a los costos médicos.

Consultas con un nuevo médico

En algún momento después del diagnóstico y tratamiento, es posible que usted tenga que consultar a un médico nuevo, quien desconoce sus antecedentes médicos. Es importante que usted le proporcione a este nuevo médico los detalles de su diagnóstico y tratamiento. Asegúrese de tener a mano la siguiente información:

  • Una copia del informe de patología de cualquier biopsia o cirugía.
  • Si se sometió a una cirugía, una copia del informe del procedimiento.
  • Si se le admitió en el hospital, una copia del resumen al alta que el médico prepara cuando envía al paciente a su casa.
  • Finalmente, como algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios a largo plazo, una lista de sus medicamentos, las dosis y de cuándo los tomó.

Es posible que el médico quiera copias de esta información para mantenerlas en su expediente, pero usted siempre debe mantener copias en su poder.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: March 11, 2014 Last Revised: July 20, 2015

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.