Signos y síntomas de los síndromes mielodisplásicos

La principal característica de los síndromes mielodisplásicos (MDS) es que causan  recuentos bajos de células sanguíneas. A veces esto se descubre en análisis de sangre, incluso antes de que aparezcan los síntomas. En otros casos, los síntomas relacionados con la escasez de uno o más tipos de células sanguíneas (citopenias) son el primer signo de MDS:

  • Muy pocos glóbulos rojos (anemia) puede causar sensación de cansancio, o debilidad, así como dificultad para respirar y palidez de la piel.
  • La falta de suficientes glóbulos blancos normales (leucopenia), especialmente las células llamadas neutrófilos (neutropenia), puede conducir a infecciones frecuentes o graves.
  • La escasez de plaquetas  (trombocitopenia) puede causar la formación fácil de moretones y sangrado. Algunas personas presentan sangrado nasal o sangrado de las encías frecuente o grave.

Algunos otros síntomas son:

  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Dolor en los huesos
  • Pérdida del apetito

Es más probable que estos síntomas sean por otras causas y no un MDS. Aun así, si usted presenta cualquiera de estos síntomas, especialmente si persisten o empeoran, consulte con su médico para que se pueda encontrar y tratar la causa, de ser necesario.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Escrito por

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: enero 22, 2018