Factores de crecimiento y medicamentos similares para los síndromes mielodisplásicos

La escasez de células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos, o plaquetas) causa la mayoría de los síntomas en personas con síndromes mielodisplásicos (MDS). A menudo, los factores de crecimiento hematopoyéticos pueden ayudar a que los recuentos sanguíneos lleguen a un nivel más cercano a lo normal.

Los factores de crecimiento hematopoyéticos son sustancias semejantes a las hormonas que ayudan a la médula ósea a producir nuevas células sanguíneas. El organismo produce naturalmente estas sustancias, aunque los científicos han encontrado maneras de producir grandes cantidades de ellas en el laboratorio. Los pacientes pueden recibir estos factores en dosis mayores que las que podría producir su propio cuerpo.

 

Otros medicamentos que aumentan los niveles de células sanguíneas de diferentes maneras también podrían ser útiles para algunas personas.

Por lo general, los pacientes reciben los factores de crecimiento y medicamentos similares mediante inyecciones subcutáneas (por debajo de la piel). Las inyecciones subcutáneas las puede aplicar su médico, o usted o sus familiares pueden aprender a hacerlo en casa.

Factores de crecimiento de glóbulos rojos

  • La epoetina (Epogen o Procrit) es una versión artificial del factor de crecimiento llamado eritropoyetina que promueve la producción de glóbulos rojos. Puede ayudar a algunos pacientes a evitar transfusiones de glóbulos rojos. Administrar a algunos pacientes epoetina y G-CSF (consulte “Factores de crecimiento de glóbulos blancos”) puede mejorar su respuesta a la epoetina.
  • La darbepoyetina alfa (Aranesp) es una forma de epoetina de acción prolongada que funciona de la misma manera, pero que fue diseñada para ser administrada con menos frecuencia.
  • El luspatercept (Reblozyl) no es una versión artificial de un factor de crecimiento natural, pero es otro medicamento que puede ayudar al cuerpo a producir glóbulos rojos más saludables. Conocido como un agente de maduración de glóbulos rojos, este medicamento afecta a las proteínas TGF-β en la médula ósea. Las proteínas TGF-β, normalmente ayudan a controlar la rapidez con la que las nuevas células de la médula ósea maduran en glóbulos rojos que funcionan, de modo que no hay demasiados o muy pocos de ellos en el cuerpo. Al actuar sobre proteínas específicas de TGF-β, el luspatercept ayuda a la médula ósea a producir más glóbulos rojos maduros y saludables.

Factores de crecimiento de glóbulos blancos

  • El factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF, filgrastim o Neupogen) y el factor estimulante de colonias de granulocitos y macrófagos (GM-CSF, sargramostim, o Leukine) pueden mejorar la producción de glóbulos blancos. Estos factores no se utilizan rutinariamente para prevenir las infecciones, pero pueden beneficiar a algunos pacientes con MDS cuyo problema principal es la disminución de los glóbulos blancos y que presentan infecciones frecuentes.
  • El pegfilgrastim (Neulasta) es una forma de G-CSF de acción prolongada que funciona de la misma manera, pero que se puede administrar con menos frecuencia.

Factores de crecimiento de plaquetas

  • Medicamentos llamados agonistas del receptor de la trombopoyetina, como romiplostim (Nplate) y eltrombopag (Promacta) podrían ayudar a algunas personas con MDS que tienen niveles muy bajos de plaquetas, aunque esto todavía se está estudiando.
  • Un medicamento llamado oprelvekin (interleukin-11, IL-11 o Neumega) puede ser usado para elevar los recuentos de plaquetas después de la quimioterapia. También se puede emplear para combatir algunas otras enfermedades. Pero para la mayoría de los pacientes de MDS, este medicamento no ha demostrado ser muy útil.

Se están realizando estudios para encontrar la mejor manera de predecir qué pacientes se beneficiarían de los factores de crecimiento y medicamentos similares,  y determinar la mejor manera de combinar factores de crecimiento entre sí y con otros tratamientos, como quimioterapia.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: enero 22, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.