Trasplante de células madre para el síndrome mielodisplásico

Un trasplante de células madre (SCT) actualmente ofrece la única posibilidad real de curar el síndrome mielodisplásico (MDS), aunque puede que muchos pacientes con MDS no sean elegibles para este tratamiento. En este tratamiento, el paciente recibe altas dosis de quimioterapia y/o irradiación corporal total para destruir las células en la médula ósea (incluyendo las células anormales de la médula ósea). Luego el paciente recibe células madre nuevas productoras de sangre.

Existen dos tipos principales de trasplantes de células madre:

  • Para un alotrasplante (alogénico) de células madre, después de destruir la médula ósea, el paciente recibe células madre productoras de sangre de otra persona (un donante). Este es el tipo de trasplante que generalmente se utiliza para MDS. Los mejores resultados de este tratamiento suelen darse cuando el tipo de células del donante (también conocido como el tipo HLA) es muy compatible al tipo celular del paciente y el donante es un familiar cercano, como un hermano o una hermana. Con menos frecuencia, el donante es compatible con el paciente, pero no es un familiar.
  • Por otro lado, en un autotrasplante (autólogo) de células madre, al paciente se le regresan sus propias células madre (que fueron extraídas antes del tratamiento). Por lo general, este tipo de trasplante no se emplea para pacientes con MDS, ya que sus médulas óseas contienen células madre anormales.

Los alotrasplantes de células madre pueden causar efectos secundarios graves, incluso mortales, por lo que normalmente se realizan en pacientes jóvenes que están en relativamente buena salud. Se han realizado trasplantes con éxito en pacientes de 60 a 69 años o incluso de 70 a 79 años de edad, aunque en pacientes de edad más avanzada, estos trasplantes se realizan generalmente utilizando menos quimioterapia y/o, radiación intensiva (intensidad reducida). Las dosis más bajas tal vez no eliminen todas las células de la médula ósea, pero son suficientes para permitir que las células del donante tomen control y crezcan en la médula ósea. Estas dosis más bajas también pueden causar menos efectos secundarios, lo que hace a este tipo de trasplante uno más fácil de tolerar para pacientes de edad más avanzada. Aun así, es posible que surjan algunos efectos secundarios graves.

Efectos secundarios

Los primeros efectos secundarios de un trasplante de células madre son similares a los efectos secundarios esperados de la quimioterapia y la radiación, solo que son más graves. Los recuentos bajos de células sanguíneas son uno de los efectos secundarios más graves que pueden provocar riesgos de infecciones y hemorragias graves.

Otro posible efecto secundario más grave de los alotrasplantes se conoce como enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, por sus siglas en inglés)  que ocurre cuando las nuevas células inmunitarias (del donante) identifican a los tejidos del paciente como extraños y  los atacan. La GVHD puede afectar cualquier parte del cuerpo y puede poner en peligro la vida.

Aunque actualmente el alotrasplante de células madre es el único tratamiento que puede curar a algunas personas con síndromes mielodisplásicos, no toda persona que recibe un trasplante se cura. Además, algunas personas pueden morir a causa de las complicaciones de este tratamiento. Sus probabilidades de cura son mayores si usted es joven y su síndrome mielodisplásico no ha comenzado a convertirse en leucemia. Aun así, los médicos a menudo recomiendan esperar hasta que el MDS alcance una etapa más avanzada antes de considerar un trasplante de células madre.

Para más información sobre los trasplantes de células madre, consulte Trasplante de células madre para tratar el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: January 22, 2018 Last Revised: January 22, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.