Cánceres posteriores a los tumores neuroendocrinos pancreáticos

Las personas que han tenido un tumor neuroendocrino pancreático pueden verse afectadas por varios problemas de salud, pero a menudo su mayor preocupación consiste en enfrentarse a otro cáncer. Cuando un cáncer regresa después del tratamiento se dice que ha ocurrido una recurrencia. Sin embargo, algunas personas que han padecido cáncer llegan a padecer un nuevo cáncer, no relacionado con el primero. A este se le denomina cáncer posterior.

Desafortunadamente, recibir tratamiento contra un cáncer no significa que no pueda padecer otro cáncer. Las personas que han tenido un tumor neuroendocrino pancreático aún pueden padecer los mismos tipos de cáncer que otras personas padecen. De hecho, estas personas podrían presentar un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Las personas que tienen o han tenido un tumor neuroendocrino pancreático también pueden padecer  cualquier otro tipo de cáncer posterior, pero tienen un mayor riesgo que la población general de padecer:

Lo que usted puede hacer

Muchas personas con un tumor neuroendocrino pancreático se tratan con medicamentos que mantienen la enfermedad bajo control sin curarla, por lo que deben consultar a sus médicos regularmente. Informe a su médico si nota cualquier nuevo síntoma o problema, ya que podría deberse a que el tumor neuroendocrino pancreático esté empeorando, a una nueva enfermedad o a otro cáncer.

Todas las personas con un tumor neuroendocrino pancreático deben evitar el humo del tabaco. El hábito de fumar está relacionado con un mayor riesgo de muchos tipos de cáncer y podría aumentar aún más el riesgo de algunos de los otros cánceres observados en pacientes con tumores neuroendocrinos pancreáticos. También deben mantenerse al corriente con las pruebas de detección temprana para otros tipos de cáncer. 

Para ayudar a mantener un buen estado de salud, los sobrevivientes de este tipo de cáncer deberán también:

  • Lograr y mantener un peso saludable
  • Mantenerse físicamente activos y limitar el tiempo estando sentados o acostados
  • Seguir un patrón de alimentación saludable que incluya una variedad colorida de frutas y verduras, así como de granos integrales, y que a su vez limite o evite el consumo de carnes rojas y procesadas, al igual que de bebidas azucaradas y alimentos altamente procesados
  • Lo mejor es no tomar bebidas con alcohol. En caso de hacerlo, se deberá no tomar más de una (1) bebida para las mujeres y dos (2) bebidas para los hombres, por día.

Estas medidas también pueden ayudar a reducir el riesgo de muchos otros problemas de salud. Para más información, consulte la Guía de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre nutrición y actividad física para la prevención del cáncer.

Refiérase al contenido sobre segundos cánceres en adultos para más información sobre las causas de un cáncer posterior.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: octubre 30, 2018 Actualización más reciente: junio 9, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.