Niños diagnosticados con cáncer: qué esperar del sistema de atención médica

Cuando un niño o adolescente es diagnosticado con cáncer, los padres y demás familiares tendrán que sobrellevar y afrontar muchos desafíos. A continuación se presentan algunas ideas que le ayudarán a entender y navegar a través del sistema de atención médica tras el diagnóstico de su hijo. Esta información corresponde a una serie de documentos para padres y seres queridos de un niño con cáncer. Los otros documentos contienen información sobre cómo afrontar el diagnóstico de cáncer, regreso a la escuela, cómo lidiar con los efectos a largo plazo del tratamiento y los asuntos financieros y de seguro médico. Aunque parte de esta serie está disponible solo en inglés, el resto podrá encontrarla tanto en inglés como en español.

Cuando un menor de edad es diagnosticado y recibe tratamiento contra el cáncer, tanto el paciente como su familia son introducidos a un mundo complejo y con frecuencia atemorizante de la medicina moderna. Los hospitales y centros de atención médica pueden ser lugares grandes y confusos. Los cuartos de hospital pueden ser intimidantes. Los profesionales del equipo de atención médica tienen que hacer preguntas, realizar estudios y proporcionar información, pero los términos médicos pueden ser totalmente desconocidos. Hay que llenar muchos formularios; se requerirá hacer llamadas a la compañía de seguro médico o a los proveedores de atención médica administrada para consultar aspectos sobre la cobertura, obtener aprobación para la realización de exámenes y procedimientos médicos, o preguntar sobre el pago de la atención.

Y todos estos nuevos retos es algo que podrán aprender a sobrellevar. A medida que transcurra el tiempo y vayan adquiriendo experiencia, usted y su hijo se familiarizan con los centros de atención médica y los demás lugares para recibir el tratamiento. Aprenderán las rutas y descubrirán atajos para llegar a los lugares a los que tienen que acudir en el hospital, y hasta encontrarán sitios en los que puedan tener la privacidad necesaria. Comenzarán a familiarizarse con el personal médico y ciertas relaciones interpersonales clave comienzan a surgir.