Cuando alguien que usted conoce tiene cáncer

Puede resultar difícil enterarse que alguien que usted conoce tiene cáncer. Si usted es una persona muy allegada, esto puede ser un momento de mucha angustia y tensión también para usted. Si no se siente cómodo(a) hablando sobre el cáncer, podría ser que no sea la persona más adecuada para hablar a su amigo(a) en este momento. Puede que necesite tiempo para asimilar sus propios sentimientos. Incluso puede explicar a su amigo(a) que usted tiene dificultad en hablar sobre cáncer. Podría tener la capacidad de ayudar en encontrar a alguien más quien se sienta más cómodo al hablar sobre esto mediante la búsqueda en grupos de ayuda o conectándole con alguien en su comunidad o grupo religioso.

Pero si usted siente que quiere estar ahí para ayudar a la persona allegada con cáncer, a continuación se mencionan algunas sugerencias para escuchar, hablar y estar alrededor de su ser querido. La comunicación y la flexibilidad son la clave del éxito.

Cómo hablar con alguien que tiene cáncer

Cuando se habla con alguien que tiene cáncer, lo más importante es escuchar a la persona. Trate de escucharle y comprender cómo se siente. No subestime, juzgue ni trate de cambiar la manera en que la persona se siente o actúa. Hágale saber que cuenta con su disposición para que hablen en cualquier momento en que lo desee. En caso de que no sienta deseos de hablar de ello en ese momento, dígale que eso también está bien. Puede expresar a la persona que tiene cáncer que usted está disponible para escucharle cuando así lo entienda pertinente.

Podrá haber momentos en que la incertidumbre y el miedo provoquen que la persona con cáncer se sienta enojada, deprimida o encerrada en sí misma. Esto es normal, y una parte del proceso de aflicción por lo perdido a causa del cáncer (como la salud, las energías, el tiempo). Con el paso del tiempo, la mayoría de las personas logra adaptarse a su nueva realidad y a seguir adelante. Algunas pueden necesitar la ayuda adicional de un grupo de apoyo o de un profesional de la salud mental para aprender a lidiar con los cambios que el cáncer ha traído a sus vidas.

Alguien con cáncer podría sentir culpabilidad de que hicieron algo que haya provocado la enfermedad. Algunas personas podrían hacerse sentir culpables a sí mismas al preguntar otros si acaso ellos consideran que la persona hizo cosas en su pasado que pudiera haber contribuido al desarrollo de la enfermedad. Todo esto es referido como un estigma que en ocasiones puede hacer que una persona se culpe a sí misma por su enfermedad o para sentirse excluida, deprimida o como si no pudiera contar con mucho apoyo por parte de los demás. Esto puedo afectar la forma en que se aborda el tratamiento, afectando la calidad de vida y podría incluso interferir en que acudan a la atención médica de seguimiento. Si alguien se siente estigmatizado(a) por su diagnóstico, usted debe reasegurar que su ser querido sepa que usted se interesa por su bienestar. Ayúdele al hacerle saber que no es posible cambiar lo que podría haber ocurrido en el pasado, y que sí pueden tomar control de su vida y de su atención médica a partir de ahora en adelante.

Algunas personas con cáncer podrían hablar sobre asuntos relacionados con su muerte y el futuro de su familia, o sobre otros temores que tengan. Usted no siempre tiene que tener una réplica a todo lo que digan, pero sí debe estar preparado para escuchar cosas que no resulten gratas de escuchar sobre ideas y pensamientos que la personas con cáncer esté teniendo. Si le piden que usted dé su opinión sobre la enfermedad, el tratamiento u otros asuntos relacionados durante el transcurso de esto, procure mantener un diálogo abierto y honesto sin intentar dar una respuesta a las preguntas que usted no tiene forma de responder.

Si desconoce qué decir a una persona que tiene cáncer, no está solo. Es posible que usted no conozca muy bien a la persona o puede que se trate de una relación cercana. Esta situación puede ser aún más difícil en el trabajo porque las relaciones con los compañeros son tan variadas. Tal vez no conozca bien a la persona, o tal vez hayan trabajado juntos muchos años y sean buenos amigos.

Lo más importante que puede hacer es hacer mención de la situación en cierta manera que muestre su interés y que también está al pendiente. Puede dar muestras de aliento y/o ofrecer su apoyo en lo posible. A veces, las expresiones más sencillas son las que tienen más significado. Y a veces, tan sólo escuchar es el mayor apoyo que puede ofrecer,

a la vez que procura que su interacción sea honesta y abierta. A continuación le presentamos algunas ideas:

  • “No sé qué decir, pero quiero que sepas que realmente quiero apoyarte.”
  • “Lamento saber que estás pasando por esto.”
  • “¿Cómo sigues?”
  • “Si quieres hablar de ello, aquí estoy.”
  • “Por favor dime en qué te puedo ayudar.”
  • “Estaré pensando en ti.”

Aunque es bueno tratar de alentar, es importante no mostrar un optimismo falso o decirle a la persona con cáncer que se mantenga con una actitud positiva. Esto podría ser visto como una forma de minimizar las preocupaciones y los miedos reales o los sentimientos de tristeza. También puede ser tentador decir que sabe cómo se siente, pero aunque usted puede que sepa que éste es un momento difícil, nadie puede saber exactamente cómo se siente una persona con cáncer.

Emplear un buen sentido del humor puede ser una manera importante para sobrellevar la enfermedad; también puede ser otra forma de apoyo y aliento. Ésta puede ser una buena manera de aliviar el estrés y de desconectarse un poco de una situación tan seria. Sin embargo, usted nunca querrá hacer chistes a menos que sepa con seguridad que la persona con cáncer puede sobrellevar esto con el humor correspondiente. Deje que la persona con cáncer tome la iniciativa; es saludable si la persona encuentra algo gracioso sobre los efectos secundarios, como la pérdida del cabello o el aumento en su apetito, y usted seguramente puede reírse con la persona.

Cuando luzca bien, ¡dígaselo! Evite comentarios cuando la apariencia no sea tan buena, tales como “te ves pálido” o “has bajado de peso”. Es muy probable que la persona esté muy consciente de ello, y puede que ésta se sienta apenada por el comentario.

Por lo general es mejor no contar historias acerca de parientes o amigos que hayan tenido cáncer. Todos son diferentes, y puede ser que estas historias no ayuden. En su lugar, está bien hacerle saber que usted está familiarizado con el cáncer debido a que ya ha tenido la experiencia con alguien más. Así, la persona con cáncer podría continuar la conversación a partir de ahí si así lo desea.

Respeto a la privacidad de alguien que tiene cáncer

Si la persona le dice que tiene cáncer, no se lo debe decir a nadie más sin su permiso. Deje que la misma persona con la enfermedad sea quien informe. Si alguien más le pregunta sobre ello, puede decir que realmente no es usted a quien correspondería hablar de esto, pero seguramente la persona en cuestión aprecia que se preocupen por ella. Y podrá concluir diciendo que le informará a la persona en cuestión que han preguntado por ella.

Tal vez sienta raro si oye a manera de rumor, chisme o cotilleo que alguien tiene cáncer. Usted podría preguntarle a la persona que le dijo esto, si es algo que todos saben. Si no lo es, probablemente no le deba decir nada a la persona con cáncer. Pero si todos lo saben, ¡no lo ignore! Le podría decir a la persona con cáncer, de manera afectuosa, “supe lo que está pasando, y lo siento mucho”.

Puede que se sienta enojado(a) o lastimado(a) si alguien con quien tiene una estrecha relación, no le contó inmediatamente sobre su diagnóstico de cáncer. Pero sin importar cuán cercana sea su relación, puede que a una persona le tome tiempo ajustarse emocionalmente y estar lista para compartir su situación. No lo tome como algo personal. Mejor concéntrese en cómo puede ayudar a la persona, ahora que ya lo sabe.

¿Cómo puedo superar la sensación de tensión alrededor de alguien que tiene cáncer?

Sentirse apenado por alguien con cáncer, o sentir algo de culpa por contar con una buena salud son reacciones normales. Sin embargo, usted hace que estos sentimientos sean útiles al convertirlos en ofrecimientos de apoyo. Al preguntar cómo puede apoyar puede eliminar algo de esta incomodidad. El cáncer es una enfermedad que produce miedo, y puede crear mucha dificultad para quienes no han tratado con ella. No sienta vergüenza de sus propios temores o incomodidades. Exprésele a la persona con cáncer sus sentimientos con sinceridad. Tal vez vea que hablar sobre esto es más fácil de lo que pensó.

El cáncer a menudo nos hace pensar sobre nuestra propia mortalidad. Si tiene más o menos la misma edad que la persona que tiene cáncer, o si tienen una relación muy cercana, tal vez esta experiencia resulte muy inquietante. Tal vez note sentimientos similares a los que siente la persona con cáncer: incredulidad, tristeza, incertidumbre, enojo, insomnio y temor sobre su propia salud. Si esto le llega a ocurrir a sobremanera, tal vez quiera buscar ayuda de algún profesional de la salud emocional, o algún grupo de apoyo local. Si su compañía cuenta con algún programa de ayuda para los empleados (Employee Assistance Program - EAP), usted puede contactar a un consejero. También puede usar otras fuentes de asesoría, como su proveedor de seguro médico o servicios de apoyo religioso.

¿Cómo la gente sobrelleva el cáncer?

La gente desarrolla todo tipo de estilos de sobrellevar las situaciones durante sus vidas. Algunos son muy reservados, mientras que otros son más abiertos y hablan acerca de sus emociones. Estos estilos para salir adelante ayudan a la gente a manejar situaciones personales que sean difíciles, aunque algunos estilos funcionan mejor que otros.

Algunos usan el humor y encuentran que es un alivio ante la naturaleza tan seria de su enfermedad. Pero algunos puede que se retraigan y se aíslen de los familiares y amigos. Un diagnóstico de cáncer genera muchos cambios. Las personas a menudo tratan de mantener tanto control como puedan para sentir mayor seguridad. Algunas personas experimentan demasiado enojo o tristeza. Podría deberse a que estén lamentando la pérdida de una autoimagen sana, o la pérdida del control sobre sus vidas.

Algunas personas descubren que les ayuda simplemente mantener la esperanza y hacer lo que se pueda por conservarla. La esperanza implica distintas cosas para cada persona, y la gente puede tener esperanza por muchas cosas mientras enfrenta el cáncer.

Podría suponer que alguien que es positivo y optimista debe estar negando el hecho de que tiene cáncer. Si la persona con cáncer aparenta estar en una actitud positiva y no estar afectada por el hecho de tener cáncer, no debe suponer que esté negando la enfermedad. Aprovechar el día al máximo puede ser simplemente una forma de enfrentar su situación. Mientras esté recibiendo atención médica, probablemente no se esté negando que tiene cáncer, y su estilo personal de enfrentar la enfermedad debe ser respetado. Para más información, refiérase a Cómo enfrentar el cáncer en la vida diaria.

Existen muchas fuentes de apoyo para las personas que se están enfrentando al cáncer. Entre estas se incluyen programas de la Sociedad Americana Contra El Cáncer como Recuperación A Su Alcance, el cual atiende a mujeres que estén afrontando el cáncer de seno. Además existen opciones de grupos de apoyo locales a través de la Sociedad Americana Contra el cáncer, pero incluso para aquellos que están disponibles vía Internet como la Red De Sobrevivientes De Cáncer, también hay otras grupos independientes a la Sociedad Americana Contra El Cáncer, como Apoyo Comunitario Contra El Cáncer, Red de Esperanza Contra El Cáncer y CancerCare, por mencionar algunos.

Algunas de nuestras oficinas locales podrían asistir con transportación e informarle sobre otras fuentes de apoyo disponibles. Póngase en contacto con su Sociedad Americana Contra El Cáncer para obtener información sobre los servicios locales disponibles en donde vive su ser querido.

¿Qué hacer si el cáncer regresa?

En algunos casos, el cáncer en una persona regresa (recurrencia del cáncer) lo cual podría implicar el volver a aplicar el tratamiento empleado, o comenzar con un nuevo tipo de tratamiento. Puede que la persona con cáncer reaccione igual o de una forma diferente a como reaccionó la primera vez. De nuevo, la comunicación es clave. La mayoría de la gente se altera mucho al enterarse de que ha regresado la enfermedad. Puede que sientan que ya no cuentan con reservas físicas ni emocionales para afrontar la situación o que se sientan tan empoderadas para mantenerse tan fuertes como les sea posible. Puede que expresen que esperaban que algo así ocurriera o que manifiesten que están listas para afrontar la enfermedad una vez más. Usted puede ayudar más al contar con la preparación adecuada para comunicarse mejor con la persona con cáncer.

¿Y qué sucede si la persona se niega a recibir más tratamiento contra el cáncer?

En algún punto durante el transcurso de la enfermedad, puede que el paciente decida a dejar de recibir tratamiento contra la enfermedad. Puede que usted sienta que la persona se está rindiendo ante la enfermedad, lo cual puede resultar inquietante o frustrante. Podría hacer que no esté de acuerdo con esto, pero lo importante es manifestar su apoyo dando un espacio en el que la persona pueda decidir lo que considera mejor para sí, su bienestar y calidad de vida.

Incluso después de que una persona decide dejar de recibir tratamiento contra el cáncer, es importante asegurase de que sepa y entienda completamente cuáles son sus opciones ante esta nueva decisión. Uste podría sugerir a la persona hable con un integrante del equipo de profesionales médicos a cargo de su atención sobre la decisión tomada. Algunas personas sí lo harán, mientras que otras decidirán no hacerlo. Incluso tras haberlo hablado con un profesional médico, no es de sorprender que la personas mantenga su decisión por dejar de recibir tratamiento. Uste simplemente continúe manifestándole su apoyo.

La atención de paliativa puede ayudar a cualquier persona con cáncer, incluso a aquellas que están seguras que han decidido dejar de recibir tratamiento contra su enfermedad. La atención paliativa se centra en aliviar los malestares y los síntomas como el dolor o las náusea, y no tanto en combatir la enfermedad del cáncer en sí. Ayuda a la persona a sentirse tan bien como sea posible por el mayor tiempo posible.

La persona que se rehúsa al tratamiento contra el cáncer podría estar dispuesta a recibir los servicios de un programa de hospicio. La atención de hospicio trata los síntomas de la persona de tal forma que en sus últimos días pueda vivir dignamente y con calidad, rodeado de sus seres queridos. El programa de cuidados de hospicio (cuando el final de la vida se acerca) también se centra en la familia, incluye al paciente y a los miembros de la familia en la toma de decisiones.

Anime a quien haya decidido dejar de recibir tratamiento contra el cáncer a que hable entones con un integrante de su equipo de profesionales médicos sobre la atención paliativa y la atención de hospicio.

Cómo enfrentar la etapa final de la vida

Cuando los tratamientos contra el cáncer dejan de surtir su efecto en alguien con la enfermedad, puede que resulte en un momento de mucho temor para quienes le rodean. No importa cuán difícil sea, lo que sigue siendo importante es estar allí con la persona en ese momento para manifestarle su apoyo. Procure mantenerse presente en un segundo plano y en disposición cuando se requiera de su ayuda.

Algunas personas se preocupan sobre qué decir cuando la persona con cáncer habla o pregunta sobre su muerte. Escuche y mantenga una conversación abierta y honesta. Evite el querer responder a preguntas para las cuales no hay respuesta. Ofrezca su apoyo al ayudar a ponerse en contacto con el equipo de atención médica cuando se requiera. No existen las palabras perfectas para ser dichas cuando alguien está por afrontar el final de la vida, pero a menudo con su sola presencia y apoyo resulta más que suficiente para la persona.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

American Cancer Society. Cancer Facts and Figures 2016. Atlanta, Ga: American Cancer Society. 2016.

Costa-Requena G, Ballester Arnal R, Gil F. The influence of coping response and health-related quality of life on perceived social support during cancer treatment. Palliat Support Care. 2014;28:1-7.

Kroenke CH, Kubzansky LD, Schernhammer ES, Holmes MD, Kawachi I. Social networks, social support, and survival after breast cancer diagnosis. J Clin Oncol. 2006;24(7):1105-1111.

Leung J, Pachana NA, McLaughlin D. Social support and health-related quality of life in women with breast cancer: a longitudinal study. Psychooncology. 2014 Apr 3.

Lillberg K, Verkasalo PK, Kaprio J, et al. Stressful life events and risk of breast cancer in 10,808 women: a cohort study. Am J Epidemiol. 2003;157(5):415-423.

Nakaya N, Tsubono Y, Hosokawa T, et al. Personality and the risk of cancer. J Natl Cancer Inst. 2003;95(11):799-805.

Nakaya N, Tsubono Y, Nishino Y. Personality and cancer survival: the Miyagi cohort study. Br J Cancer. 2005;92(11):2089-2094.

Sahin ZA, Tan M. Loneliness, depression, and social support of patients with cancer and their caregivers. Clin J Oncol Nurs. 2012;16(2):145-149.

Sultan S, Fisher DA, Voils CI, et al. Impact of functional support on health-related quality of life in patients with colorectal cancer. Cancer. 2004;101(12):2737-2743.

Referencias

American Cancer Society. Cancer Facts and Figures 2016. Atlanta, Ga: American Cancer Society. 2016.

Costa-Requena G, Ballester Arnal R, Gil F. The influence of coping response and health-related quality of life on perceived social support during cancer treatment. Palliat Support Care. 2014;28:1-7.

Kroenke CH, Kubzansky LD, Schernhammer ES, Holmes MD, Kawachi I. Social networks, social support, and survival after breast cancer diagnosis. J Clin Oncol. 2006;24(7):1105-1111.

Leung J, Pachana NA, McLaughlin D. Social support and health-related quality of life in women with breast cancer: a longitudinal study. Psychooncology. 2014 Apr 3.

Lillberg K, Verkasalo PK, Kaprio J, et al. Stressful life events and risk of breast cancer in 10,808 women: a cohort study. Am J Epidemiol. 2003;157(5):415-423.

Nakaya N, Tsubono Y, Hosokawa T, et al. Personality and the risk of cancer. J Natl Cancer Inst. 2003;95(11):799-805.

Nakaya N, Tsubono Y, Nishino Y. Personality and cancer survival: the Miyagi cohort study. Br J Cancer. 2005;92(11):2089-2094.

Sahin ZA, Tan M. Loneliness, depression, and social support of patients with cancer and their caregivers. Clin J Oncol Nurs. 2012;16(2):145-149.

Sultan S, Fisher DA, Voils CI, et al. Impact of functional support on health-related quality of life in patients with colorectal cancer. Cancer. 2004;101(12):2737-2743.

Actualización más reciente: junio 1, 2021

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.