¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el cáncer de riñón?

En muchos centros médicos, hospitales universitarios y otras instituciones de todo el país se están llevando a cabo investigaciones sobre las causas, la detección, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de riñón (carcinoma de células renales).

Opciones de tratamiento para el carcinoma renal de células granulares  (no claras)

El tipo más común de carcinoma de células renales (RCC) es el de células claras. Alrededor del 20% son diferentes subtipos y se les llama carcinomas renales de células granulares (no claras). Los estudios iniciales parecen mostrar que no responden tan bien a los medicamentos de terapia dirigida y parecen tener resultados más desfavorables. Se está investigando más para averiguar cómo se comporta cada subtipo de carcinoma renal de células granulares (no claras) y se espera que esta información ayude a descubrir mejores tratamientos para este tipo de cáncer de riñón.

Terapia dirigida e inmunoterapia

Debido a que la quimioterapia no es muy eficaz contra el cáncer de riñón en etapa avanzada, por lo general se están utilizando combinaciones de medicamentos de terapia inmunológica, combinaciones de terapias inmunológicas con terapias dirigidas, y terapias dirigidas como opción de primera línea para tratar los cánceres de riñón que no se pueden extirpar mediante cirugía o que se han propagado fuera del riñón. Se están realizando más investigaciones para saber qué personas con cáncer de riñón se beneficiarán más de la terapia dirigida, la inmunoterapia o las combinaciones. 

Terapia neoadyuvante

Se evalúa también administrar medicamentos de terapia dirigida antes de la cirugía (llamada terapia neoadyuvante) para saber si esto reduce el tamaño de los tumores grandes y voluminosos de modo que la cirugía sea menos extensa, y para saber si previene la propagación del cáncer con la esperanza de que mejore las tasas de curación. Esto también podría ayudar a las personas a mantener más de su función renal normal

Tratamiento adyuvante

Se estudian también los medicamentos de terapia dirigida que se administran después de la cirugía (llamada terapia adyuvante) para reducir las posibilidades de que el cáncer regrese en pacientes con alto riesgo de recurrencia. Hasta la fecha, el sunitinib (sutent) es el único medicamento de terapia dirigida aprobado en este caso, pero no parece ayudar a las personas a vivir por más tiempo. 

Además de descubrir nuevos medicamentos y buscar la mejor combinación y secuencia de los existentes, un área principal de investigación consiste en descubrir las mejores maneras de seleccionar el mejor tratamiento para cada persona. Los investigadores están analizando los factores que podrían provocar que el cáncer de una persona tenga más probabilidad de responder a  cierto medicamento. Esto puede aumentar las probabilidades de beneficiarse de una terapia y de reducir las probabilidades de que una persona reciba un tratamiento que probablemente no le beneficie (y que podría aun causar efectos secundarios).

Predecir la respuesta al tratamiento

Un efecto secundario común de la terapia dirigida es la hipertensión arterial. Un estudio ha demostrado que las personas que desarrollaron hipertensión arterial mientras tomaban el sunitinib respondieron mejor al tratamiento que aquellas cuya presión arterial se mantuvo normal. Se está investigando más para tratar de averiguar qué otros factores vistos durante el tratamiento de terapia dirigida podrían ayudar a predecir cuáles cánceres están respondiendo o no, de modo que se puedan hacer ajustes si es necesario.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: febrero 1, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.