Factores de riesgo para el cáncer de riñón

Un factor de riesgo es todo aquello que está vinculado a su probabilidad de padecer una enfermedad, como el cáncer.  Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros factores, como su edad o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

No obstante, el tener un factor de riesgo, o incluso varios factores, no significa que una persona padecerá la enfermedad. Además, algunas personas que adquieren la enfermedad puede que tengan pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos. Aun cuando una persona con cáncer de riñón tiene un factor de riesgo, a menudo es muy difícil saber cuánto contribuyó ese factor de riesgo al cáncer.

Los científicos han descubierto que varios factores de riesgo hacen que una persona sea más propensa a padecer cáncer de riñón.

Tabaquismo

El hábito de fumar aumenta el riesgo de carcinoma de células renales (RCC). El riesgo aumentado parece estar relacionado con la cantidad de tabaco que usted fuma. Si deja de fumar el riesgo disminuye, pero toma muchos años alcanzar el nivel de riesgo de una persona que nunca ha fumado.

Obesidad

Las personas que tienen mucho sobrepeso tienen un mayor riesgo de padecer carcinoma de células renales. La obesidad podría causar algunos cambios en ciertas hormonas que pueden inducir el carcinoma de células renales.

Hipertensión arterial (presión alta)

El riesgo de cáncer de riñón es mayor en las personas con hipertensión arterial. Este riesgo no parece reducirse incluso si alguien está tomando medicamentos para tratar la hipertensión arterial. 

Antecedentes familiares del cáncer de riñón

Las personas con fuertes antecedentes familiares de cáncer de células renales (sin ninguno de los padecimientos hereditarios presentados a continuación) tienen una probabilidad más alta de padecer este cáncer. Este riesgo es mayor para personas que tienen un hermano o hermana con cáncer. No se ha esclarecido si esto se debe a que los hermanos tienen genes en común o a que ambos estuvieron expuestos a un mismo factor ambiental, o a una combinación de ambas causas.

Exposición en el lugar de trabajo

Muchos estudios han sugerido que la exposición a ciertas sustancias en el lugar de trabajo, como tricloroetileno, aumenta el riesgo de carcinoma de células renales.

Género

El carcinoma de células renales es aproximadamente dos veces más frecuente en los hombres que en las mujeres. Parte de esta diferencia puede que se deba a que los hombres son más propensos a fumar y a estar expuestos en el trabajo a químicos que causan cáncer.

Raza

Los estadounidenses de raza negra presentan un índice levemente mayor de cáncer de células renales en comparación con los de raza blanca. Las razones de esto no están claras.

Ciertos medicamentos

Acetaminofeno: algunos estudios han sugerido que el acetaminofeno, un medicamento contra el dolor común, podría estar vinculado a un aumento en el riesgo de carcinoma de células renales.

Enfermedad renal avanzada

Las personas con enfermedad renal avanzada, especialmente aquéllas que requieren de diálisis, presentan un mayor riesgo de carcinoma de células renales. (La diálisis es un tratamiento que se usa para liberar las toxinas de su cuerpo si sus riñones no funcionan correctamente).

Factores de riesgos genéticos y hereditarios

Algunas personas heredan genes que pueden aumentar sus probabilidades de padecer ciertos tipos de cáncer. El ADN que se encuentra en cada una de sus células y que hereda de sus padres podría tener cambios que le dan este riesgo. Algunas afecciones hereditarias poco comunes pueden causar cáncer de riñón. Resulta importante que las personas que tienen causas hereditarias de carcinoma de células renales consulten frecuentemente con sus doctores, especialmente si ya han recibido un diagnóstico de este cáncer. Algunos médicos recomiendan estudios por imágenes regularmente (por ejemplo, tomografías computarizadas) para detectar nuevos tumores renales en estas personas.

Las personas que presentan las afecciones aquí incluidas tienen un riesgo mucho mayor de cáncer de riñón, aunque éstas en general solo representan una pequeña cantidad de todos los casos (de cáncer de riñón).

Enfermedad de von Hippel-Lindau

Las personas con esta afección a menudo desarrollan varias clases de tumores y quistes (sacos llenos de líquido) en diferentes partes del cuerpo. Estas personas tienen un mayor riesgo de carcinoma renal de células claras, especialmente a una edad más temprana.  También podrían presentar tumores benignos en sus ojos, el cerebro, la médula espinal, el páncreas, y otros órganos; así como un tipo de tumor de las glándulas suprarrenales llamado feocromocitoma. Esta afección es causada por mutaciones (cambios) en el gen de von Hippel-Lindau (VHL).

Carcinoma renal papilar hereditario

Las personas con este padecimiento tienen una tendencia a desarrollar uno o más carcinomas papilares de células renales, pero no tienen tumores en otras partes del cuerpo, como es el caso con otros padecimientos presentados aquí. Por lo general, este trastorno se relaciona con cambios en el gen MET.

Carcinoma renal asociado a leiomiomatosis hereditaria

Las personas con este síndrome desarrollan tumores de músculo liso llamados leiomiomas (fibromas) de la piel y útero (en mujeres), y presentan un mayor riesgo de desarrollar cáncer papilar de células renales. Ha sido asociado con cambios en el gen FH.

Síndrome de Birt-Hogg-Dube (BHD)

Las personas con este síndrome desarrollan muchos tumores pequeños y benignos de la piel y presentan un mayor riesgo de diferentes clases de tumores renales, incluyendo los cánceres de células renales y los oncocitomas. Pueden también presentar tumores benignos o malignos de varios otros tejidos. El gen relacionado con este síndrome es conocido como FLCN.

Cáncer renal familiar

Las personas con esta afección desarrollan tumores llamados paragangliomas de la región de la cabeza y el cuello, y cánceres de tiroides. Estas personas también tienden a padecer cáncer de riñón en ambos riñones antes de los 40 años. Este cáncer es causado por defectos en los genes SDHB y SDHD.

Síndrome de Cowden

Las personas con este síndrome tienen un alto riesgo de cáncer de seno, tiroides y riñón. Ha sido asociado con cambios en el gen PTEN.  

Esclerosis tuberosa

Las personas con este síndrome desarrollan muchos tumores, generalmente benignos (no cancerosos) en diferentes partes del cuerpo incluyendo la piel, el cerebro, los pulmones, los ojos, los riñones y el corazón. Aunque los tumores de riñón suelen ser benignos, en ocasiones pueden ser  carcinoma renal de células claras. Este cáncer es causado por defectos en los genes TSC1 y TSC2.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: febrero 1, 2020 Actualización más reciente: febrero 1, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.