Etapas de la leucemia mieloide crónica

A la mayoría de los tipos de cáncer se le asigna una etapa (estadio) según el tamaño del tumor y la extensión de la propagación del cáncer. Determinar la etapa puede ser útil para tomar las decisiones sobre el tratamiento y predecir el pronóstico.

Sin embargo, debido a que la leucemia mieloide crónica es una enfermedad de la médula ósea, no se clasifica como la mayoría de los cánceres. El pronóstico de una persona con CML depende de la fase de la enfermedad y de la cantidad de blastos en la médula ósea, así como otros factores, como la edad del paciente, los recuentos sanguíneos y si el bazo está agrandado.

Fases de la leucemia mieloide crónica

La CML se clasifica en tres grupos que ayudan a determinar el pronóstico. Los médicos llaman fases a estos grupos, en lugar de etapas. Las fases se basan principalmente en el número de glóbulos blancos inmaduros (blastos) que se observan en la sangre o en la médula ósea. Diferentes grupos de expertos han sugerido límites ligeramente diferentes para definir las fases, pero a continuación se describe un sistema común (definido por la Organización Mundial de la Salud). No todos los médicos están de acuerdo o siguen estos límites de las diferentes fases. Si tiene preguntas sobre la fase de su CML, pida a su médico que se la explique de una manera que usted pueda entender.

Fase crónica

Los pacientes cuya leucemia se encuentra en la fase crónica  normalmente tienen menos del 10% de blastos en las muestras de sangre o médula ósea. Estos pacientes generalmente presentan síntomas muy leves (si es que los presentan) y generalmente responden a tratamientos convencionales. La mayoría de los pacientes son diagnosticados en la fase crónica.

Fase acelerada

Se considera que los pacientes están en fase acelerada si se presenta cualquiera de los siguientes:

  • Las muestras de sangre tienen 15% o más, pero menos del 30% de blastos
  • Los basófilos constituyen un 20% o más de la sangre
  • Los basófilos y los promielocitos combinados constituyen un 30% o más de la sangre
  • Recuentos muy bajos de plaquetas (100 x 1.000/mmo menos) que no son causados por el tratamiento
  • Nuevos cambios cromosómicos en las células de la leucemia con el cromosoma Filadelfia

Los pacientes cuya CML está en una fase acelerada pueden presentar síntomas, como fiebre, falta de apetito y pérdida de peso. La CML en la fase acelerada no responde tan bien a los tratamientos como la CML en la fase crónica.

Fase blástica (también denominada fase aguda o crisis blástica)

Las muestras de médula ósea y/o de sangre de un paciente cuya leucemia se encuentra en esta fase tienen 20% o más de blastos. Se observan grandes agrupaciones de blastos en la médula ósea. Las células blásticas se han propagado de la médula ósea a otros tejidos y órganos. Estos pacientes frecuentemente presentan fiebre, poco apetito y pérdida de peso. En esta fase, la CML actúa de forma muy similar a una leucemia aguda.

Factores del pronóstico de la leucemia mieloide crónica

Además de la fase de la CML, hay otros factores que pueden ayudar a dar un pronóstico de supervivencia. Algunas veces estos factores son útiles para seleccionar un tratamiento. Los factores que tienden a relacionarse con una supervivencia más breve se denominan factores de pronóstico adversos.

Factores adversos de pronóstico:

  • Fase acelerada o fase blástica
  • Agrandamiento del bazo
  • Áreas de daño óseo debido al crecimiento de la leucemia
  • Mayor número de basófilos y eosinófilos (ciertos tipos de granulocitos) en las muestras de sangre
  • Número muy alto o muy bajo de plaquetas
  • Tiene 60 años o más
  • Múltiples cambios cromosómicos en las células CML

Muchos de estos factores se toman en cuenta en el sistema Sokal, que desarrolla un valor que se usa para ayudar a determinar un pronóstico. Este sistema toma en cuenta la edad de la persona, el porcentaje de blastos en la sangre, el tamaño del bazo y el número de plaquetas. Estos factores se utilizan para dividir a los pacientes en grupos de riesgo bajo, intermedio o alto. Otro sistema llamado puntaje Euro incluye los factores mencionados y el porcentaje de basófilos o eosinófilos en sangre. Cuanto mayor sea el número de estas células, más desfavorable es el pronóstico.

En el pasado, los modelos Sokal y Euro eran útiles, antes de que los medicamentos más recientes y eficaces para la CML fueran creados. Sin embargo, no está claro qué tan útiles son en la actualidad para predecir el pronóstico de una persona. Los medicamentos de terapia dirigida, como imatinib (Gleevec®) han cambiado el tratamiento de la CML dramáticamente. Estos modelos no se han probado en personas que reciben tratamiento con estos medicamentos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: June 19, 2018 Last Revised: June 19, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.