¿Qué son los síndromes mielodisplásicos?

Los síndromes mielodisplásicos (myelodysplastic syndromes, MDS) son alteraciones que pueden ocurrir cuando las células productoras de sangre en la médula ósea se convierten en células anormales. Esto provoca que bajen los recuentos de uno o más de los tipos de células en la sangre. El síndrome mielodisplásico se considera un tipo de cáncer.

La médula ósea normal

La médula ósea se encuentra dentro de algunos huesos. Está formada por células productoras de sangre, células adiposas y tejidos de sostén. Unas cuantas de las células productoras de sangre son células madre. Las células madre se necesitan para producir nuevas células sanguíneas.

Hay tres tipos principales de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Glóbulos rojos: recogen oxígeno en los pulmones y lo transportan al resto del organismo. Estas células también transportan dióxido de carbono de regreso a los pulmones. La falta de suficientes glóbulos rojos se le llama anemia. Puede causar que una persona se sienta cansada, débil y que luzca pálida. La anemia grave puede causar dificultad para respirar.

Glóbulos blancos (también conocidos como leucocitos): son importantes en la defensa del organismo contra las infecciones. Existen distintos tipos de glóbulos blancos:

  • Granulocitos: glóbulos blancos que tienen gránulos que pueden observarse al microscopio. En la médula ósea, los granulocitos se originan de células jóvenes llamadas mieloblastos. El tipo más común de granulocito es el neutrófilo. La condición en la que el número de neutrófilos en sangre es bajo, se conoce como neutropenia. Esto puede asociarse con infecciones graves.
  • Monocitos: también son importantes para proteger el organismo contra los gérmenes. A las células en la médula ósea que se convierten en monocitos se les llama monoblastos.
  • Linfocitos: producen proteínas llamadas anticuerpos que ayudan al organismo a combatir los gérmenes. Ellos también pueden destruir directamente a estos gérmenes invasores. Usualmente, los linfocitos no se alteran en los síndromes mielodisplásicos.

Plaquetas: se considera un tipo de célula sanguínea, pero en realidad son pequeños fragmentos de una célula. Las plaquetas comienzan como una célula grande en la médula ósea llamada megacariocito. Los pequeños fragmentos de esta célula se desprenden y entran al torrente sanguíneo como plaquetas. Usted necesita plaquetas para que la sangre coagule. Las plaquetas bloquean las áreas de vasos sanguíneos dañadas por heridas o moretones. Una disminución de plaquetas, llamada trombocitopenia, puede causar sangrado anormal o moretones.

Síndromes mielodisplásicos

En el síndrome mielodisplásico (MDS), algunas de las células en la médula ósea son anormales (displásicas) y no producen células normales de manera normal. Por lo tanto, muchas de las células sanguíneas que son producidas por estas células de la médula ósea son defectuosas. Las células defectuosas a menudo mueren más temprano que las células normales, y el organismo también destruye algunas de las células sanguíneas anormales, dejando a la persona sin suficientes células sanguíneas normales. Se pueden afectar los diferentes tipos de células, aunque el hallazgo más común en los MDS es una escasez de glóbulos rojos (anemia).

Hay varios tipos de MDS, dependiendo de cuántos tipos de células sanguíneas están afectados y otros factores.

En aproximadamente 1 de 3 pacientes, el MDS puede progresar y convertirse en un cáncer de rápido crecimiento de las células de la médula ósea llamado leucemia mieloide aguda (AML). En el pasado, al MDS se le conocía como preleucemia o leucemia quiescente (smoldering). Debido a que la mayoría de los pacientes no padece leucemia, el MDS se clasificaba como una enfermedad de bajo potencial maligno. Ahora que los médicos conocen más sobre el MDS, éste se considera una forma de cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: January 22, 2018 Last Revised: January 22, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.