Actividad física y el paciente de cáncer

Ejercicio

Es importante ejercitarse tanto como pueda. El ejercicio ayuda a evitar problemas que son causados por periodos prolongados que el paciente pasa en la cama, tales como la rigidez de las articulaciones, debilidad de los músculos, problemas respiratorios, estreñimiento, llagas en la piel, falta de apetito y cambios en el estado mental. También ayuda a reducir el estrés y aliviar la fatiga. Hable con el equipo que atiende el cáncer sobre ejercicios que pueda realizar con seguridad y establezca metas para incrementar su nivel de actividad de forma paulatina. Si tiene dificultad para moverse, refiérase a la información sobre debilidad.

Lo que el paciente puede hacer

  • Atiéndase a sí mismo tanto como pueda diariamente.
  • Salga a caminar todos los días.
  • Consulte con el equipo de atención contra el cáncer el tipo de ejercicio que pueda ayudar a aliviar el cansancio y propicie sentir algo más de energía.
  • Si tiene que permanecer en la cama, haga ejercicios de alcance de movimiento según se le indique. El alcance de movimiento activo es cuando mueve una articulación sin la ayuda de otras personas. El alcance pasivo de movimiento es cuando alguien más mueve su articulación. Cualquiera de los tipos de ejercicios de alcance de movimiento puede realizarse en la cama. Procure no mover las articulaciones en una manera que cause dolor.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Acompañe al paciente a caminar o a hacer otros ejercicios al aire libre.
  • Anime al paciente a atenderse a sí mismo lo más que pueda.
  • Indague acerca de ejercicios activos para mantener el rango de movimiento si el paciente tiene dificultad para levantarse de la cama. Recuerde al paciente que haga estos ejercicios varias veces al día, si éste puede hacerlos. Si no puede hacer estos ejercicios, usted puede aprender a ayudar al paciente a hacer ejercicios pasivos para mantener el rango de movimiento.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Se debilita, comienza a perder el equilibrio o empieza a tener caídas.
  • Tiene dolor nuevo o que empeora.
  • Tiene dolores de cabeza o mareos.
  • Tiene visión borrosa, entumecimiento reciente u hormigueo en los brazos y las piernas.

Para información más detallada sobre la actividad física y la relación con el paciente de cáncer, puede acceder a la información disponible en inlgés.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.