Quimioterapia para el cáncer de endometrio

La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas que se administran a través de una vena o por vía oral como pastillas. Estos medicamentos entran en el torrente sanguíneo y pasan por todo el cuerpo. Debido a esto, la quimioterapia es a menudo parte del tratamiento cuando el cáncer de endometrio se ha extendido fuera del endometrio a otras partes del cuerpo y no se puede hacer la cirugía.

La quimioterapia también se utiliza comúnmente para los cánceres de alto grado que crecen y se propagan rápidamente, y el cáncer que regresa después del tratamiento.

La quimioterapia no se utiliza para tratar los cánceres de endometrio en epatas I y II.

En la mayoría de los casos, se usa una combinación de medicamentos de quimioterapia. La combinación de quimioterapia tiende a surtir un mejor efecto que un solo medicamento.

A menudo, la quimioterapia se administra en ciclos: un período de tratamiento va seguido de un período de descanso. Los medicamentos de quimioterapia se pueden administrar durante uno o más días de cada ciclo.

Algunos medicamentos de quimioterapia utilizados para tratar el cáncer de endometrio son:

  • Paclitaxel (Taxol®)
  • Carboplatino
  • Doxorrubicina (Adriamycin®) o doxorrubicina liposomal (Doxil®)
  • Cisplatino
  • Docetaxel (Taxotere)

Con más frecuencia, se combinan dos o más medicamentos para el tratamiento. Las combinaciones más comunes incluyen carboplatino/paclitaxel, y cisplatino/doxorrubicina. Con menos frecuencia, se puede usar carboplatino/docetaxel y cisplatino/paclitaxel/doxorrubicina.

El medicamento de quimioterapia ifosfamida (Ifex®), ya sea solo o en combinación con cisplatino o paclitaxel, a menudo se usa para tratar el carcinosarcoma. Se puede agregar el medicamento de terapia dirigida, trastuzumab (Herceptin®), para carcinosarcomas que son HER2 positivos. (La HER2 es una proteína que ayuda a algunas células cancerosas a crecer y a propagarse rápidamente. Usted puede aprender más sobre este tema en Estado de HER2 del cáncer de seno.

A veces, la quimioterapia se administra en varios ciclos, seguidos de radiación. Luego se administra nuevamente la quimioterapia. A esto se le llama en inglés sandwich therapy. Se usa a veces para el cáncer seroso papilar endometrial y el carcinosarcoma uterino.

Otra opción de tratamiento es dar quimioterapia con radiación (llamada quimiorradiación). La quimioterapia puede ayudar a que la radiación sea más eficaz, aunque esto puede ser más difícil de tolerar ya que la combinación causa más efectos secundarios.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Estos medicamentos destruyen las células cancerosas, pero también pueden dañar algunas células normales, lo que a su vez causa efectos secundarios. Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del medicamento que se usa, la cantidad administrada y la duración del tratamiento. Algunos de los efectos secundarios comunes son:

  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida del apetito
  • Úlceras en la boca
  • Úlceras vaginales
  • Caída de pelo

Además, la mayoría de los medicamentos de quimioterapia puede dañar las células productoras de sangre de la médula ósea. Esto puede causar recuentos bajos de células sanguíneas, como:

  • Niveles bajos de glóbulos blancos, lo que aumenta el riesgo de infección
  • Niveles bajos de plaquetas, lo que puede causar sangrado o moretones después de cortadas o heridas menores
  • Niveles bajos de glóbulos rojos (anemia), lo que causa problemas como cansancio y dificultad para respirar

La mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia se alivian con el paso del tiempo una vez termina el tratamiento, pero algunos pueden durar por mucho tiempo. Los diferentes medicamentos pueden causar distintos efectos secundarios. Por ejemplo, la doxorrubicina puede afectar el músculo del corazón con el transcurso del tiempo. La probabilidad de daño al corazón es mayor a medida que aumenta la dosis total del medicamento. Por esta razón, los médicos establecen un límite en la cantidad de doxorrubicina que una persona puede recibir.

El cisplatino puede causar daño renal de modo que le administrarán grandes cantidades de líquido por vena antes y después de la quimioterapia para ayudar a proteger los riñones. Tanto el cisplatino como el paclitaxel pueden causar daño a los nervios (neuropatía). La neuropatía puede producir adormecimiento, hormigueo, e incluso dolor en manos y pies. La ifosfamida puede afectar el revestimiento de la vejiga, lo que puede causar sangrado (cistitis hemorrágica). Para prevenir esto, se le podrían administrar grandes cantidades de líquido por vena y un medicamento llamado mesna junto con la quimioterapia.

Antes de comenzar la quimioterapia, asegúrese de hablar con los profesionales de la salud que le atienen sobre los posibles efectos secundarios.

Si se presentan efectos secundarios durante la quimioterapia, recuerde que hay maneras para prevenir o tratar la mayoría de ellos. Por ejemplo, hay muchos medicamentos que pueden ayudar a prevenir o aliviar las náuseas y los vómitos. Asegúrese de informar a su doctor sobre cualquier efecto secundario que pueda tener, ya que tratarlos de inmediato a menudo puede evitar que empeoren.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: Marzo 27, 2019 Actualización más reciente: Marzo 27, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.