Terapia dirigida para el cáncer de endometrio

La terapia dirigida consiste en tratamiento con medicamentos que se producen para atacar ciertos cambios en las células cancerosas. Los medicamentos de terapia dirigida funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. Estos medicamentos suelen originar efectos secundarios diferentes (a menudo menos graves) a los causados por la quimioterapia.

La terapia dirigida se usa para tratar a muchos tipos de cáncer, pero todavía es bastante nueva en el tratamiento del cáncer endometrial. En la actualidad sólo hay disponibles unos pocos de estos medicamentos. Algunos de estos medicamentos se están utilizando únicamente  como parte de un estudio clínico. No obstante, se están estudiando muchos otros medicamentos. Estos medicamentos se utilizan principalmente para tratar cánceres de endometrio de alto riesgo y los que se propagaron (metastatizado) o regresaron (recurrieron) después del tratamiento.  

Lenvatinib

El lenvatinib (Lenvima) es un tipo de medicamento conocido como un inhibidor de la cinasa que ayuda a evitar que los tumores formen nuevos vasos sanguíneos, y a atacar algunas proteínas en las células cancerosas que normalmente les ayudan a crecer.

Se puede utilizar junto con el medicamento de inmunoterapia pembrolizumab (Keytruda) para tratar algunos cánceres de endometrio avanzados, por lo general después de que se haya probado al menos otro medicamento.

El lenvatinib se administra en forma de pastilla una vez al día.

Los efectos secundarios comunes incluyen diarrea, cansancio, dolor de articulaciones o músculos, pérdida del apetito, náuseas y vómitos, úlceras en la boca, pérdida de peso, hipertensión arterial e hinchazón en los brazos o las piernas. Los efectos secundarios menos comunes, pero más graves pueden incluir hemorragia grave, coágulos sanguíneos, presión arterial muy alta, diarrea intensa, orificios en los intestinos, e insuficiencia renal, hepática y cardiaca.

Bevacizumab

El bevacizumab (Avastin) pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la angiogénesis. Para que los cánceres crezcan y se propaguen, necesitan producir nuevos vasos sanguíneos para que se puedan nutrir (un proceso llamado angiogénesis). Este medicamento se adhiere a una proteína llamada VEGF (que emite las señales para que se formen los nuevos vasos sanguíneos) y desacelera o detiene el crecimiento del cáncer.

El bevacizumab se administra a menudo junto con la quimioterapia, pero también se puede administrar solo, por lo general después de que se hayan probado otros medicamentos.

Este medicamento se administra como infusión en una vena cada 2 a 3 semanas. 

Los efectos secundarios comunes incluyen hipertensión arterial, cansancio, sangrado, recuentos bajos de glóbulos blancos, dolores de cabeza, úlceras en la boca, pérdida del apetito, y diarrea. Algunos de los efectos secundarios graves, pero posibles, son: coágulos, hemorragias (sangrado intenso), demoras en la sanación de heridas, perforaciones (orificios) en el colon y la formación de adhesiones anormales entre los intestinos y la piel o vejiga (fístulas). Si se forma una perforación o una fístula, esto puede resultar en una grave infección que puede requerir cirugía.

Inhibidores de mTOR

Estos medicamentos bloquean una célula proteínica conocida como mTOR que normalmente ayuda a que las células crezcan y se dividan en nuevas células. Estos medicamentos se pueden administrar solos o añadidos a la quimioterapia o a la terapia hormonal para tratar los cánceres de endometrio avanzados (etapa más alta), o los que regresan después del tratamiento.

El everolimus (Afinitor) se administra en forma de pastilla una vez al día.

Algunos efectos secundarios comunes son: úlceras en la boca, diarrea, náusea, sentirse débil o cansada, dificultad para respirar y tos. El everolimus también puede ocasionar recuentos bajos de células sanguíneas, niveles altos de los lípidos en la sangre (colesterol y los triglicéridos) y aumento en los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto, su médico le hará análisis de sangre a menudo mientras reciba este medicamento.

El temsirolimus (Torisel®) se administra como infusión intravenosa (IV), generalmente una vez a la semana. Se puede administrar por sí solo.

Los efectos secundarios más comunes de este medicamento son: sarpullido en la piel, debilidad, úlceras en la boca, diarrea, náuseas, pérdida del apetito, acumulación de líquido en la cara o las piernas, y aumento en los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. En pocos casos, se han reportado efectos secundarios más graves.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: septiembre 17, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.