LECTURA SENCILLA

Si usted tiene sarcoma uterino

¿Qué es el sarcoma uterino?

El cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo. El cáncer que se origina en la pared muscular o en el tejido que sostiene al útero se llama sarcoma uterino. Se origina cuando las células crecen sin control y desplazan a las células normales.

El sarcoma uterino es poco común. Muchas personas realmente hablan sobre el cáncer de endometrio cuando dicen cáncer de útero. Este cáncer es mucho más común. El mismo se origina en el recubrimiento del útero. No es igual al sarcoma uterino.

Las células cancerosas se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Las células del sarcoma en el útero a veces pueden viajar a los pulmones o a los huesos y crecer allí. Cuando las células cancerosas se propagan, esto se llama metástasis. Para los médicos, las células cancerosas en el nuevo sitio son idénticas a las del sarcoma uterino.

El cáncer siempre recibe el nombre del sitio donde se origina, porque cuando las células cancerosas crecen en un nuevo sitio, aun así son idénticas a las células donde se originó el cáncer. De modo que cuando el sarcoma uterino se propaga a los pulmones (o a cualquier otro sitio), aun así se llama sarcoma uterino. No se llama cáncer de pulmón a menos que se origine a partir de células del pulmón.

illustration showing the female reproductive organs including location of uterine cavity, endometrium, myometrium, serosa, fallopian tubes, ovaries, body of the uterus, endocervix, exocervix, cervix and vagina

Pídale a su médico que use estas imágenes para mostrarle dónde se ubica el cáncer.

¿Existen distintos tipos de sarcoma uterino?

Hay varios tipos de sarcoma uterino. Cada tipo se basa en la clase de células en las que se origina. El tipo más común de sarcoma uterino se llama leiomiosarcoma uterino. Estos cánceres se originan en las células que forman la parte de la pared muscular del útero llamada miometrio. 

Su médico puede informarle más acerca del tipo que usted tiene.

Preguntas para el médico

  • ¿Por qué considera que tengo cáncer?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Puede anotar el tipo de cáncer que usted cree que podría tener?
  • ¿Qué sucederá luego?

¿Cómo sabe el médico que tengo sarcoma uterino?

Puede que el sarcoma uterino no se detecte hasta que una mujer va al médico debido a un sangrado nuevo o inusual de la vagina. 

Su médico le hará preguntas sobre su salud y le hará un examen físico y pélvico. Si los signos apuntan hacia el sarcoma uterino, se llevarán a cabo más pruebas. Aquí se detallan algunas de las pruebas que podrían ser necesarias:

Biopsia de endometrio : En esta prueba, el médico extrae un pequeño fragmento del recubrimiento del útero (el endometrio) para analizarlo y ver si hay células cancerosas. Se coloca un tubo delgado por la vagina hasta el útero. Luego se extrae mediante succión un pequeño fragmento de endometrio a través del tubo. Una biopsia es la única forma de saber con seguridad si usted tiene cáncer.

Histeroscopia: se coloca un pequeño telescopio a través de la vagina para ver el interior del útero. El útero se llena con agua salada para que el médico pueda observarlo mejor. Esto permite al médico encontrar cambios y extraer lo que no debería estar allí. Para hacer esta prueba, se utiliza un medicamento para adormecer el área, pero la mujer está despierta.

Dilatación y curetaje o D&C: esta prueba puede ser necesaria si no se obtiene suficiente tejido mediante la biopsia, o si los resultados no son claros. En este procedimiento, se abre la abertura del útero (llamada cuello uterino) y se emplea un instrumento especial para extraer tejido del endometrio mediante raspado. Puede que se administren medicamentos para ayudarle a dormir durante esta prueba.

Ecografía transvaginal (TVUS): para esta prueba, una varilla pequeña se coloca en la vagina. Este dispositivo emite ondas de sonido y recoge el eco que rebota desde los tejidos. Los ecos se convierten en una imagen en la pantalla de una computadora. Estas imágenes pueden ayudar a indicar si un cáncer está creciendo hacia la capa muscular del útero. (A esta capa se le llama miometrio).

Tomografía computarizada (CT): este estudio también se denomina tomografía axial computarizada (CAT). Es una clase especial de radiografía que capta imágenes detalladas para saber si el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos adyacentes.

Radiografía de tórax: podrían hacerle radiografías para determinar si el cáncer se ha propagado a los pulmones.

Tomografía por emisión de positrones (PET): en este examen, se le administra un tipo especial de azúcar que puede verse dentro de su cuerpo con una cámara especial. Si hay cáncer, este azúcar aparece como una “zona destacada” (puntos que brillan) donde se encuentra el cáncer. Esta prueba es útil cuando su médico considera que el cáncer podría haberse propagado, pero desconoce el sitio de posible propagación.

Análisis de sangre: algunos análisis de sangre pueden darle al médico más información sobre su estado general de salud.

Preguntas para el médico

  • ¿Qué pruebas necesitaré hacerme?
  • ¿Quién realizará estas pruebas?
  • ¿Dónde se realizarán?
  • ¿Quién puede explicarme cómo se realizan las pruebas?
  • ¿Cómo y cuándo recibiré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué es lo siguiente que necesito hacer?

¿Cuán grave es mi cáncer?

Si usted tiene sarcoma uterino, el médico querrá saber qué tanto se ha propagado. Esto se llama determinación de la etapa o estadificación. Es posible que haya escuchado a otras personas decir que su cáncer está en “etapa 1” o “etapa 2”. Su médico querrá saber la etapa de su cáncer para ayudar a decidir qué tipo de tratamiento es el más adecuado para usted.

La etapa describe el crecimiento o avance del cáncer en el lugar donde se manifestó por primera vez. También indica si el cáncer se ha propagado a otras partes en el cuerpo, ya sea cercanas o más distantes.

Su cáncer puede estar en etapa 1, 2, 3 o 4. Mientras menor sea el número, menos se ha propagado el cáncer. Un número más alto, como etapa 4, significa un cáncer más grave que se ha propagado del sitio donde se originó. Asegúrese de preguntarle al médico sobre la etapa del cáncer y lo que esto significa en su caso.

Preguntas para el médico

  • ¿Sabe usted la etapa del cáncer?
  • Si no, ¿cómo y cuándo podrá saber la etapa del cáncer?
  • ¿Me explicaría lo que significa la etapa en mi caso?
  • De acuerdo con la etapa del cáncer, ¿cuánto tiempo piensa que viviré?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

Hay muchas maneras de tratar el sarcoma uterino, pero los principales tipos de tratamiento son: local o sistémico.

La cirugía y la radioterapia se utilizan únicamente para tratar el cáncer. Estas no afectan el resto del cuerpo. Esto se denomina tratamiento local.

Los medicamentos usados en la quimioterapia recorren el cuerpo entero. Pueden alcanzar las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo. Esto se denomina tratamiento sistémico.

El plan de tratamiento que sea mejor para usted dependerá de:

  • Dónde está el cáncer
  • La etapa del cáncer
  • La posibilidad de que un tipo de tratamiento cure el cáncer o ayude de alguna otra manera
  • Su edad
  • Otros problemas de salud que usted tenga
  • Su opinión acerca del tratamiento y los efectos secundarios que causa

Cirugía para el sarcoma uterino

La cirugía es la forma más común para tratar el sarcoma uterino. Esta se utiliza para extirpar todo el cáncer. En la mayoría de los casos, esto significa que el útero es extirpado. Esto se llama histerectomía. Existen muchas maneras de hacer esta cirugía. Algunas veces, se extraen los ovarios y las trompas de Falopio al mismo tiempo. También se pueden extraer los ganglios linfáticosadyacentes para saber si contienen células cancerosas. 

Pregunte a su médico qué clase de cirugía es la que usted necesitará. Cada tipo tiene ventajas y desventajas.

Efectos secundarios de la cirugía

En cualquier tipo de cirugía puede haber riesgos y efectos secundarios. Pregunte al médico lo que usted puede esperar. Si tiene algún problema, dígaselo a sus médicos. Los médicos que tratan a personas con sarcoma uterino deben poder ayudarle con cualquier problema que se presente.

Tratamientos con radiación

La radiación usa rayos de alta energía (como rayos X) para matar las células cancerosas. Existen dos maneras principales en las que puede administrarse la radiación.

  • Braquiterapia vaginal: En este método, se colocan semillas radiactivas en un pequeño tubo que se introduce en la vagina. La braquiterapia no afecta a órganos cercanos como la vejiga o el recto tanto como la radiación externa.
  • Radiación externa: Este tipo de radiación es como una radiografía común, pero toma más tiempo. La terapia se administra 5 días a la semana durante 4 a 6 semanas. Los tratamientos duran poco tiempo, pero los viajes diarios para recibir la radiación pueden ser agotadores.

Efectos secundarios de los tratamientos de radiación

Si su médico sugiere la radioterapia, pregúntele acerca de los efectos secundarios que podría tener. Los efectos secundarios dependen del tipo de radiación que se use. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel donde se administró la radiación
  • Cansancio extremo (fatiga)
  • Diarrea
  • Problemas con la vejiga
  • Cicatrices en la vagina

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después de que finaliza el tratamiento. Sin embargo, algunos pueden durar más tiempo. Hable con su equipo de atención médica contra el cáncer sobre lo que usted puede esperar.

Quimioterapia

La quimio, la forma abreviada de la palabra “quimioterapia”, es el uso de medicamentos para combatir el cáncer. Los medicamentos pueden administrarse por vía intravenosa (en vena) u oral (pastillas). Estos medicamentos ingresan a la sangre y llegan a todo el cuerpo. La quimioterapia se aplica en ciclos o series de tratamiento. Cada serie de tratamiento es seguida por un periodo de descanso. La mayoría de las veces, se administran dos o más medicamentos de quimioterapia. Por lo general, el tratamiento dura muchos meses.

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia puede causarle sensación de mucho cansancio, malestar estomacal y caída del cabello. Sin embargo, la mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia desaparecen con el tiempo después de haber completado el tratamiento.

Hay formas de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la quimioterapia. Si usted presenta efectos secundarios, hable con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarle.

Estudios clínicos

Los estudios clínicos son estudios de investigación para probar nuevos medicamentos o tratamientos en seres humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores.

Si le interesa participar en un estudio clínico, comience por preguntar al médico si en su clínica u hospital se realizan estudios clínicos. También puede visitar www.clinicaltrials.gov para encontrar estudios cerca suyo.

Los estudios clínicos son una forma de tener acceso al tratamiento más avanzado contra el cáncer. Es la mejor forma que tienen los médicos de encontrar mejores maneras para tratar el cáncer. Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que usted tiene, será su decisión el determinar si le interesaría participar. En caso de que se inscriba en un estudio clínico, usted siempre podrá dejar de participar en cualquier momento.

¿Cuál es la opinión respecto a otros tratamientos de los que he oído hablar?

Cuando usted tiene cáncer podría enterarse de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Puede que no siempre sean tratamientos médicos convencionales. Estos tratamientos podrían incluir el uso de vitaminas, hierbas, dietas especiales y otras cosas. Tal vez usted tenga inquietudes sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos de estos métodos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha demostrado que algunos no proveen beneficios, y que otros incluso son perjudiciales. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, algún régimen alimentario o cualquier otro método.

Preguntas para el médico

  • ¿Qué tratamiento usted considera que sea el mejor para mí?
  • ¿Cuál es el objetivo de este tratamiento? ¿Cree que podría curar el cáncer?
  • ¿El tratamiento incluirá cirugía? De ser así, ¿quién hará la cirugía?
  • ¿Cómo será la experiencia de someterse a cirugía?
  • ¿Cómo me veré tras la cirugía?
  • ¿Cómo funcionará mi cuerpo después de la cirugía?
  • ¿Necesitaré recibir además otros tipos de tratamiento?
  • ¿Cuál es el objetivo de estos tratamientos?
  • ¿Cómo afectará el tratamiento mi vida sexual?
  • ¿Podré quedar embarazada después del tratamiento?
  • ¿Cuáles efectos secundarios podría tener debido a estos tratamientos?
  • ¿Qué puedo hacer si empiezo a tener efectos secundarios?
  • ¿Hay algún estudio clínico que pueda ser adecuado para mí?
  • ¿Qué opina sobre las vitaminas o dietas especiales que algunos amigos me han recomendado? ¿Cómo sabré si son seguras?
  • ¿Qué tan pronto necesito comenzar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer para prepararme para el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a que el tratamiento sea más eficaz?
  • ¿Cuál es el siguiente paso?

¿Qué pasará después del tratamiento?

Usted sentirá satisfacción cuando el tratamiento haya finalizado. Sin embargo, es difícil no preocuparse de que el cáncer regrese. Aun cuando el cáncer nunca regrese, las personas se preocupan por ello. Durante años después que el tratamiento termine, usted acudirá a citas con su médico del cáncer. Asegúrese de ir a todas estas visitas de seguimiento. A usted se le harán exámenes, análisis de sangre y probablemente otras pruebas para ver si el cáncer ha regresado.

Al principio sus citas se programan cada pocos meses. Luego, cuánto más tiempo esté sin cáncer, será necesario que asista a las visitas con menor frecuencia. Podrían utilizarse exámenes de endoscopia, pruebas de laboratorio o estudios por imagen (resonancias magnéticas o tomografías computarizadas) para detectar signos de cáncer o efectos secundarios del tratamiento. Su médico le indicará las pruebas que deben hacerse y con qué frecuencia debe hacerlas en base a la etapa de su cáncer y al tipo de tratamiento que recibió.

Enfrentar el cáncer y sobrellevar el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento para ver su vida de una manera diferente. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos o hable con su médico para averiguar qué cosas puede hacer para sentirse mejor.

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede hacer es cambiar cómo vive el resto de su vida; haciendo elecciones saludables y sintiéndose lo mejor posible.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Biopsia: Extracción de una pequeña muestra de tejido para ver si contiene células cancerosas.

Endometrio: El recubrimiento de la matriz (útero).

Ganglios linfáticos: Pequeños sacos de tejido del sistema inmunitario en forma de fríjol que se encuentran por todo el cuerpo y que están conectados por los vasos linfáticos; también se les llama glándulas linfáticas.

Metástasis: Células cancerosas que se han propagado desde el sitio donde se originaron a otras partes del cuerpo.

Miometrio: La capa de músculo gruesa o el útero que se necesita para empujar a un bebé hacia afuera durante el parto.

Ovario: Órgano reproductor ubicado en la pelvis femenina. Normalmente la mujer tiene dos ovarios que producen los óvulos que al unirse con el espermatozoide pueden dar lugar al embarazo.

Sarcoma: Cáncer que se origina en el tejido conectivo, tales como los cartílagos, la grasa, los músculos o los huesos.

Trompa de Falopio: el conducto que lleva un óvulo del ovario al útero. Hay dos trompas de Falopio.

Útero: También llamado matriz. El órgano en forma de pera en la pelvis de una mujer que sostiene a un bebé en crecimiento.

Vagina: Conducto que comienza en la vulva (parte exterior de los órganos genitales femeninos) y llega hacia el útero (la matriz).

Tenemos mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al    1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Palabras que debe saber

Biopsia: Extracción de una pequeña muestra de tejido para ver si contiene células cancerosas.

Endometrio: El recubrimiento de la matriz (útero).

Ganglios linfáticos: Pequeños sacos de tejido del sistema inmunitario en forma de fríjol que se encuentran por todo el cuerpo y que están conectados por los vasos linfáticos; también se les llama glándulas linfáticas.

Metástasis: Células cancerosas que se han propagado desde el sitio donde se originaron a otras partes del cuerpo.

Miometrio: La capa de músculo gruesa o el útero que se necesita para empujar a un bebé hacia afuera durante el parto.

Ovario: Órgano reproductor ubicado en la pelvis femenina. Normalmente la mujer tiene dos ovarios que producen los óvulos que al unirse con el espermatozoide pueden dar lugar al embarazo.

Sarcoma: Cáncer que se origina en el tejido conectivo, tales como los cartílagos, la grasa, los músculos o los huesos.

Trompa de Falopio: el conducto que lleva un óvulo del ovario al útero. Hay dos trompas de Falopio.

Útero: También llamado matriz. El órgano en forma de pera en la pelvis de una mujer que sostiene a un bebé en crecimiento.

Vagina: Conducto que comienza en la vulva (parte exterior de los órganos genitales femeninos) y llega hacia el útero (la matriz).

¿Cómo puedo aprender más?

Tenemos mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al    1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Actualización más reciente: noviembre 20, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.