Guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para la detección temprana del cáncer

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda estas guías de pruebas para la detección del cáncer para la mayoría de los adultos. Estas pruebas son usadas para detectar el cáncer antes de que la persona presente síntomas.

Cáncer de seno (mama)

  • Las mujeres de 40 a 44 años de edad deberán contar con la opción de comenzar sus exámenes anuales para la detección de cáncer de seno mediante mamogramas (radiografías de los senos) en caso de que así lo deseen.
  • Las mujeres de 45 a 54 años deben someterse a un mamograma cada año.
  • Las mujeres de 55 años en adelante deberán cambiar a un mamograma cada 2 años, o bien, pueden optar por continuar con su examen de detección anualmente.
  • Los exámenes de detección deben continuar siempre y cuando la mujer se encuentre en buen estado de salud y se espera que viva 10 años o más.
  • Toda mujer debe estar familiarizada con los beneficios, limitaciones y daños potenciales conocidos y relacionados con los exámenes de detección del cáncer de seno. También debe familiarizarse con la manera natural en que lucen y se sienten sus senos e informar inmediatamente a su médico cualquier cambio que note en sus senos.

Debido al historial médico, historial familiar, tendencia genética u otros factores, algunas mujeres deberán hacerse pruebas de detección con imágenes por resonancia magnética junto con los mamogramas (el número de mujeres que pertenece a esta categoría es muy pequeño). Consulte con su profesional de la salud sobre su riesgo de cáncer de seno y el plan de exámenes de detección que sea más apropiado para usted.

Cáncer de colon y de recto, y pólipos

Para las personas en riesgo promedio de padecer cáncer colorrectal, la Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comenzar las pruebas de detección periódicas a la edad de 45 años. Esto se puede hacer con una prueba sensible para detectar signos de cáncer en las heces fecales (excremento) de una persona, o con un examen para observar el colon y el recto (un examen visual).  Consulte con su médico sobre las pruebas que pueden ser buenas opciones para usted, y con un representante de su seguro médico acerca de la cobertura.  Lo más importante es hacerse la prueba, independientemente de la prueba que escoja.

Si se encuentra en buen estado de salud, debe continuar haciéndose las pruebas de detección en forma periódica hasta los 75 años.

Las personas de 76 a 85 años deben consultar con sus médicos para saber si deben continuar con las pruebas de detección. Al momento de decidir, tome en cuenta sus preferencias, su estado de salud general y los resultados de las pruebas de detección anteriores.

Las personas de más de 85 años ya no necesitan hacerse las pruebas de detección del cáncer colorrectal.

Si opta por una prueba que no sea la colonoscopia, y surge cualquier resultado anormal, usted necesita hacerse una colonoscopia.

Cáncer de cuello uterino

  • Las pruebas para detectar el cáncer de cuello uterino deben comenzar a partir de los 21 años de edad. Las mujeres menores de 21 años no deberán someterse a las pruebas.
  • Las mujeres entre los 21 y los 29 años de edad deberán hacerse una prueba de Papanicolaou cada 3 años. La prueba del VPH no debe emplearse para este grupo de edad, salvo que sea requerida tras un resultado anormal en la prueba de Papanicolaou.
  • Las mujeres entre los 30 y 65 años de edad deberán hacerse una prueba de Papanicolaou junto con una prueba del VPH (referido como “prueba conjunta”) cada 5 años. Este es el enfoque preferido, aunque está bien hacerse una prueba de Papanicolaou sola cada 3 años.
  • Las mujeres mayores de 65 años de edad que se hayan sometido a exámenes regulares de detección de cáncer de cuello uterino en los últimos 10 años con resultados normales no deben someterse a pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Una vez que se hayan suspendido las pruebas, no se deben volver a comenzar. Las mujeres con un historial de precáncer grave de cuello uterino deben continuar realizándose las pruebas durante al menos 20 años después de dicho diagnóstico, aun cuando se sigan realizando después de cumplir los 65 años.
  • Una mujer cuyo útero y cuello uterino se le haya extraído (una histerectomía total) por motivos no relacionados al cáncer de cuello uterino y que no tenga un historial de este cáncer ni alguna condición grave de precáncer no deberá someterse a las pruebas.
  • Toda mujer que haya sido vacunada contra el VPH deberá continuar las recomendaciones sobre las pruebas de detección para su grupo de edad.

Puede que algunas mujeres requieran un programa de pruebas de detección del cáncer de cuello uterino diferente debido a su historial clínico (infección con el VIH, trasplante de órgano, exposición a la sustancia química DES, etc.). Consulte con su profesional de la salud acerca de su historial médico.

Cáncer de endometrio (revestimiento uterino)

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que, al presentarse la menopausia, todas las mujeres deben ser informadas de los riesgos y los síntomas del cáncer endometrial. Las mujeres deben informar a sus médicos si presentan cualquier sangrado o manchado vaginal inesperado.

Puede que algunas mujeres, debido al historial que presenten, necesiten considerar una biopsia endometrial cada año. Por favor, consulte con su profesional de la salud acerca de su historial médico.

Cáncer de pulmón

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda una tomografía computarizada de baja dosis (LDCT, por sus siglas en inglés) cada año como prueba de detección del cáncer de pulmón para ciertas personas en alto riesgo de padecer este cáncer que cumplan las siguientes condiciones:

  • Tienen de 55 a 74 años y están relativamente bien de salud
    y
  • Fuman o dejaron de fumar en los últimos 15 años
    y
  • Tienen un historial de haber fumado por lo menos el equivalente a una cajetilla (paquete) de cigarrillos por día durante 30 años. (Cajetilla-año se refiere a una cajetilla de cigarrillos al día por año. Una cajetilla al día por 30 años o dos cajetillas al día por 15 años serían ambos 30 cajetillas-año).

Antes de hacerse la prueba de detección, usted debe consultar con su doctor acerca de:

  • Su riesgo de cáncer de pulmón
  • Cómo dejar de fumar, si todavía fuma
  • Los posibles beneficios, límites, y daños que conlleva hacerse la prueba de detección del cáncer de pulmón
  • Dónde puede hacerse la prueba de detección

Además, debe comunicarse con un representante de su seguro médico para que se informe sobre su cobertura de salud.

Cáncer de próstata

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que los hombres consulten con los doctores para tomar una decisión basada en información sobre si deben o no someterse a las pruebas de detección para el cáncer de próstata. Las investigaciones aún no han probado que los beneficios potenciales de las pruebas superen los peligros de las pruebas y el tratamiento. La Sociedad Americana Contra El Cáncer sostiene que los hombres no deben hacerse las pruebas sin enterarse primero sobre lo que se conoce y lo que no se conoce sobre los riesgos y los posibles beneficios de las pruebas y el tratamiento.

A partir de los 50 años de edad, los hombres deben hablar con su médico sobre las ventajas y desventajas de someterse a las pruebas, para que puedan determinar si someterse a las pruebas es la decisión correcta para su caso.

Si es un hombre de raza negra o si tiene un padre o hermano que haya sido diagnosticado con cáncer de próstata antes de los 65 años, usted deberá consultar con su médico sobre este asunto a partir de los 45 años.

Si decide someterse a los exámenes de detección, debe hacerse una prueba de sangre del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) que puede o no estar acompañada de un examen rectal. La frecuencia con la que se realizan estas pruebas dependerá de sus niveles de PSA.

Tome control de su salud y reduzca su riesgo de cáncer

  • Evite todas las formas de tabaco
  • Logre y mantenga un peso saludable
  • Manténgase activo realizando actividades físicas de forma habitual
  • Lleve una alimentación sana con muchas frutas y verduras
  • Limite la cantidad de alcohol (si es que consume alcohol)
  • Proteja su piel
  • Conozca sus riesgos, su historial médico y el de su familia
  • Acuda al médico rutinariamente para que le hagan revisiones médicas y pruebas para la detección del cáncer

Para más información sobre lo que puede hacer para ayudar a reducir su riesgo de cáncer y para saber las respuestas a otras preguntas sobre el cáncer, por favor visite nuestro sitio Web en www.cancer.org o llámenos al 1-800-227-2345.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: May 30, 2018 Last Revised: May 30, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.