Colonoscopia

¿Qué es una colonoscopia?

Una colonoscopia es un procedimiento que usa un médico para observar el interior del colon y del recto con un colonoscopio, un tubo flexible del grosor de un dedo que tiene una luz y una pequeña cámara de video en uno de sus extremos. Se introduce por el ano y se lleva hasta el recto y el colon. Se pueden pasar instrumentos especiales a través del colonoscopio para tomar una biopsia (muestra) o para extirpar cualquier área de apariencia sospechosa, como pólipos, si es necesario.

(Nota: esta prueba es diferente a una colonoscopia virtual (también conocida como colonografía por CT), que es un tipo de tomografía computarizada.)

¿Por qué necesita una colonoscopia?

Hay algunas razones por las que se podría necesitar una colonoscopia:

Para buscar pólipos o cáncer en el colon y en el recto.

Esta prueba se puede usar para detectar cáncer colorrectal. El objetivo de las pruebas de detección es buscar cáncer en las personas que no presentan síntomas. Si durante la colonoscopia se observan áreas anormales, se pueden extirpar (hacerles una biopsia) y analizarlas para ver si presentan cáncer. Esto se hace pasando por el colonoscopio instrumentos largos y delgados, como pinzas pequeñas, para tomar las muestras. Una colonoscopia de detección también puede prevenir algunos cánceres colorrectales al encontrar y extirpar pólipos (masas en el revestimiento interno) antes de que se conviertan en cáncer.

Si usted ha padecido cáncer de colon o de recto, la colonoscopia también se puede usar para buscar tumores nuevos.

Porque tiene problemas en el colon o en el recto

También se puede usar una colonoscopia para buscar las causas de signos o síntomas que pudieran indicar cáncer de colon o de recto (como cambios en los movimientos intestinales, sangrado del recto o pérdida de peso inexplicable).

Tiene en el colon o en el recto un problema que requiere tratamiento

Una colonoscopia se puede usar para tratar algunos problemas del colon o del recto. Por ejemplo, se pueden pasar instrumentos por el colonoscopio para extirpar pólipos u otros tumores (masas) pequeños presentes en el colon o en el recto.

En el caso de algunos cánceres avanzados que no se pueden extirpar (debido a que son demasiado grandes o se han propagado), se puede usar un colonoscopio para colocar un tubo rígido llamado endoprótesis en una parte del colon o del recto a fin de ayudar a mantenerlo abierto.

¿Qué sucede durante una colonoscopia?

Este es un resumen general de lo que suele ocurrir antes, durante y después de una colonoscopia. Pero su experiencia podría ser un poco diferente, dependiendo de la razón de la prueba, el lugar donde se realiza, y su estado general de salud. Hable con su proveedor de atención médica antes de que le hagan la prueba para que entienda lo que debe esperar y para que haga preguntas si hay algo que no entiende.

Antes de la prueba

Notifique a su proveedor de atención médica todas las medicinas que toma, incluidas vitaminas, hierbas y suplementos, y si tiene alergia a alguna medicina (incluido cualquier tipo de anestesia).

Se le podría pedir que deje de tomar medicamentos anticoagulantes (incluida la aspirina) o alguna otra medicina durante varios días antes de la prueba.

El colon y el recto deben estar vacíos y limpios para que el médico pueda ver todo el revestimiento durante la prueba. Para ello se hace lo que se conoce como una “preparación del intestino”. Hay diferentes maneras de hacer la preparación, como comprimidos, fluidos y enemas (o combinaciones de estos). Por ejemplo, podría necesitar beber grandes cantidades de una solución laxante en la tarde anterior al procedimiento. Con frecuencia esto da como resultado la necesidad de pasar mucho tiempo en el inodoro. El proceso de limpieza del colon y del recto puede ser incómodo, y esto podría disuadir a muchas personas de hacerse esta prueba. Sin embargo, hay disponibles kits más recientes para limpiar el intestino que podrían ser más cómodos de usar. Hable con su proveedor de atención médica sobre las opciones que hay para preparar el intestino.

Su proveedor de atención médica le dará instrucciones específicas. Es importante leerlas detenidamente con unos días de antelación, porque es posible que necesite comprar suministros y laxantes y seguir una dieta líquida especial al menos un día antes de la prueba. Si tiene alguna duda sobre las instrucciones, llame al consultorio de su proveedor de atención médica para que contesten sus preguntas.

Es probable que le pidan que no coma ni beba nada después de cierta hora la noche anterior a su prueba. Si normalmente toma medicamentos de venta con receta en la mañana, pregunte a su médico o enfermera si los debe tomar o no el día de la prueba.

Como se usa un sedante para que esté más cómodo durante la prueba, probablemente necesitará que alguien lo lleve a su casa después de la prueba. Es posible que necesite que alguien lo lleve a su casa si se siente somnoliento o mareado, y muchos centros en donde se hacen colonoscopias no dan de alta a las personas que quieren regresar a casa en un taxi o en un servicio de transporte compartido. Si el transporte podría ser un problema para usted, hable con su proveedor de atención médica sobre las normas de su hospital o centro de cirugía referentes al uso de uno de estos servicios. Podría haber otros recursos disponibles para llevarlo a su casa, dependiendo de la situación.

Durante la prueba

Por lo general, una colonoscopia se puede hacer como procedimiento ambulatorio (no necesita pasar la noche en un hospital).

Antes de iniciar la prueba es posible que le administren un sedante (en una vena, o IV) para que se sienta relajado y somnoliento durante el procedimiento. Esta medicina ocasiona que la mayoría de las personas no puedan recordar el procedimiento.

Durante la prueba se le pedirá que se acueste de costado con las rodillas levantadas. El médico podría insertarle un dedo enguantado en el recto para examinarlo antes de insertar el colonoscopio. El colonoscopio se lubrica con un gel para poder insertarlo fácilmente en el recto. Luego se pasa hasta el inicio del colon, que se conoce como ciego. Si se encuentra despierto, podría sentir urgencia de tener un movimiento intestinal cuando se le inserta el colonoscopio o cuando se hace avanzar por el colon. El médico también introduce aire a través del colonoscopio para facilitar la visualización del revestimiento y realizar la prueba. Podría ayudarle a mitigar cualquier molestia si respira profunda y lentamente por la boca. El médico observará minuciosamente las paredes internas del colon y del recto mientras extrae lentamente el colonoscopio.

Si encuentra un pólipo pequeño, podría extirparlo y enviarlo al laboratorio para determinar si tiene áreas con cáncer. Esto se hace porque con el tiempo los pólipos pequeños se pueden convertir en cáncer. Si su médico encuentra un pólipo o un tumor de mayor tamaño, u otra cosa anormal, extirpará una pequeña muestra (hará una biopsia) a través del colonoscopio. Esta muestra se analizará en el laboratorio para saber si es cáncer, una masa benigna (no cancerosa) u otra cosa.

La prueba misma por lo general tarda aproximadamente 30 minutos, pero podría tardar más si se encuentran y extirpan uno o más pólipos.

Después de la prueba

Después del procedimiento se le vigilará minuciosamente por un tiempo para asegurarse de que no sufra ninguna complicación. Podría requerir permanecer en el centro alrededor de una hora antes de poder regresar a casa, y necesitará que alguien lo lleve debido a las medicinas o a la anestesia que recibió. Su médico o enfermera deben darle instrucciones específicas sobre lo que puede hacer y lo que no puede hacer en las horas posteriores a la prueba.

Como durante la prueba se bombea aire en el colon y el recto, podría sentirse hinchado, tener dolores por gas o calambres por un tiempo después de la prueba, hasta que elimine el gas.

Si se hicieron biopsias como parte del procedimiento, generalmente los resultados estarán disponibles en unos días, aunque los de algunas pruebas de las muestras de la biopsia podrían tardar más. Necesita hacer un seguimiento con su médico después del procedimiento para obtener sus resultados.

Complicaciones posibles de una colonoscopia

Por lo general, las colonoscopias son seguras, pero existe un pequeño riesgo de:

  • Sangrado. Si se extirpa un pólipo o le hacen una biopsia durante la colonoscopia, podría notar algo de sangre en sus heces uno o dos días después de la prueba. No es común tener un sangrado grave, pero en raros casos, el sangrado podría requerir tratamiento o hasta poner en peligro la vida.
  • Perforación (orificio en la pared del colon o del recto). Una perforación es infrecuente, pero podría ser una complicación que ponga en peligro la vida, y se podría requerir la reparación del orificio mediante cirugía.
  • Reacciones a la anestesia

Su médico o enfermera deben darle instrucciones específicas sobre el tipo de problemas que podrían requerir que llame al consultorio del médico o que busque ayuda inmediatamente. Asegúrese de entender estas instrucciones.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: enero 14, 2019 Actualización más reciente: enero 14, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.