Tipos de ileostomías y sistemas de bolsa recolectora

Una ileostomía puede ser a corto plazo (temporal) o de por vida (permanente). Los diferentes tipos de ileostomías se describen a continuación.

Ileostomías temporales

Ciertos problemas intestinales se pueden tratar al poner en reposo parte del intestino o mediante cirugía para extirpar la parte afectada. Se requiere que el intestino esté vacío para que pueda sanar. Para evitar que la materia fecal llegue al intestino, se crea una ileostomía de corta duración (temporal). Por lo general, la sanación toma varias semanas o meses, aunque puede tomar años. Con el tiempo, la ileostomía se revierte quirúrgicamente (extraída) y el intestino comienza a funcionar como lo hacía antes. La ileostomía también puede ser temporal cuando es la primera etapa de la construcción de un reservorio ileoanal (reservorio en “J”).

Ileostomías permanentes

Cuando parte del intestino enferma, se tiene que hacer una ileostomía permanente. La parte enferma del intestino y el ano deben ser extirpadas o dejarse sin función permanentemente. En este caso, la ileostomía se considera permanente y no se espera cerrar (extraer) en el futuro.

Hay tres tipos principales de ileostomías. Usted y su cirujano hablarán sobre sus opciones, y juntos decidirán cuál es la cirugía más adecuada para usted. Es posible que una enfermera de ostomía también le ayude a tomar la mejor decisión. Al planear una ileostomía, algunos de los factores que se deben considerar son el proceso de la enfermedad, la edad, su salud en general y su preferencia.

Ileostomía convencional o de Brooke

Razones de la cirugía:

Colitis ulcerativa

Enfermedad de Crohn

Poliposis familiar

Problemas relacionados con el cáncer

Lo que se elimina:

Drenaje líquido o pastoso constante que contiene enzimas digestivas

Manejo:

Es necesario proteger la piel; se debe usar una bolsa de extremo abierto que se pueda vaciar

El tipo de cirugía más frecuente es la ileostomía convencional, también referida como ileostomía de Brooke. El extremo del íleon se jala a través de la pared abdominal, se voltea hacia atrás y se sutura en la piel, dejando una sección lisa, redondeada y al revés del íleon como el estoma.

Por lo general, el estoma se ubica en la parte inferior derecha del abdomen, en una superficie plana de piel normal y lisa. La salida de las heces fecales no se controla. Esto significa que necesitará usar una bolsa de recolección en todo momento, y que la debe vaciar con regularidad.

Ileostomía continente (bolsa abdominal)

Razones de la cirugía:

Colitis ulcerativa

Poliposis familiar

Problemas relacionados con el cáncer

Lo que se elimina:

Drenaje líquido o pastoso

Manejo:

Drenar con bastante frecuencia con un tubo (catéter) pequeño y usar una cubierta en el estoma

Una ileostomía continente es una variación de la ileostomía convencional. En este tipo de ileostomía, usted no necesita usar una bolsa externa.

Se forma doblando sobre sí misma una parte del íleon para formar un depósito o bolsa dentro del abdomen. Se forma una válvula en forma de pezón con una porción del íleon. Varias veces al día, usted se coloca un tubo delgado y suave, llamado catéter, para drenar los desechos fuera del depósito en el vientre.

Reservorio ileoanal (reservorio en J o bolsa pélvica)

Razones de la cirugía:

Colitis ulcerativa

Poliposis familiar

Lo que se elimina:

Heces formadas suaves

Manejo:

Ocurren movimientos intestinales naturales, pero es necesario que proteja la piel que circunda el ano

El reservorio ileoanal o bolsa pélvica es una bolsa hecha con porciones del íleon y del recto y que se coloca en el interior del cuerpo, en la pelvis. Las bolsas pélvicas también se conocen como reservorio en J, reservorio en W y reservorio en S, dependiendo del procedimiento quirúrgico.

La bolsa se conecta con el ano. Los residuos pasan a la bolsa, donde se almacenan. Cuando surge la sensación de necesidad de evacuar, las heces pueden salir del cuerpo a través del ano. El esfínter que se encuentra alrededor de la abertura anal debe estar intacto para evitar que la bolsa tenga fugas. La consistencia del contenido de la bolsa pélvica depende de lo que coma y beba, y se puede controlar con medicinas. En la mayoría de los casos, al menos dos cirugías son necesarias para hacer el reservorio ileoanal o bolsa pélvica.

Selección de un sistema de bolsa recolectora

Decidir cuál sistema de bolsa recolectora o dispositivo es el más adecuado para usted es un asunto muy personal. Para probar los sistemas por primera vez es mejor consultar con una enfermera especialista en ostomías o con alguien que tenga experiencia en esta área. Debe haber alguien en el hospital que le dé una introducción del equipo y le proporcione instrucciones de uso después de la cirugía.

A medida que se vaya preparando para abandonar el hospital, asegúrese de que se le refiera a una enfermera especialista en ostomías (enfermera especializada en el cuidado de heridas, ostomías e incontinencia), a una clínica, al fabricante de ostomías o a la oficina  de la United Ostomy Associations of America de su región. Aun cuando tenga que viajar largas distancias para conseguir esta ayuda, bien vale la pena, ya que es ideal tener un buen comienzo y así evitar percances. Incluso con ayuda, puede que tenga que probar diferentes tipos o marcas hasta encontrar el sistema de bolsa recolectora más adecuado para usted.

Para encontrar el sistema de bolsas que sea mejor para usted deberá tener en cuenta  muchos factores, como: la longitud del estoma, la firmeza y forma del abdomen, la ubicación del estoma, las cicatrices y pliegues cerca del estoma, su estatura y su peso. Es posible que sea necesario hacer cambios especiales a los estomas ubicados cerca del hueso de la cadera, la línea de la cintura, la ingle o cicatrices. Algunas compañías ofrecen productos a la medida para situaciones poco comunes.

Un buen sistema de bolsa deberá:

  • Permanecer seguro, tener un sellado bueno contra fugas que dure hasta 3 días
  • Ser a prueba de olores
  • Proteger la piel alrededor del estoma
  • Ser casi imperceptible bajo la ropa
  • Ser fácil de poner y quitar
  • Permitir ducharse o bañarse con la bolsa puesta, si desea hacerlo

Tipos de sistemas de bolsa recolectora

Las bolsas recolectoras están disponibles en una variedad de estilos y tamaños, y una enfermera especializada en ostomía puede ayudarle a elegir la mejor para su situación y estilo de vida. Todas las bolsas cuentan con un sistema de recolección y drenado de los desechos que sale del estoma y con una barrera adhesiva (el dobladillo, barrera para la piel u oblea) que protege la piel alrededor. Existen dos tipos principales de sistemas:

  • Los sistemas de una pieza  tienen una bolsa y una barrera cutánea unidas en la misma unidad. Cuando se retira la bolsa, la barrera también se desprende.
  • Los sistemas de dos piezas tienen una barrera cutánea separada de una bolsa. Cuando se quita la bolsa, la barrera permanece en su lugar.

Dependiendo del diseño de la barrera cutánea, puede que se requiera hacer un orificio en esta para el estoma, o puede que ya venga precortada y entallada. Está diseñada para proteger la piel contra los desechos que salen del estoma y para ser tan suave en la piel como sea posible.

Algunos sistemas de bolsa recolectora pueden ser de fondo abierto para su fácil vaciado, mientras que otras son cerradas y se quitan al llenarse. Otras permiten que la barrera cutánea adhesiva permanezca en el cuerpo mientras la bolsa es desprendida y lavada, para usarse de nuevo. Las bolsas son hechas de materiales resistentes a los olores y varían en costo, y pueden ser transparentes u opacas, así como de distintas longitudes.

Después de la cirugía es posible que el estoma permanezca hinchado durante 6 a 8 semanas. Durante este tiempo, se debe medir el estoma aproximadamente una vez a la semana. Las cajas de las bolsas pueden incluir una tarjeta de medición, o puede hacer su propia plantilla que se ajuste a la forma de su estoma. La abertura de la barrera cutánea no debe ser más de 1/8 de pulgada más grande que el estoma.

Cinturones y cinta adhesiva

Usar un cinturón que ayude a mantener la bolsa en su lugar es una preferencia personal. Algunas personas con ileostomías usan un cinturón porque las hace sentirse más seguras y porque sostiene al sistema recolector. Otras personas encuentran incómodo el uso del cinturón y usan cinta adhesiva en su lugar. La cinta adhesiva se puede colocar alrededor del borde exterior de la barrera cutánea, como si fuera un marco.

Si opta por usar un cinturón, ajústelo de manera que le quepan dos dedos entre el cinturón y su cintura. Esto ayuda a evitar que se le forme una ranura o corte profundo en la piel alrededor del estoma, lo cual podría causar daños graves al estoma y llagas (úlceras por presión) en la piel adyacente. El cinturón se debe usar de tal manera que no quede sobre o debajo del nivel de las lengüetas del sistema de bolsa. Puede que las personas que usan sillas de ruedas necesiten usar un cinturón especial. Las compañías de suministros frecuentemente venden estos cinturones especiales, o una enfermera especialista en ostomía puede decirle cómo hacer uno.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: octubre 16, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.