Tratamientos locales además de la cirugía para cánceres de piel de células basales y de células escamosas

Algunas otras técnicas que no sean quirúrgicas se pueden emplear para tratar los cánceres de piel de células basales y de células escamosas que no se han propagado a los ganglios linfáticos ni a otras partes del cuerpo. Algunos de estos tratamientos son descritos como tipos de cirugías, ya que destruyen un área específica del tejido de cuerpo. Sin embargo, estas técnicas no conllevan el uso de bisturís o cortar la piel.

Crioterapia (criocirugía)

La crioterapia se utiliza con más frecuencia para afecciones precancerosas, como la queratosis actínica, así como para los carcinomas de células basales pequeñas y de células escamosas.

Para este tratamiento, el médico aplica nitrógeno líquido al tumor para congelar y destruir las células. A menudo, este proceso se repite varias veces durante la misma visita al consultorio médico. Una vez que el área de la piel muerta se descongela, se inflamará y se formarán ampollas y costras sobre esa área.

Puede que de la herida drene líquido por un tiempo y que tome uno o dos meses para sanar. Este procedimiento dejará una cicatriz, y el área tratada podrá quedar con un color más pálido después del tratamiento.

Terapia fotodinámica

La terapia fotodinámica se puede usar para tratar las queratosis actínicas. Sin embargo, aún falta determinar su función exacta, si alguna, en el tratamiento de los cánceres de piel de células basales o de células escamosas.

En este tratamiento se usa un medicamento especial en líquido que se aplica a la piel. El medicamento se acumula en las células del tumor durante varias horas o días, donde se convierte en un químico diferente que provoca que las células sean muy sensibles a ciertos tipos de luz. Entonces se enfoca una fuente de luz especial en el tumor o tumores que destruye las células.

La terapia fotodinámica puede causar enrojecimiento e hinchazón de la piel donde se lleva a cabo la terapia. Otro posible efecto secundario de la terapia fotodinámica consiste en que puede ocasionar que la piel de la persona sea muy sensible a la luz por un período de tiempo. Por lo tanto, se necesitan tomar precauciones para evitar quemaduras graves.

Para más información sobre esta técnica, lea nuestro documento en inglés “ Photodynamic Therapy”.

Quimioterapia tópica

La quimioterapia es un tratamiento con medicamentos que destruyen las células cancerosas. El término quimioterapia tópica significa que el medicamento contra el cáncer se coloca directamente en la piel (usualmente en una crema o ungüento), en lugar de administrarse por vía oral o inyectarse en una vena.

5-fluorouracilo (5-FU): el medicamento de uso más frecuente en el tratamiento tópico de queratosis actínica, así como de los cánceres de piel de células basales y de células escamosas, es el 5-FU (con nombres de marca como Efudex, Carac, y Fluoroplex). Por lo general se aplica a la piel una o dos veces al día por varias semanas.

Cuando se aplica directamente en la piel, el 5-fluorouracilo elimina las células cancerosas cercanas a la superficie de la piel, pero no puede alcanzar a las células cancerosas más profundas en la piel o aquellas que se han extendido a otros órganos. Por este motivo, el 5-FU suele utilizarse solamente en afecciones precancerosas, como la queratosis actínica y para algunos cánceres de piel muy superficiales.

Debido a que el medicamento sólo se aplica a la piel, este no se propaga por todo el cuerpo. Por lo tanto, no causa los mismos efectos secundarios que la quimioterapia sistémica (tratamiento que afecta a todo el cuerpo). Sin embargo, el tratamiento ocasiona que la piel se torne roja y muy sensible durante varias semanas. Otros medicamentos tópicos pueden usarse para ayudar a aliviar esto, de ser necesario. El 5-FU también puede ocasionar que la piel se torne más sensible a la luz solar, de manera que las áreas tratadas deben protegerse del sol durante varias semanas después del uso de esta crema para evitar quemaduras.

Muy pocas personas padecen una afección llamada deficiencia DPD que dificulta que sus cuerpos descompongan y eliminen el 5-FU. Esto puede causar efectos secundarios graves o efectos que incluso pueden poner la vida en riesgo. Si usted recibe 5-FU y presenta cualquier reacción distinta a la que se le indicó que podría ocurrir, llame inmediatamente a su médico o enfermera.

Diclofenaco (Solaraze): algunas veces se usa un gel que contiene el medicamento diclofenaco para tratar la queratosis actínica. Este medicamento es parte de un grupo de medicamentos llamados medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés) que incluye aspirina e ibuprofeno. El gel se aplica usualmente dos veces al día por 2 o 3 meses. Puede causar reacciones en la piel menos graves que el 5-FU, aunque también hay que esperar más tiempo para que surta efecto.

Mebutato de ingenol (Picato): es un gel más nuevo para tratar la queratosis actínica que podría surtir efecto con más rapidez que los otros geles tópicos. Se aplica en la piel diariamente por 2 o 3 días. El gel puede causar reacciones en la piel que causan molestias, aunque estas usualmente comienzan a desaparecer dentro de una semana de haber comenzado el tratamiento.

Modificadores de la respuesta inmunitaria

Hay ciertos medicamentos que pueden reforzar la respuesta inmunitaria del cuerpo contra el cáncer, provocando su reducción en tamaño y desaparición.

El imiquimod (Zyclara) es una crema que se puede aplicar a la queratosis actínica y a algunos cánceres de células basales en etapas iniciales. Esta crema provoca que el sistema inmunitario reaccione a la lesión de la piel, y cause su destrucción. Por lo general se aplica al menos varias veces a la semana por algunas semanas, aunque los horarios pueden variar. Al igual que los geles tópicos, puede causar reacciones de la piel graves en algunas personas. También puede causar síntomas parecidos a los que se presentan con la influenza (gripe).

El interferón es una versión artificial de una proteína del sistema inmunológico. Puede inyectarse directamente sobre el tumor para estimular la respuesta inmunitaria contra el tumor. Puede ser una opción cuando la cirugía no es posible, pero puede no ser tan eficaz como otros tratamientos.

Cirugía láser

Este método utiliza rayos láser para vaporizar las células cancerosas. Algunas veces se usa en caso de queratosis actínica, carcinoma de células escamosas in situ (enfermedad de Bowen) y en carcinomas de células basales muy superficiales (aquellos que están sólo en la superficie de la piel). No sabemos todavía si este tipo de tratamiento es tan eficaz como los métodos convencionales de tratamiento, y no se usa frecuentemente.

Exfoliación química

Para esta técnica, el médico aplica una pequeña cantidad de ácido tricloroacético (TCA) u otro químico a la piel del tumor, eliminando las células tumorales durante el curso de varios días. Este método se usa a veces para tratar la queratosis actínica.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: May 4, 2016 Last Revised: May 17, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.