Inmunoterapia para la leucemia linfocítica aguda

(Nota: esta información es acerca del tratamiento de la leucemia linfocítica aguda (ALL) en adultos. Para aprender sobre ALL en los niños, consulte Leucemia en niños).

La inmunoterapia es el uso de medicinas para ayudar al propio sistema inmunitario de la persona a reconocer y destruir a las células cancerosas con más eficacia. En la actualidad, se están utilizando algunos tipos de inmunoterapia para tratar la leucemia linfocítica aguda (ALL) en ciertas situaciones.

Anticuerpos monoclonales

Los anticuerpos son proteínas que el sistema inmunitario del cuerpo produce para ayudar a combatir las infecciones. Las versiones artificiales de estas proteínas, llamadas anticuerpos monoclonales, pueden ser diseñadas para atacar a un blanco específico, tal como una proteína en la superficie de las células leucémicas.

Blinatumomab (Blincyto)

El blinatumomab es una clase especial de anticuerpo monoclonal porque se puede adherir a dos proteínas diferentes al mismo tiempo. Una parte del blinatumomab se une a la proteína CD19 que se encuentra en las células B, incluyendo algunas células de leucemia y linfoma. Otra parte se une a CD3, una proteína que se encuentra en las células inmunes llamadas células T. Al unirse a ambas de estas proteínas, este medicamento junta a las células cancerosas y a las células inmunes, lo que se cree provoca que el sistema inmunitario ataque a las células cancerosas.

Este medicamento se usa para tratar a algunos tipos de leucemia linfocítica aguda de células B, generalmente después de intentar la quimioterapia. Se inyecta en una vena como infusión continua por 28 días. Se puede repetir para más ciclos con dos semanas de intervalo sin el medicamento. Debido a ciertos efectos secundarios graves que se producen con mayor frecuencia durante las primeras veces que se administra, generalmente el paciente necesita ser tratado en un hospital o una clínica al menos durante los primeros dos ciclos.

Los efectos secundarios más comunes son fiebre, dolor de cabeza, hinchazón de los pies y las manos, náuseas, temblor, sarpullido, estreñimiento, y niveles bajos de potasio en la sangre. Además puede causar recuentos bajos de glóbulos blancos, lo que aumenta el riesgo de infección grave.

Este medicamento también puede causar problemas neurológicos, como convulsiones, dificultad para hablar o habla mal articulada, desmayo, confusión y pérdida del equilibrio.

Algunos pacientes tienen reacciones graves mientras se administra este medicamento. Los síntomas pueden incluir sentirse aturdido o mareado (debido a la presión arterial baja), dolor de cabeza, náuseas, fiebre o escalofríos, dificultad para respirar, y/o sibilancias. Informe a su equipo de atención médica si presenta cualquiera de estos síntomas, ya que esta reacción puede ser mortal. Si usted presenta una reacción, se suspenderá el medicamento mientras se trata la reacción.

Inotuzumab ozogamicina (Besponsa)

Este medicamento es un anticuerpo anti-CD22 que está vinculado a un medicamento de quimioterapia. Las células de B (incluyendo algunas células de leucemia) generalmente tienen la proteína CD22 en su superficie. El anticuerpo actúa como una señal buscadora de blancos, llevando el medicamento de quimioterapia a las células de la leucemia, las cuales penetra y elimina cuando tratan de dividirse en nuevas células.

Este medicamento se usa para tratar a algunos tipos de leucemia linfocítica aguda de células B, generalmente después de intentar la quimioterapia. Se administra como una infusión en una vena (IV), una vez a la semana por 3 o 4 semanas consecutivas. Esto se puede repetir durante más ciclos. 

Los efectos secundarios más comunes son niveles bajos de células sanguíneas (con mayores riesgos de infección, sangrado y cansancio), fiebre, náusea, dolor de cabeza, dolor abdominal y niveles altos de bilirrubina (una sustancia en la bilis).

Algunos efectos secundarios menos comunes, pero más graves son:

  • Daño hepático severo, incluyendo enfermedad veno-oclusiva (obstrucción de las venas en el hígado)
  • Reacciones durante la infusión (similar a una reacción alérgica). Para ayudar a prevenir esto, es probable que le suministren medicamentos antes de cada infusión.
  • Infecciones graves o potencialmente mortales, especialmente en las personas que ya han recibido un trasplante de células madre
  • Cambios en el ritmo cardíaco

Terapia de células T con CAR

Para este tratamiento, las células inmunes llamadas células T se extraen de la sangre de la persona y se alteran genéticamente en el laboratorio para que tengan receptores específicos (llamados receptores quiméricos de antígenos o CAR) en sus superficies. Estos receptores pueden atacar a las proteínas en las células de leucemia. Luego las células T se multiplican en el laboratorio y se regresan a la sangre para que puedan buscar a las células leucémicas y atacarlas.

Tisangenlecleucel (Kymriah) 

Este es un tipo de terapia de células T con CAR que ataca a la proteína CD19 en ciertas células de la leucemia. Se puede utilizar para el tratamiento de niños y adultos jóvenes hasta la edad de 25 años para tratar la leucemia linfocítica aguda (ALL) de células B que ha vuelto a aparecer después del tratamiento o que ya no está respondiendo al tratamiento.

Para este tratamiento, las células T se extraen de la sangre durante un proceso llamado leucoféresis. La sangre se extrae a través de una vía intravenosa (IV) y pasa a una máquina que obtiene las células T. La sangre restante es regresada al cuerpo. Este proceso normalmente toma un par de horas, y tal vez sea necesario repetirlo. Las células son luego congeladas y enviadas a un laboratorio, donde se convierten en células T CAR y se multiplican. Esto podría tomar unas semanas.

Para el tratamiento en sí, el paciente generalmente recibe  quimioterapia por unos días para ayudar a preparar el cuerpo. Luego recibe las células T CAR como una infusión en una vena (IV). Debido a que este tratamiento puede causar efectos secundarios graves (vea información más adelante), sólo se administra en los centros médicos donde el personal tiene capacitación especial con este tratamiento.

Este tratamiento puede causar efectos secundarios graves o incluso mortales, razón por la cual debe administrarse en un centro médico donde el personal tenga capacitación especial en su uso.

Síndrome de liberación de citocinas (CRS): el CRS ocurre cuando las células T liberan productos químicos (citocinas) que activan el sistema inmunitario. Esto puede suceder en un plazo de días a semanas después del tratamiento y puede poner en peligro la vida. Algunos síntomas son:

  • Fiebre alta y escalofríos
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas, vómitos o diarrea intensos
  • Dolor muscular o de las articulaciones intenso
  • Mareo o aturdimiento

Problemas con el sistema nervioso: este medicamento puede causar efectos graves en el sistema nervioso que puede dar lugar a síntomas, como:

  • Dolores de cabeza
  • Cambios en la conciencia
  • Confusión o agitación
  • Convulsiones
  • Dificultades para hablar y comprender
  • Pérdida del equilibrio

Otros efectos secundarios graves: también se pueden presentar otros efectos secundarios, como:

  • Infecciones graves
  • Recuento sanguíneo bajo que puede aumentar el riesgo de infecciones, cansancio y sangrado o moretones

Es muy importante informar inmediatamente cualquier efecto secundario al equipo de atención médica, ya que a menudo hay medicamentos que pueden ayudar a tratarlos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: October 17, 2018 Last Revised: October 17, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.