Ganglios linfáticos y cáncer

¿Qué es el sistema linfático?

El sistema linfático es una parte del sistema inmunológico del cuerpo, el cual incluye una red conformada de vasos linfáticos y ganglios linfáticos. Los vasos linfáticos son muy semejantes a las venas que se encargan de recolectar y transportar la sangre a través del cuerpo. Pero en lugar de sangre, lo que los vasos linfáticos recolectan y transportan es un fluido acuoso referido como la linfa. Este fluido linfático contiene glóbulos blancos los cuales ayudan a combatir las infecciones.

El fluido linfático podría acumularse generando una inflamación en el caso de que no sea drenado de alguna manera. Los vasos linfáticos extraen la linfa alrededor de las células para enviarla hacia la región del pecho. Una vez ahí, este líquido se acumula en un gran vaso linfático que lo drena hacia algún vaso sanguíneo alrededor del corazón.

Los ganglios linfáticos y su función

Los vasos linfáticos envían la linfa a través de todo el cuerpo mediante los ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos son pequeñas estructuras que funcionan como filtros que recolectan sustancias ajenas al cuerpo, tal como infecciones y células cancerosas. Los ganglios contienen células inmunes que ayuda a combatir las infecciones al atacar y destruir a los gérmenes que están siendo transportados a través del líquido linfático. Los ganglios linfáticos se localizan en muchas partes del cuerpo, incluyendo cuello, axilas, pecho, abdomen (vientre) e ingles. Los ganglios contienen células inmunes que ayuda a combatir las infecciones al atacar y destruir a los gérmenes que están siendo transportados a través del líquido linfático.

Existen cientos de ganglios linfáticos a través de todo el cuerpo. Cada ganglio linfático filtra el fluido y las sustancias recolectados y transportados por los vasos linfáticos. El fluido linfático de los dedos, por ejemplo, es llevado hacia la región del pecho para juntarse con el fluido linfático recolectado del resto del brazo. Puede que dicho líquido sea filtrado a través de los ganglios linfáticos en el codo por los que pasará en su trayecto, o que esto suceda en los ganglios ubicados en el área axilar. El fluido proveniente de la cabeza, el cuero cabelludo y el rostro fluye través de los ganglios linfáticos ubicados en la región del cuello. Algunos ganglios linfáticos se encuentren de forma profunda en ciertas partes del cuerpo, tal como aquellos entre los pulmones o los de alrededor del intestino con el fin de filtrar el líquido linfático de estas áreas.

Ganglios linfáticos inflamados

Cuando hay un problema, tal como una infección, lesión o cáncer, puede que los ganglios linfáticos en una región se inflamen o que generen hinchazón conforme se desempeñan en su función de eliminar a las células "malas". Los ganglios linfáticos inflamados (linfadenopatía) son un indicador de que algo no está bien, habiendo además otros síntomas útiles para poder determinar cuál es el problema. Por ejemplo, dolor en el oído acompañado de fiebre y agrandamiento de los ganglios linfáticos cercanos a la oreja son pistas de que podría haber alguna infección en el oído o que está por manifestarse un resfriado.

Algunas partes en donde los ganglios linfáticos comúnmente se inflaman son cuello, ingles y axilas. En la mayoría de los casos, solo una región de los ganglios se inflama a la vez. Cuando más de una región de ganglios linfáticos se inflaman se le denomina linfadenopatía generalizada. Algunas infecciones (tal como la amigdalitis estreptocócica y la varicela), ciertos medicamentos, algunas afecciones del sistema inmunológico y determinados tipos de cáncer como linfoma y leucemia pueden causar este tipo de inflamación. Su proveedor de atención médica buscará más información para determinar la causa de la inflamación. La hinchazón de los ganglios linfáticos a menudo es por causa de otra cosa que no es cáncer.

Cáncer en los ganglios linfáticos

El cáncer puede aparecer en los ganglios linfáticos de dos maneras: puede surgir ahí o puede propagarse ahí proveniente de otra parte.

El cáncer que se origina en la ganglios linfáticos es referido como linfoma. Puede acceder a más información sobre el contenido disponible sobre linfoma de Hodgkin y linfoma de no Hodgkin.

Con mayor frecuencia, el cáncer proviene de otro lugar en el que se originó, propagándose después hacia los ganglios linfáticos. Es este el enfoque de esta sección.

¿Cómo se propaga el cáncer hacia los ganglios linfáticos?

El cáncer se puede propagar del lugar en el que surgió (el sitio primario) a otras partes del cuerpo.

Cuando las células cancerosas se desprenden de un tumor, éstas pueden desplazarse hacia otras áreas a través del torrente sanguíneo o el sistema linfático. En caso de que las células cancerosas de desplacen a través del sistema linfático, las células cancerosas puede que se establezcan en los ganglios linfáticos. La mayoría de las células cancerosas que se fugaron del sitio primario perecen o son combatidas antes de que puedan desarrollarse en otro sitio. Pero es posible que un par de estas células se asienten en un lugar en el que podrán desarrollarse y reproducirse formando así nuevos tumores. Esta propagación del cáncer a una nueva parte del cuerpo se llama metástasis.

Para que las células cancerosas se propaguen a nuevas partes del cuerpo, éstas tienen que pasar por varios cambios. Es necesario que puedan desprenderse del sitio del tumor primario y que se puedan o adherir a la capa o pared exterior de algún vaso linfático o sanguíneo. Luego tendrían que poder traspasar esta pared o capa para así entrar al torrente sanguíneo o al sistema linfático, alcanzando otros órganos o ganglios en el cuerpo.

Cuando el cáncer se propaga hacia los ganglios linfáticos, por lo general lo hacia aquellos que están cerca del tumor en sí. Estos son los ganglios que ha estado desempeñándose más arduamente en filtrar y combatir a las células cancerosas.

¿Cómo es detectado el cáncer en los ganglios linfáticos?

Los ganglios linfáticos normales son diminutos y difíciles de ubicar, pero cuando hay infección, inflamación o cáncer podrían lucir de mayor tamaño. Aquellos que se encuentran en la superficie del cuerpo podrían haberse desarrollado lo suficiente como para poder ser palpados con los dedos, y habrá algunos que incluso podrían ser visibles. Pero en caso de algunas cuantas células cancerosas en un ganglio linfático, puede que el ganglio luzca y se sienta de la manera habitual. Los ganglios linfáticos que está profundamente ubicados en ciertas partes del cuerpo no pueden ser sentirse al tacto ni vistos. Así, puede que los médicos realicen tomografías u otros estudios por imágenes para observar los ganglios en partes profundas en el cuerpo que estén agrandados. A menudo, se asume que los ganglios linfáticos agrandados cercanos al tumor contienen cáncer.

La única forma de determinar con certeza la presencia de cáncer en un ganglio es mediante una biopsia. Puede que los médicos extraigan los ganglios linfáticos o que tomen muestras de uno o más ganglios mediante el uso de agujas. El tejido extraído es enviado a un laboratorio para su análisis con microscopio por un patólogo (médico especializado en diagnosticar las enfermedades a través de estudiar las muestras de tejidos) para determinar si el tejido contienen células cancerosas. El patólogo prepara un informe en el cual se detallan los hallazgos. Si un nodo contiene cáncer, en el informe se describe la forma en cómo luce y qué tanto de ello fue observado.

Cuando un cirujano hace una operación para extirpar el tumor primario de un cáncer, puede que con ello también extraiga uno o más de los ganglios linfáticos alrededor (regionales). La extracción de un ganglio se considera biopsia, pero cuando muchos de los ganglios son extraídos, entonces esto es referido como una disección de ganglios linfáticos. Cuando el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos, hay un mayor riesgo de que el cáncer podría regresar tras la cirugía. Esta información es útil para que el médico decida si la quimioterapia, inmunoterapia, terapia de medicamentos dirigidos o radioterapia podría(n) requerirse tras la cirugía.

¿Qué significa si hay cáncer en el ganglio linfático?

Si se detecta la existencia de cáncer en uno o más ganglios linfáticos, esto puede implicar la necesidad de más pruebas para determinar qué tanto se ha propagado el cáncer. Esta información se utiliza para determinar la etapa del cáncer y las formas de tratamiento más adecuadas.

Acceda a más información sobre las etapas del cáncer (estadificación) o para determinar el tipo de un cáncer.

Efectos de la extracción de ganglios linfáticos

Cuando los ganglios linfáticos son extraídos, puede que esto resulte en dejar el área afectada sin una forma de drenar el fluido linfáticos que ahí se acumule. Muchos de los vasos linfáticos ahora se encontrarán en un ‏‏‏‏‏“callejón sin salida” al llegar al punto en donde solía estar el ganglio linfático, acumulándose ahora la linfa sin ser drenada. Esto es referido como linfedema, la cual puede convertirse en una afección de por vida. Entre más ganglios linfáticos sean extraídos, más propenso es que esta afección ocurra. Para más información sobre las señales a las que hay que prestar atención, así como para formas de reducir el riesgo y las medidas que pueden tomarse para el control de los efectos secundarios de esta afección, refiérase al contenido sobre linfedema.

La extracción de los ganglios linfáticos durante la cirugía contra el cáncer es muy poco probable que debilite la función del sistema inmunológico en el paciente, ya que el sistema inmunológico es extenso y complejo que se encuentra a través de todo el cuerpo.

The American Cancer Society medical and editorial content team

Our team is made up of doctors and oncology certified nurses with deep knowledge of cancer care as well as journalists, editors, and translators with extensive experience in medical writing.

American Joint Committee on Cancer. AJCC Cancer Staging Manual, 8th ed. New York: Springer 2017: 715-725.

Liao S, von der Weid PY. Lymphatic system: an active pathway for immune protection. Semin Cell Dev Biol. 2015;38:83–89.

National Institute of Allergy and Infectious Diseases. Overview of the Immune System. Updated December 30, 2013. Accessed at https://www.niaid.nih.gov/research/immune-system-overview on February 23, 2021. 

Referencias

American Joint Committee on Cancer. AJCC Cancer Staging Manual, 8th ed. New York: Springer 2017: 715-725.

Liao S, von der Weid PY. Lymphatic system: an active pathway for immune protection. Semin Cell Dev Biol. 2015;38:83–89.

National Institute of Allergy and Infectious Diseases. Overview of the Immune System. Updated December 30, 2013. Accessed at https://www.niaid.nih.gov/research/immune-system-overview on February 23, 2021. 

Actualización más reciente: marzo 2, 2021

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.