Cuidados de una urostomía

A medida que se vaya familiarizando más, puede tener preguntas sobre los cuidados de su urostomía. Esta sección incluye muchos consejos prácticos de las experiencias de otras personas, pero recuerde que todos somos diferentes. Por lo tanto, no hay una solución única que se aplique a todo el mundo, solo sugerencias e ideas que usted podrá probar. 

Vaciado y cambio del sistema de bolsa recolectora

Usted recibirá instrucciones sobre cómo cambiar y vaciar su sistema de bolsa recolectora antes de su partida del hospital. No es necesario el uso de suministros que hayan sido esterilizados. Por ejemplo, es posible el uso de pañuelos desechables, toallas de papel o papel de baño para limpiar alrededor del área del estoma en lugar de usar almohadillas de gaza desechables esterilizadas.

Cómo vaciar la bolsa

La bolsa de urostomía tiene una válvula de drenaje en el fondo para vaciarla cuando sea necesario. Debido a que las bacterias crecen rápidamente en la orina, resulta importante vaciar a menudo la bolsa, en horarios regulares. Demasiada orina también podría dañar el sello  de la bolsa. Se recomienda vaciar su bolsa cuando alcance alrededor de 1/3 a 1/2 de su capacidad.

Durante el día, la mayoría de las personas necesitan vaciar la bolsa con la misma frecuencia con la que acudían al baño antes de  tener la urostomía o antes de tener cualquier  problema de la vejiga (esto puede ser cada 2 a 4 horas en muchas personas o con más frecuencia si se consumen muchos líquidos). Puede que los niños necesiten vaciar las bolsas con más frecuencia,  ya que en ellos éstas son más pequeñas. Siga estos pasos:

  • Siéntese en el escusado tan atrás como pueda
  • Coloque una pequeña tira de papel sanitario en el inodoro para disminuir las salpicaduras
  • Sujete la parte inferior de la bolsa hacia arriba y abra la válvula
  • Vacíe suavemente el contenido directamente en el escusado. Puede poner un poco de papel higiénico en el inodoro primero para ayudar a evitar salpicaduras si es necesario.
  • Cierre la válvula
  • Seque el extremo de la válvula con papel toalla

En la noche, se puede adherir un tubo flexible a la válvula de drenaje de la bolsa. Esto permite que la orina fluya hacia una bolsa o botella para drenaje más grande que se encuentra al lado de su cama mientras usted duerme. Muchas personas descubren que es mejor una unidad de drenaje ubicada al lado de su cama que tener que levantarse durante la noche para vaciar la bolsa. (Esto se discute más adelante en "Cómo usar un sistema de drenaje nocturno"). 

Cambio de la bolsa

Hay distintos sistemas de bolsa recolectora según el plazo de utilización. Algunas se cambian cada día, otras alrededor de cada tres días y algunas una vez por semana dependiendo del tipo de bolsa elegida.

Su bolsa debe cambiarse en un horario que se ajuste a su rutina. Además, es mejor tener un horario de cambio establecido para que no se presenten complicaciones. En otras palabras, no espere a que haya una fuga de orina para cambiar la bolsa. Puede que sea más fácil cambiar la bolsa en la mañana, antes de comer o beber algo. Si éste no es el mejor momento para usted, trate de esperar al menos de una a dos horas después de haber consumido líquidos de manera que la orina no alcance su piel y los suministros mientras cambia la bolsa.

Usted tendrá que descubrir la mejor posición para colocarse la bolsa, ya sea sentado, parado o acostado. La posición que use debe ser la que permita ver su estoma y la más fácil para cuando usted cambie la bolsa. Algunas personas se paran frente al inodoro de manera que las gotas de orina provenientes del estoma caigan en el inodoro. Cuando se hace el cambio de bolsa sentado en una silla de ruedas, resulta útil deslizar las nalgas hacia el frente de la silla e inclinarse un poco. Un espejo le puede ayudar a centralizar la bolsa en el estoma.

Antes de cambiar su bolsa, lávese bien las manos y coloque todos sus suministros en una superficie limpia. La limpieza de las bolsas reduce las probabilidades de que gérmenes (bacteria) alcancen el sistema urinario. Las bacterias se pueden multiplicar rápidamente incluso en la gota de orina más diminuta. Estos gérmenes pueden desplazarse hasta los uréteres y causar una infección renal. Las bacterias también pueden causar que la orina sea muy maloliente. Algunas personas encuentran útil usar papel higiénico enrollado, toallas de papel o tampones para absorber el goteo de orina que sale del estoma.

No tiene que usar material esterilizado (el estoma y la piel adyacente están limpios pero no estériles). Sin embargo, mantener todos sus suministros limpios y organizados le ahorrará tiempo y dinero. Se recomienda que siempre tenga al menos dos bolsas, una en su cuerpo y otra lista para reemplazar la que usa.

Al principio, cambiar la bolsa puede que le tome hasta 30 minutos, pero con el pasar del tiempo y practica puede cambiarla con más rapidez.

Factores que pueden afectar el sello del sistema colector

El sistema de bolsa recolectora deberá adherirse a la piel y es importante cambiar la bolsa antes de que se afloje o de que surjan fugas. La cantidad de tiempo que una bolsa permanece sellada a la piel depende de muchos factores, como el entalle adecuado, el clima, la condición de la piel, las cicatrices, los cambios en el peso, la alimentación, la actividad y la forma de su cuerpo cerca del estoma.

A continuación se presentan algunas otras cosas que pueden afectar el tiempo que la bolsa se adhiere:

  • La sudoración reducirá el número de días que podrá portar una bolsa. El calor del cuerpo, aunado con la temperatura ambiente, ocasionará que las barreras para la piel se aflojen más rápido de lo habitual.
  • La piel grasosa y húmeda reduce el tiempo de uso
  • Los cambios en el peso también afectarán por cuánto tiempo podrá usar una bolsa. El peso que aumente o pierda después de la cirugía para la urostomía puede cambiar la forma de su abdomen, lo cual puede hacer que necesite un sistema totalmente distinto.
  • Puede que las actividades físicas afecten el tiempo de uso de una aplicación. El nadar, los deportes de actividad intensa o cualquier cosa que le haga sudar puede reducir el tiempo de uso de la aplicación.

Protección de la piel alrededor del estoma

La piel que circunda su estoma siempre debe verse como la piel del resto de su abdomen. Sin embargo, el desecho que sale de la urostomía puede causar hipersensibilidad o dolor en esta área. A medida que se fortalezca y tenga más experiencia en el manejo de su equipo, la irritación de la piel puede que sea menos problemática de evitar. A continuación se indican algunas maneras de ayudar a mantener su piel saludable:

Use el tamaño adecuado de bolsa y de la abertura de la barrera para la piel. Una abertura demasiado pequeña puede cortar o lesionar el estoma y puede que esto lo inflame. Si la abertura es demasiado grande, el desecho podría entrar en contacto con la piel y posiblemente irritarla. En ambos casos, reemplace la bolsa o barrera cutánea por una que le quede bien.

Cambie el sistema de bolsa recolectora con regularidad para evitar fugas e irritación de la piel. Es importante tener un horario establecido para cambiar su bolsa. No espere a que se presenten fugas u otros signos de problemas, como picazón y ardor.

Tenga cuidado al retirar el sistema de bolsa recolectora de la piel y no se lo quite más de una vez por día, salvo que se haya presentado algún problema. Quítese la barrera cutánea separando suavemente su piel de la barrera adhesiva en lugar de jalar la barrera de su piel.

Limpie con agua la piel que circunda al estoma. Esto se puede hacer en la regadera o tina de baño. Seque la piel antes de colocarse la barrera cutánea o la bolsa.

Esté alerta a las sensibilidades y alergias al material del adhesivo de la barrera cutánea, de la cinta o la bolsa. Éstas pueden surgir semanas, meses o incluso años después del uso de un producto, ya que el cuerpo se puede sensibilizar gradualmente. Si su piel se irrita solamente en el punto donde la bolsa de plástico tiene contacto con su piel, puede cubrir la bolsa o probar otra marca de bolsa. Una enfermera especializada en estoma puede ofrecer sugerencias si es necesario. Los fabricantes de suministros de ostomías tienen cubiertas para bolsas, o usted puede hacer su propia cubierta. Es posible que necesite probar diferentes productos para ver cómo reacciona su piel.

Afeitado debajo de la bolsa

La presencia de mucho vello alrededor del estoma puede ocasionar que la barrera dérmica no se adhiera bien y causarle dolor cuando se la quite. Afeitar con una rasuradora, o recortar el vello con tijera resulta útil en estos casos. Al hacer esto, siempre se debe tener mucho cuidado. Se recomienda que afeite en seco la piel alrededor de su estoma con un talco para estomas, debido a que el jabón y las cremas de afeitar contienen humectantes y aceites que podrían ocasionar que la barrera cutánea no se adhiera. Tras afeitar, enjuague y seque la piel bien antes de colocar la bolsa.

Manchas de sangre en el estoma

Las manchas de sangre no deben alarmarle. Puede que se genere un sangrado leve al limpiar alrededor del estoma cuando esté  cambiando la bolsa o la barrera para la piel. Los vasos sanguíneos en los tejidos del estoma son muy delicados en la superficie y pueden sangrar fácilmente. Usualmente el sangrado desaparece rápidamente. De no ser así, llame a su enfermera de ostomías o a su médico.

Restricciones en la alimentación

Es importante saber que la cirugía de urostomía no cambia la función renal, y que las vías urinarias y el tubo digestivo son sistemas separados. Por lo general, la cirugía de urostomía no conlleva restricciones en la alimentación. Sin embargo, si ha habido daño a sus riñones, su médico puede pedirle que vigile su consumo de proteína y sal. A veces los alimentos y las medicinas pueden ocasionar un olor urinario o cambiar el color de la orina.

El equilibrio del pH en la orina también puede cambiar y puede ser revisado por su médico. El pH de la orina es una medida que indica qué tan ácida o alcalina es. Es importante saber el pH de la orina.

  • Cuando el cuerpo usa el alimento que come, produce un residuo mineral llamado ceniza que puede ser ácida o básica (alcalina) dependiendo del tipo de alimento. La mayoría de las frutas y los vegetales dan una ceniza alcalinizada y tienden a alcalinizar la orina. Las carnes y los cereales producen generalmente una ceniza ácida.
  • A menos que exista otra indicación, la orina debe mantenerse en un estado ácido. Tome jugo de arándano (“cranberry”) en vez de jugo de naranja u otros jugos cítricos (que tienden a hacer la orina más alcalina), y tome vitamina C a diario (consulte primero con su médico). Algunos de los alimentos de ceniza ácida son: la mayoría de las carnes, panes y cereales, queso, maíz, arándanos, huevos, macarrones, nueces, pasta, ciruelas, pescado y aves.
  • Los cristales urinarios en el estoma o la piel son causados por la orina alcalina. Los cristales lucen como partículas blancas y arenosas que pueden causar la irritación o sangrado del estoma. La limpieza apropiada, el mantener su orina ácida y el ajustar cuidadosamente la barrera cutánea ayudarán a prevenir cristales urinarios.
  • Para ayudar a reducir los cristales urinarios, usted puede preparar una compresa de vinagre y aplicarla al estoma por varios minutos cuando cambie la bolsa. Utilice un paño o toalla pequeña de baño para empaparlo en una mezcla de agua y vinagre blanco por partes iguales y luego aplique el paño húmedo en el estoma.

Baño

Puede ducharse o bañarse con la bolsa o sin ella. Si no usa una bolsa, recuerde que es posible que siga drenando la orina en la ducha o la tina (bañera). Lo mejor es usar solamente agua al lavar la piel alrededor de su estoma. En caso de usar jabón, asegúrese de enjuagar bien la piel con agua. El jabón no irritará su estoma, pero puede interferir con la adhesividad de la barrera cutánea. No use aceite de baño alrededor del estoma, ya que puede dificultar la adhesión de la bolsa.

Si se baña sin la bolsa, asegúrese de tener la piel fría y seca antes de volverse a poner una bolsa. De otra manera, el calor de un baño caliente en tina o en regadera puede conservar caliente la piel y causar sudoración debajo de la barrera, lo que evita un sello firme.

Cuándo hay que llamar al médico

Se deberá llamar al médico o enfermera de ostomías si presenta:

  • Un corte o lesión en el estoma
  • Mucho sangrado proveniente de la abertura del estoma (o si es que en varias ocasiones encuentra un sangrado moderado en la bolsa   cuando va a vaciarla)
  • Sangrado en el punto de unión del estoma y la piel
  • Irritación de la piel grave o úlceras (llagas) profundas
  • Un cambio inusual en el tamaño o color de su estoma
  • Fiebre o fuerte olor a orina que puede ser un signo de infección renal

Pedido y almacenamiento de suministros de ostomía

Los suministros pueden ser pedidos vía correo postal, adquirirse en un local de suministros médicos o en una farmacia local. Si desea, usted puede hacer sus pedidos por Internet. Si desea ayuda adicional para hacer sus pedidos, procure ponerse en contacto con el fabricante de los productos, o consulte las páginas comerciales del directorio telefónico o en Internet (busque las palabras “suministros de ostomía” - “ostomy supplies”).

  • Para pedir bolsas, barreras dérmicas y otros productos de ostomía, necesitará el nombre del fabricante y el código de los productos
  • Solicite a su enfermera de ostomías el nombre de distribuidores confiables que le puedan suministrar lo que necesita 
  • Antes de hacer el pedido de los suministros, verifique que su seguro médico cubra el costo de los productos de tal compañía 
  • Compare los precios cuando haga sus pedidos por correo y por Internet (recuerde los gastos de envío)
  • Conserve todos sus suministros en un mismo estante, cajón o similar en un lugar seco libre de humedad y temperaturas extremas
  • Haga el pedido de sus siguientes suministros algunas semanas antes de que sus actuales suministros se le terminen, para tener suficiente tiempo para la entrega. No acumule suministros en grandes cantidades, ya que éstos podrían arruinarse por la humedad y los cambios en la temperatura. 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: octubre 16, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.