Otros medicamentos aparte de quimioterapia para el linfoma no Hodgkin en niños

En los últimos años, se han elaborado nuevos medicamentos que tienen como blanco a partes específicas de las células cancerosas. Estos medicamentos funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. Algunas veces, estos medicamentos funcionan cuando los medicamentos de quimioterapia no son eficaces y a menudo presentan efectos secundarios diferentes. Algunos de estos medicamentos podrían ser útiles en ciertos casos de linfoma no Hodgkin en niños.

Anticuerpos monoclonales

Los anticuerpos son proteínas que normalmente el sistema inmunitario del cuerpo produce para ayudar a combatir las infecciones. Las versiones artificiales, llamadas anticuerpos monoclonales, pueden ser diseñadas para atacar a un blanco específico, tal como una proteína en la superficie de las células del linfoma.

Actualmente se están usando varios anticuerpos monoclonales para tratar el linfoma en los adultos. Actualmente, algunos de estos anticuerpos monoclonales también se están estudiando o usando en niños.

Rituximab (Rituxan): este anticuerpo se adhiere a una proteína llamada CD20 que se encuentra en la superficie de algunos tipos de células de linfoma, lo que parece causar que las células mueran. El rituximab se ha estado estudiando para usarse junto con la quimioterapia. Por lo general, los tratamientos se administran como infusiones intravenosas en el consultorio o la clínica del médico.

Los efectos secundarios frecuentes por lo general son leves, pero pudieran incluir escalofríos, fiebre, náusea, sarpullido, cansancio y dolores de cabeza durante o después de la infusión. Aun cuando ocurran estos síntomas con la primera infusión de rituximab, resulta inusual que recurran con dosis siguientes. El rituximab también puede aumentar el riesgo de una persona de contraer algunos tipos de infecciones.

Brentuximab vedotin (Adcetris): este es un anticuerpo anti-CD30 adherido a un medicamento de quimioterapia. Algunas células de linfoma tienen la proteína CD30 en la superficie. El anticuerpo actúa como una señal buscadora de blancos, llevando el medicamento de quimioterapia a las células del linfoma, las cuales penetra y elimina cuando tratan de dividirse en nuevas células.

El brentuximab se puede usar para tratar el linfoma anaplásico de células grandes (ALCL) que ha regresado después de otros tratamientos. Hasta el momento se había estado utilizado principalmente en adultos, aunque actualmente su uso también se estudia en niños. Se administra como una infusión en una vena (IV) cada 3 semanas.

Los efectos secundarios comunes incluyen daño a los nervios (neuropatía), bajos recuentos sanguíneos, cansancio, fiebre, náusea y vómito, infecciones, diarrea y tos.

Otros medicamentos nuevos

Actualmente, también se están estudiando otros medicamentos que atacan partes de las células del linfoma para usarlos en niños.

Por ejemplo, el gen de la cinasa de linfoma anaplásico (ALK) a menudo es anormal en el linfoma anaplásico de células grandes (ALCL). Los medicamentos más nuevos, llamados inhibidores ALK, como crizotinib (Xalkori), atacan a las células que tienen un gen ALK anormal. En estudios preliminares, estos medicamentos han dado resultados muy prometedores en niños con ALCL que ya no responden a otros tratamientos. Actualmente, los médicos están estudiando el uso de estos medicamentos junto con quimioterapia u otros medicamentos para el tratamiento de ALCL.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: June 20, 2017 Last Revised: August 7, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.