¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el cáncer de cuello uterino?

Se están investigando nuevas maneras para prevenir y tratar el cáncer de cuello uterino. Algunos de estos nuevos y prometedores métodos son los siguientes:

Biopsia de ganglio linfático centinela

Durante la cirugía para el cáncer de cuello uterino, se pueden extraer ganglios linfáticos de la pelvis para saber si el cáncer se propagó a ellos. En lugar de extraer muchos ganglios linfáticos, se puede emplear una técnica llamada biopsia de ganglio centinela para extraer sólo aquellos pocos ganglios que con más probabilidad contengan cáncer. En esta técnica, un tinte azul que contiene un marcador radiactivo se inyecta en el cáncer, y se le permite penetrar hasta los ganglios linfáticos. Luego, durante la cirugía, los ganglios linfáticos que contienen radiación y el tinte azul se pueden identificar y extraer. Estos ganglios linfáticos son los que con mayor probabilidad contienen cáncer, si es que se ha propagado. Si estos ganglios linfáticos no contienen cáncer, no es necesario extraer los otros ganglios linfáticos. Extraer menos ganglios linfáticos puede reducir el riesgo de problemas posteriores, como linfedema (hinchazón) de las piernas.

Actualmente, la biopsia de ganglio linfático centinela se utiliza principalmente en cánceres de cuello uterino en etapa I que miden menos de 2 cm.  Se planean realizar más estudios de investigación para ver si este procedimiento debiera formar parte del tratamiento estándar.

Inmunoterapia

Con el cáncer, el sistema inmunitario no puede controlar el rápido crecimiento de las células tumorales. Recientemente, se han desarrollado nuevos medicamentos, llamados inhibidores de puestos de control inmunitarios, que “restauran” el sistema inmunitario. Se ha descubierto que estos medicamentos son útiles en el tratamiento de varios tipos de cáncer. La utilidad de estos medicamentos en el tratamiento del cáncer de cuello uterino está siendo estudiada, y se están realizando ensayos clínicos para investigar más sobre este asunto. Actualmente hay un medicamento de inmunoterapia disponible para tratar el cáncer de cuello uterino avanzado, pero se están realizando estudios para saber si este u otros medicamentos de inmunoterapia funcionarían mejor en combinación con quimioterapia o posiblemente en combinación con quimiorradiación.

Vacunas contra el VPH

Se han estado desarrollando vacunas para prevenir la infección con algunos de los tipos de VPH de alto riesgo asociados con el cáncer de cuello uterino. Actualmente las vacunas disponibles están diseñadas para proveer inmunidad a los tipos de VPH causantes del 90% de los cánceres de cuello uterino.

Asimismo, otras vacunas pretenden ayudar a las mujeres que ya tienen cáncer de cuello uterino avanzado. Estas vacunas intentan producir una reacción inmunitaria contra aquellas partes del virus (las proteínas E6 y E7) que causan el crecimiento anormal de las células cancerosas del cuello uterino. Se espera que esta reacción destruya las células cancerosas o les impida seguir creciendo. Los estudios sobre el cáncer de cuello uterino avanzado revelaron resultados prometedores con una vacuna contra la proteína E7 (ADXS11-001): los tumores se encogieron o la enfermedad se estabilizó. Esta vacuna se está estudiando también en el cáncer de cuello uterino en etapa temprana para saber si puede ayudar a disminuir la probabilidad de que el cáncer reaparezca. También se están probando otros tipos de vacunas contra las proteínas E6 o E7.

Terapia dirigida

A medida que los investigadores han aprendido más acerca de los cambios genéticos en las células que causan cáncer, ellos han desarrollado nuevos  medicamentos que son dirigidos específicamente contra estos cambios. Estos medicamentos de terapia dirigida funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. A menudo causan efectos secundarios que son diferentes a los de la quimioterapia.

El bevacizumab es un agente dirigido que en la actualidad es usado para tratar el cáncer de cuello uterino avanzado. Otros agentes dirigidos, como cediranib y nintedanib, que bloquean ciertos factores de crecimiento que ayudan a crecer a las células cancerosas han demostrado ser útiles en algunos estudios de investigación que se han realizado en pacientes con cáncer de cuello uterino avanzado. Estos  medicamentos siguen bajo investigación. 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: enero 3, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.