Inmunoterapia para el cáncer de cuello uterino

La inmunoterapia es el uso de medicamentos para reforzar el sistema inmunitario de la persona para que reconozca y destruya a las células cancerosas con más eficacia. La inmunoterapia por lo general funciona sobre las proteína que se involucran específicamente con el sistema inmunitario para estimular la respuesta inmunológica del cuerpo. Este tipo de medicamentos origina efectos secundarios diferentes que a menudo son menos graves a los causados por la quimioterapia. 

Algunos de los medicamentos de inmunoterapia, como los anticuerpos monoclonales, funcionan en más de una forma para controlar a las células cancerosas y puede que también sean considerados como terapia de medicamentos dirigidos por estar predestinados a bloquear una proteína en específico en las células cancerosas y así frenar su desarrollo.

En ocasiones, la inmunoterapia se puede usar para tratar el cáncer de cuello uterino.

Inhibidores de puestos de control inmunitarios

Una característica importante del sistema inmunitario es su capacidad de evitar que él mismo ataque a las células normales del cuerpo. Para hacer esto, el sistema inmunitario utiliza “puestos de control” que son proteínas en las células inmunitarias que necesitan ser activadas (o desactivadas) para iniciar una respuesta inmunitaria. En ocasiones, las células cancerosas usan estos puestos de control para evitar ser atacadas por el sistema inmunitario. Los nuevos medicamentos que se dirigen a estos puestos de control se han estado utilizando como tratamientos contra el cáncer.

El pembrolizumab (Keytruda) tienen como blanco a la PD-1, una proteína en las células del sistema inmunitario llamadas células T que normalmente ayudan a evitar que estas células ataquen a otras células en el cuerpo. Al bloquear la PD-1, estos medicamentos refuerzan la respuesta inmunitaria contra las células cancerosas. Esto puede disminuir el tamaño de algunos tumores o desacelerar el crecimiento.

Antes de que se pueda emplear el pembrolizumab, podría ser necesario hacer una análisis de laboratorio sobre la células cancerosas para determinar si contienen por lo menos una determinada cantidad de la proteína PD-L1.

Si se observa una cantidad suficiente, entonces el medicamento puede ser aplicado.

  • Se usará por sí solo en el caso de cáncer de cuello uterino que ha regresado o que se ha propagado mientras se recibe o después de haber recibido la quimioterapia.
  • Se usa como primer tratamiento junto con la quimioterapia, ya sea en conjunto o no con bevacizumab para el tratamiento contra el cáncer de cuello uterino que no se reduce con el tratamiento convencional, así como con cáncer recurrente o que se ha propagado hacia sitios distantes.

Este medicamento de inmunoterapia se administra por infusión intravenosa cada 3 o 6 semanas.

Posibles efectos secundarios de la inmunoterapia

Algunos efectos secundarios de los medicamentos de inmunoterapia son: cansancio, fiebre, náusea, dolor de cabeza, erupciones en la piel, pérdida del apetito, estreñimiento, dolor muscular y de articulaciones, y diarrea.

Otros efectos secundarios más graves pueden ocurrir con menos frecuencia. Estos medicamentos esencialmente retiran los frenos del sistema inmunitario del organismo. Algunas veces el sistema inmunitario comienza a atacar otras partes del cuerpo causando problemas graves e incluso fatales en los pulmones, los intestinos, el hígado, las glándulas productoras de hormonas, los riñones u otros órganos.

Es muy importante que notifique inmediatamente cualquier efecto secundario nuevo al equipo de profesionales que atiende su salud. Si usted presenta un efecto secundario grave, puede que sea necesario suspender el tratamiento. Entonces, puede que reciba altas dosis de corticoesteroides para suprimir su sistema inmunitario.

Para saber más sobre inmunoterapia refiérase a Inmunoterapia del cáncer.

Para más información sobre los efectos secundarios, consulte Control de efectos secundarios relacionados con el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: octubre 15, 2021

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.