Cirugía para el cáncer de ovario

La cirugía es el tratamiento principal para la mayoría de los cánceres de ovario. La extensión de la cirugía depende de qué tanto se ha propagado su cáncer y de su estado general de salud. En los casos de aquellas mujeres en edad fértil que tienen ciertos tipos de tumores y el cáncer se encuentra en la etapa más inicial, puede que sea posible tratar la enfermedad sin extirpar ambos ovarios ni el útero.

Cirugía para el cáncer ovárico epitelial

Para el cáncer ovárico epitelial, la cirugía tiene dos objetivos principales: clasificar la etapa del cáncer y hacer la cirugía citorreductora. Si su cáncer no se clasifica ni se reduce de tamaño apropiadamente, puede que usted necesite más cirugía posteriormente. Por lo tanto, es importante que la cirugía sea realizada por un especialista que tenga capacitación y experiencia en cirugía de cáncer de ovario, como un ginecólogo oncólogo.

Estadificación del cáncer ovárico epitelial

El primer objetivo de la cirugía es determinar la etapa del cáncer para saber cuán lejos se ha propagado del ovario. Por lo general, esto significa extirpar el útero (esta operación se conoce como histerectomía), ambos ovarios y las trompas de Falopio (a esta operación se le conoce como salpingooforectomía bilateral o BSO, por sus siglas en inglés). Además, se extirpa el epiplón (una epiplectomía). El epiplón es una capa de tejido adiposo que cubre los contenidos abdominales como un delantal, y el cáncer de ovario algunas veces se propaga a esta área. Puede que se realicen biopsias de algunos ganglios linfáticos en la pelvis y el abdomen (se extraen para ver si el cáncer se ha propagado desde el ovario).

Si hay líquido en la pelvis o la cavidad abdominal, se extraerá para su posterior análisis. El cirujano puede “lavar” la cavidad abdominal usando agua con sal (salina) y luego enviar ese líquido al laboratorio para análisis. Él o ella también puede extraer muestras (biopsias) de diferentes áreas del interior del abdomen y la pelvis. Todas las muestras de tejido y líquidos tomadas durante la operación se envían a un laboratorio para determinar si hay células cancerosas. La estadificación es muy importante debido a que los cánceres de ovario en etapas diferentes son tratados de manera diferente. Si no se determina correctamente la etapa del cáncer, tal vez el médico no pueda determinar cuál es el tratamiento adecuado.

Cirugía citorreductora del cáncer ovárico epitelial

El otro objetivo importante de la cirugía consiste en extraer tanto tumor como sea posible (cirugía citorreductora). La cirugía citorreductora es muy importante cuando el cáncer de ovario ya se ha propagado por todo el abdomen (vientre) al momento de la cirugía. Este procedimiento va dirigido a no dejar ningún cáncer que sea visible ni tumores que midan más de 1 cm (menos de 1/2 pulgada). A este procedimiento se le llama citorreducción óptima. Las pacientes que se han sometido a este procedimiento tienen un mejor pronóstico que aquellas a quienes se les dejaron tumores más grandes después de la cirugía (llamada citorreducción subóptima).

En algunos casos, otros órganos se pueden afectar por la citorreducción quirúrgica:

  • Algunas veces, el cirujano necesitará remover un fragmento de colon para poder llevar a cabo la cirugía citorreductora. En algunos casos, el fragmento de colon se extrae y los dos extremos que quedan son suturados para cerrar el corte. En otros casos, sin embargo, los extremos no se pueden suturar inmediatamente. En lugar de esto, el extremo superior del colon se adhiere a una abertura (estoma) en la piel del abdomen para permitir que los residuos fecales salgan del cuerpo. Esto se conoce como una colostomía. Con más frecuencia, esto es sólo temporal, y los extremos del colon se pueden unir nuevamente más adelante en otra operación. Para más información, lea Guía de colostomía.
  • A veces, es necesario extraer una parte del intestino delgado. Al igual que con el colon, el intestino delgado puede ser reconectado (que es lo más común) o se puede hacer una ileostomía. Por lo general, esto es temporal, pero se necesita cuidado especial, así que pregúntele a su médico si esto es una posibilidad antes de la cirugía. Consulte Guía de ileostomía para obtener más información.
  • La cirugía citorreductora también podría significar la extirpación de un fragmento de la vejiga. Si esto ocurre, se colocará un catéter (para vaciar la vejiga) durante la cirugía. Este catéter permanecerá hasta que la vejiga se recupere lo suficiente como para vaciarse por sí sola. Luego, se puede remover el catéter.
  • La cirugía citorreductora también puede requerir la extirpación del bazo, la vesícula biliar, o ambos, así como parte del estómago, el hígado, y/o el páncreas.

Si se extirpan ambos ovarios, el útero, o ambos, no podrá quedar embarazada. También significa que entrará en la menopausia, si aún no se le ha presentado. La mayoría de las mujeres se quedan en el hospital por 3 a 7 días después de la cirugía y pueden reanudar sus actividades usuales en 4 a 6 semanas.

Imagenología intraoperatoria

Para saber la ubicaición en el cuerpo en la que el cáncer ovárico se encuentra para su extirpación, el cirujano por lo general hace uso de estudios de imiágenes (imagenología) antes de proceder con la cirugía con lo que es posible resaltar los tumores visualmente durante el procedimiento quirúrgico. En ocasiones, los tumores que no sean fáciles de visualizar pueden conformar un caso en donde la imagenología intraoperatoria sea empleada. La imagenología intraoperatoria hase uso de un equipo especializado para la captura de imágenes en la sala de operaciones (quirófano). Para las mujeres con cáncer ovárico, la pafolacianina (Cytalux), un medicamento fluorescente, será inyectado horas antes de la cirugía el cual se adhiere a una proteína específica la cual está presente en las células del cáncer de ovario . Durante la cirugía, la imagenología intraoperatoria, el equipo especializado emitirá una luz cas infrarroja la cual es fluorescente que hará que los tumores "ocultos" se vuelvan luminosos por contener las células con la proteína con el medicamento adherido, permitiendo al médico saber el punto de su ubicación. Este procedimiento puede ayudarles a determinar que el cáncer sea extirpado en su totalidad.

Lo efectos secundarios más comunes de la pafolacianina (Cytalux) es dolor estomacal, acidez estomacal (agruras), picazón en la piel, dolor de pecho, náuseas, vómitos y enrojecimiento de la piel.

El médico probablemente indique a la paciente que evite tomar cualquier suplememto que contenga ácido fólico durante algunos días previos al procedimiento para que esta sustancia no genere interferencia durante la imagenología.

Cirugía para tumores de células germinales y tumores ováricos del estroma

Para los tumores de células germinales y los tumores del estroma, el objetivo principal de la cirugía es extraer el cáncer.

La mayoría de los tumores de células germinales de ovario se tratan con histerectomía y salpingooforectomía bilateral. Si el cáncer se encuentran solamente en un ovario y usted aún quiere conservar la capacidad de tener hijos, se extirpa únicamente el ovario que contiene el cáncer y la trompa de Falopio del mismo lado (se deja el otro ovario, trompa de Falopio y el útero).

A menudo, los tumores ováricos del estroma están confinados en un solo ovario. Por lo tanto, se puede hacer una cirugía para extirpar solamente a ese ovario. Si el cáncer se propagó, es posible que sea necesario extraer más tejido. Esto podría significar realizar una histerectomía y una salpingooforectomía bilateral e incluso una cirugía citorreductora.

Para tumores de células germinales y tumores ováricos del estroma, a veces, después de la edad fértil, puede recomendarse cirugía para extirpar el otro ovario, la otra trompa de Falopio y el útero.

Más información sobre cirugía

Para acceder a información general sobre la cirugía para tratar el cáncer, refiérase al contenido sobre cirugía contra el cáncer.

Para saber más sobre los efectos secundarios relacionados al tratamiento contra el cáncer, refiérase al contenido sobre control de efectos secundarios relacionados con el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: enero 5, 2022

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.