LECTURA SENCILLA

Si usted tiene mieloma múltiple

¿Qué es el mieloma múltiple?

El cáncer puede comenzar en cualquier parte del cuerpo. El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que empieza en las células plasmáticas, las cuales se encuentran en la médula ósea, la parte interior blanda de algunos huesos. Las células plasmáticas son un tipo de glóbulo blanco que combaten infecciones produciendo anticuerpos que localizan y atacan a los gérmenes.

Cuando las células plasmáticas crecen de manera descontrolada y se convierten en células cancerosas, pueden formar un tumor, generalmente en un hueso. Si hay solo un tumor de células plasmáticas, este tumor se llama plasmacitoma solitario. Cuando hay más de un tumor de células plasmáticas, estos tumores se llaman mieloma múltiple.

Preguntas para el médico

  • ¿Qué es lo que le hizo concluir que tengo cáncer?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Puede anotar el tipo exacto de cáncer que usted cree podría tener?
  • ¿Qué va a pasar luego?

¿Cómo sabe el médico que tengo mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es difícil de detectar temprano. A menudo las personas con mieloma múltiple no tienen ningún síntoma sino hasta que empeora.  Cuando se presentan síntomas, estos pueden incluir dolor óseo, malestar estomacal, falta de apetito, sentir mucho cansancio, debilidad, pérdida de peso y enfermedades frecuentes. El médico le hará preguntas sobre su salud y le hará un examen físico.

Si los indicios apuntan hacia el mieloma múltiple, se llevarán a cabo más pruebas. Las siguientes pruebas son algunas que pueden necesitarse:

Pruebas que pueden hacerse

Recuento de células sanguíneas: Este análisis de sangre es el primer análisis que se hace.  La mayoría de las personas con mieloma múltiple tienen un recuento bajo de glóbulos rojos.

Análisis de sangre y de orina para medir las inmunoglobulinas: Es posible que se analicen sus muestras de sangre y de orina para medir las inmunoglobulinas (otro nombre para los anticuerpos). Los niveles de una de esas proteínas son normalmente más altas de lo normal en las personas que tienen mieloma múltiple.

Análisis químico de la sangre: Probablemente se hagan análisis para verificar qué tan bien están funcionando los riñones y cuánto calcio, potasio y sodio y otras sustancias químicas hay en su sangre. 

Aspiración de médula ósea y biopsia: Para estas pruebas, el médico usa agujas delgadas y huecas para extraer pequeñas cantidades de médula ósea, generalmente del hueso de la cadera. El área alrededor del hueso está anestesiada y es probable que le suministren un medicamento para hacer que se duerma durante la prueba. Las muestras se envían a un laboratorio para ver si hay células plasmáticas en la médula ósea que no son normales. 

Otras pruebas de biopsias: Si usted tiene un tumor o un ganglio linfático agrandado (hipertrofiado), podría usarse una aguja delgada y hueca en una jeringa para extraer una pequeña cantidad. Luego la muestra es analizada para ver si tiene células cancerosas.

Radiografías óseas: El daño óseo causado por las células del mieloma a menudo se puede ver mediante radiografías. Se puede tomar una serie de radiografías que incluyan la mayoría de los huesos. Esto se llama estudio radiográfico de los huesos o estudio radiográfico del esqueleto.

Tomografía computarizada (CT): este estudio se conoce en inglés como CT o CAT scan. Este es un tipo especial de radiografía que toma imágenes detalladas del cuerpo. La CT pueden ayudar a mostrar si los huesos han sido dañados por el mieloma.

Imágenes por resonancia magnética (MRI): Las MRI usan ondas de radio e imanes potentes en lugar de rayos X para tomar imágenes detalladas. Pueden ser muy útiles para examinar los huesos y la médula ósea.

Tomografía por emisión de positrones (PET): Estos exámenes usan un tipo especial de azúcar que se puede ver en el interior de su cuerpo con una cámara especial. Este azúcar aparece como “zona destacada” (puntos que brillan) donde se encuentra el cáncer.

Preguntas para el médico

  • ¿Cuáles pruebas necesitaré hacerme?
  • ¿Quién hará estas pruebas?
  • ¿Dónde se harán estas pruebas?
  • ¿Cómo y cuándo recibiré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué es lo siguiente que necesito hacer?

¿Cuál es la gravedad de mi mieloma múltiple?

Si usted tiene mieloma múltiple, el médico querrá saber qué tan avanzado está. Esto es determinar la etapa (estadio) del cáncer. 

La etapa del mieloma múltiple se basa en los resultados de las radiografías y en determinados análisis de sangre y de orina. Asegúrese de preguntarle al médico sobre la etapa de su mieloma múltiple y sobre lo que esto significa en su caso.

Preguntas para el médico

  • ¿Sabe usted la etapa de mi cáncer?
  • Si no, ¿cómo y cuándo podrá saber la etapa del cáncer?
  • ¿Podría explicarme lo que significa la etapa en mi caso?
  • De acuerdo con la etapa del cáncer, ¿cuánto tiempo piensa que viviré?
  • ¿Qué va a pasar luego?

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

El plan de tratamiento que sea mejor para usted depende de la etapa de su mieloma múltiple, su edad, estado general de salud y otros factores. Si el mieloma se detecta temprano y no está causando síntomas, tal vez no sería necesario que reciba tratamiento de inmediato. En cambio, podría necesitar un seguimiento riguroso. Si usted necesita tratamiento, este podría incluir:

  • Quimioterapia
  • Tratamiento con otros medicamentos
  • Trasplante de células madre
  • Radioterapia
  • Otros medicamentos y terapia de apoyo

Quimio

Es la forma abreviada de quimioterapia; el uso de medicamentos para combatir el cáncer. A menudo, estos medicamentos se suministran en una vena. Estos medicamentos ingresan en la sangre y se propagan a todo el cuerpo. La quimioterapia se aplica en ciclos o series de tratamiento. Cada serie de tratamiento es seguida por un periodo de descanso. La mayoría de las veces, la quimioterapia incluye dos o más medicamentos y, por lo general, el tratamiento dura muchos meses.

Efectos secundarios de la quimio

La quimio puede tener muchos efectos secundarios, como:

  • Caída del cabello
  • Úlceras en la boca
  • Falta de apetito 
  • Diarrea
  • Malestar estomacal y vómitos
  • Mayor riesgo de infecciones 
  • Aparición de moretones negros y azules y sangrado fácil
  • Cansancio  

Sin embargo, estos problemas tienden a desaparecer después de que finaliza el tratamiento. Existen algunas maneras de tratar la mayoría de los efectos secundarios de la quimio. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarle.

Tratamiento con otros medicamentos

Para tratar el mieloma múltiple o sus síntomas se pueden usar otros tipos de medicamentos. Estos medicamentos funcionan de manera diferente a la quimio. Algunos de ellos apuntan a las partes de las células del mieloma que las hace diferentes de las células normales. Otros pueden ayudar a su sistema inmunitario a atacar las células del mieloma. Incluso otros pueden ayudar a fortalecer sus huesos y reducir su riesgo de fracturas. A menudo se combinan diferentes tipos de medicamentos (a veces junto con la quimio).

Algunos de estos medicamentos simplemente se toman en forma de píldoras, mientras que otros se inyectan en una vena. Cada uno de estos medicamentos puede tener sus propios efectos secundarios; por lo tanto, pregunte a su médico sobre qué medicamentos tomará y qué debe esperar.

Trasplante de células madre 

Un trasplante de células madre permite a los médicos usar dosis muy altas de quimio para eliminar las células del mieloma. Las altas dosis de estos medicamentos destruyen la médula ósea, lo cual evita que se produzcan nuevas células sanguíneas. Aunque los medicamentos destruyen la médula ósea, las células madre suministradas después de la quimio pueden devolver células madre de la médula ósea formadoras de la sangre. Usted puede someterse a un trasplante de células madre si los demás tratamientos no le han ayudado. Hay diferentes tipos de trasplante de células madre, cada uno de los cuales puede tener efectos secundarios adversos. Pregunte a su médico a qué tipo de trasplante se va a someter y qué debe esperar.

Tratamientos con radiación

La radioterapia usa rayos de alta energía (como rayos X) para eliminar las células cancerosas. Este tratamiento se puede usar para tratar áreas del mieloma que no han respondido a otros tratamientos y que están causando dolor u otros problemas.

Efectos secundarios de los tratamientos con radiación

Si su médico dice que usted debe someterse a radioterapia, hable acerca de los efectos secundarios que podrían surgir. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel donde se suministra radiación
  • Sentir mucho cansancio

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después que finaliza el tratamiento. Sin embargo, algunos pueden durar más tiempo. Hable con su médico sobre lo que usted puede esperar.

Terapia de apoyo

A menudo usted podría necesitar tratamientos para algunos de los problemas que el mieloma puede causar tales como recuentos sanguíneos bajos e infecciones.  Pregunte a su médico qué tipo de tratamiento de apoyo puede esperar recibir.  

Estudios clínicos

Los estudios clínicos son estudios de investigación que prueban el efecto de medicamentos u otros tratamientos nuevos en las personas. Ellos comparan los tratamientos convencionales con otros que pueden ser mejores. 

Si desea aprender sobre los estudios clínicos, empiece preguntando a su médico si su clínica u hospital participa en estudios clínicos. También puede llamar a nuestro servicio de compatibilidad de estudios clínicos (clinical trials matching service) al 1-800-303-5691 o visitar en línea www.cancer.org/clinicaltrials para encontrar estudios que queden cerca de usted. 

Los estudios clínicos son una manera de recibir los tratamientos del cáncer más nuevos. Son la mejor alternativa para que los médicos encuentren la mejor manera de tratar el cáncer. Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que usted tiene, será decisión de usted el determinar si le interesaría participar. En caso de que se inscriba en un estudio clínico, usted podrá dejar de participar en cualquier momento.

¿Qué debo saber acerca de otros tratamientos de los que he oído hablar?

Es posible que usted se entere de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Estas opciones puede que no sean siempre tratamientos médicos convencionales. Estos tratamientos pueden ser vitaminas, hierbas, dietas especiales y otras cosas. Probablemente usted quiera saber sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha demostrado que algunos no proveen beneficios, y que otros incluso son perjudiciales. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, algún régimen alimentario o cualquier otro método. 

Preguntas para el médico

  • ¿Qué tratamiento usted considera que sea el mejor para mí?
  • ¿Cuál es la meta de este tratamiento? ¿Qué probabilidades hay de que el tratamiento sea de ayuda?
  • ¿Necesitaré recibir además otros tipos de tratamiento?
  • ¿Cuál es la meta de estos tratamientos?
  • ¿Cuáles efectos secundarios podría experimentar debido a estos tratamientos?
  • ¿Qué puedo hacer si empiezo a tener efectos secundarios?
  • ¿Debemos pensar en un trasplante de células madre? De ser así, ¿cuándo?
  • ¿Hay algún estudio clínico que pueda ser adecuado para mí?
  • ¿Qué me dice acerca de las vitaminas o dietas especiales de las que me hablan mis amigos? ¿Cómo sabré si son seguras?
  • ¿Cuán pronto necesito comenzar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer para prepararme para el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a que el tratamiento sea más eficaz?
  • ¿Cuál es el próximo paso?

¿Qué sucederá después del tratamiento?

El tratamiento no curará el mieloma múltiple, pero podría hacer que desaparezca por un tiempo. Si usted tiene mieloma múltiple, podría haber periodos en que no reciba tratamiento. O bien puede que continúe recibiendo tratamientos regulares con quimioterapia y otros medicamentos, radiación u otros tratamientos para tratar de mantener el cáncer bajo control.

Ya sea que esté recibiendo tratamiento o no, el seguimiento constante es muy importante. Su médico preguntará si presenta síntomas, hará un examen y quizás ordene otros análisis de sangre o pruebas como CT o radiografías. Este es el momento para que usted hable con su equipo de atención médica del cáncer sobre cualquier cambio o problema que note y sobre cualquier pregunta o inquietud que tenga.

Afrontar el cáncer y lidiar con el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento para nuevos cambios en su vida. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos al 1-800-227-2345 o hable con su médico para averiguar qué cosas puede hacer para sentirse mejor.

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones que beneficien su salud y sentirse tan bien como sea posible.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Agentes inmunomoduladores: Medicamentos que afectan el sistema inmunitario y pueden ayudar al cuerpo a combatir el cáncer.

Aspiración de médula ósea y biopsia: Procedimiento en el cual se coloca una aguja delgada y hueca en el centro de un hueso, generalmente el hueso de la cadera, para extraer una pequeña cantidad de médula ósea para poder examinarla al microscopio.

Biopsia: Extracción de una pequeña muestra de tejido para ver si contiene células cancerosas.

Bisfosfonatos: Medicamentos que desaceleran la acción de células destructoras del hueso llamadas osteoclastos, las cuales pueden ayudar a mantener fuertes los huesos y desacelerar la propagación del cáncer en los huesos.

Células plasmáticas: Un tipo de glóbulos blancos en la médula ósea que produce anticuerpos.  El mieloma múltiple se origina en las células plasmáticas.

Corticosteroides: Versiones sintéticas de medicamentos que son similares a las hormonas esteroides producidas por las glándulas suprarrenales. Estos medicamentos se pueden usar como tratamientos del cáncer o para ayudar con los síntomas o efectos secundarios.

Immunoglobulinas: Otro nombre para los anticuerpos, los cuales son proteínas del sistema inmunitario que localizan y atacan a los gérmenes. 

Inhibidores del proteasoma: Medicamentos que bloquean determinadas proteínas en las células del mieloma que les ayuda a crecer. 

Médula ósea: Tejido blando y esponjoso en el centro de ciertos huesos del cuerpo. Es donde se producen nuevas células sanguíneas.

Plasmocitoma: Un tumor único que se origina en las células plasmáticas. Un plasmocitoma puede convertirse en mieloma múltiple.

Trasplante de células madre: Tratamiento que reemplaza a las células madre formadoras de la sangre en la médula ósea con nuevas células madre de la médula ósea ya sea del paciente o de un donante. 

Tenemos mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al    1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Last Medical Review: August 11, 2016 Last Revised: August 11, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.