Detección y prevención del cáncer de cuello uterino: Aspectos financieros

Los asuntos financieros pueden desempeñar un papel importante en si las mujeres se someten o no a pruebas de detección para el cáncer de cuello uterino. Las mujeres con recursos económicos más bajos y aquellas sin seguro médico tienen menos probabilidades de hacerse las pruebas.

Muchos estados se aseguran de que las compañías privadas de seguros, Medicaid y los planes de seguro médico para empleados públicos paguen por concepto de las pruebas de Papanicolaou.

Otros programas también están disponibles para ayudar a proporcionar asistencia financiera a las mujeres de recursos económicos más bajos y a aquellas sin seguro médico.

La ley federal

La cobertura de las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino está establecida por la Ley de Atención Médica Accesible, pero no aplica a los planes médicos existentes antes de la aprobación de esta ley. Usted puede contactar al administrador del plan de atención médica para averiguar la fecha cuando comenzó su plan médico. Su plan tiene que cubrir las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino si comenzó en o después del 23 de septiembre de 2010. Si su plan comenzó antes del 23 de septiembre de 2010, puede que aún tenga requisitos de cobertura establecidos por su estado, aunque cada estado es diferente.

Planes autoasegurados

Los planes de salud autoasegurados (o autofinanciados) pagan por los costos de la atención médica de los empleados mediante sus propios recursos, aunque suelen establecer contratos con otra compañía para que se haga cargo de la supervisión y el pago de reclamaciones. Usted puede saber si su plan de salud es autoasegurado al ponerse en contacto con el administrador de cobertura médica en su lugar de trabajo o al consultar el resumen de los beneficios de su plan. 

Estos planes están regidos por la Ley de Atención Médica Accesible (ACA) de modo que a la mayoría se les requiere cubrir las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. La excepción es cualquier plan autoasegurado que entró en vigor antes de la aprobación de la ACA. A estos planes se les llama planes de derechos adquiridos, y no tienen que proveer cobertura basándose en lo que indica la ACA. Tampoco se tienen que regir por leyes estatales, incluyendo las leyes relacionadas con la detección del cáncer de cuello uterino.

Las mujeres cuyo seguro de salud sea autoasegurado deben corroborar con sus planes de salud para ver qué beneficios de detección temprana del cáncer de cuello uterino ofrecen.

Medicaid

Por estatuto o política de la agencia, los programas de Medicaid o de asistencia pública cubren las pruebas de cáncer de cuello uterino en todos los 50 estados y el Distrito de Columbia, ya sea una prueba de rutina o por recomendación médica. Esta cobertura puede o no estar de acuerdo con las guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer. Para obtener más información sobre los servicios provistos para las pruebas de cáncer de cuello uterino, verifique con las oficinas estatales de Medicaid.

Medicare

Medicare ofrece cobertura para pruebas de Papanicolaou, examen pélvico y examen clínico de los senos cada 2 años para las beneficiarias de Medicare. Además, si una mujer está en edad fértil y ha tenido una prueba de Papanicolaou anormal durante los 3 años previos, o está en alto riesgo de cáncer de cuello uterino o vaginal, ésta tiene derecho, bajo Medicare, a la cobertura de una prueba de Papanicolaou al año. Esta prueba se provee sin tener que pagar copago, coaseguro o deducible siempre y cuando acuda a un médico que acepte Medicare.

Programa nacional para la detección temprana del cáncer de seno y el cáncer de cuello uterino

Todos los estados han hecho posible que las pruebas para detectar el cáncer de cuello uterino sean más accesibles a las mujeres mediante el Programa Nacional para la Detección Temprana del Cáncer de Seno y el Cáncer de Cuello Uterino (National Breast and Cervical Cancer Early Detection Program [NBCCEDP]). Este programa proporciona, gratuitamente o a un costo muy bajo, exámenes de detección del cáncer de seno y del cáncer de cuello uterino a las mujeres que no tienen seguro médico. El NBCCEDP trata de llegar a tantas mujeres de las comunidades subatendidas como sea posible, incluidas mujeres de edad avanzada, mujeres sin seguro médico y mujeres que pertenecen a minorías raciales y étnicas.

Aunque cada estado administra su programa, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) proporcionan apoyo a cada programa estatal.

El Departamento de Salud de cada estado provee la información de contacto para  el programa más cercano. Para más información sobre este programa, también puede comunicarse con los CDC al 1-800-232-4636 o visitar la página en Internet www.cdc.gov/cancer/nbccedp.

Si el cáncer de cuello uterino se descubre durante una prueba de detección de este programa, la mayoría de los estados ahora pueden extenderles a estas mujeres los beneficios del Medicaid para cubrir los costos del tratamiento.

Puede obtener más información sobre este programa en National Breast and Cervical Cancer Early Detection Program.

Costos de la vacuna contra el VPH

Los planes de seguro médico cubren el costo de la vacuna contra el VPH de acuerdo con las recomendaciones de Federal Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). La vacuna contra el VPH también está incluida en el programa federal de ayuda social “Vacuna para los niños” (Vaccine for Children), el cual cubre los costos de la vacuna para los niños y los adolescentes que no tienen seguro médico o cuyos seguros no cubren estos costos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: November 20, 2016 Last Revised: November 20, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.