Terapia de medicamentos dirigidos para el cáncer de cuello uterino

La terapia de medicamentos dirigidos consiste del uso de medicamentos destinados a atacar a ciertas proteínas en específico de las células cancerosas del cuello uterino que fomentan el crecimiento, propagación y vida del cáncer. Estos medicamentos funcionan ya sea destruyendo o frenando el desarrollo de las células cancerosas.  Sus efectos secundarios son distintos a los de a quimioterapia y algunos de ellos pueden tomarse vía oral en forma de pastillas o tabletas.

Algunos de los medicamentos de terapia dirigida, como los anticuerpos monoclonales, funcionan en más de una forma para controlar a las células cancerosas y puede que también sean considerados como inmunoterapia por estimular la función del sistema inmunológico.

Se pueden emplear diferentes tipos de terapia de medicamentos dirigidos para tratar el cáncer de cuello uterino.

Medicamentos que tienen como blanco (evitan) la formación de nuevos vasos sanguíneos

El factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF, por sus siglas en inglés) es una proteína que ayuda a los tumores a desarrollar nuevos vasos sanguíneos para obtener nutrientes (un proceso conocido como angiogénesis). Algunos medicamentos de terapia dirigida, llamados inhibidores de la angiogénesis, suspenden el funcionamiento del VEGF y bloquean la formación de nuevos vasos sanguíneos.

El bevacizumab (Avastin) es un inhibidor de la angiogénesis que se puede usar para tratar el cáncer de cuello uterino avanzado. Se trata de un anticuerpo monoclonal (versión artificial de una proteína específica del sistema inmunitario) que ataca al VEGF.

Este medicamento se usa frecuentemente en conjunto con quimioterapia por un tiempo. Luego, si el cáncer responde, se puede suspender la quimioterapia y se administra el bevacizumab por sí solo hasta que el cáncer comienza a crecer nuevamente.

Posibles efectos secundarios de los medicamentos que tienen como blanco al VEGF

Los posibles efectos secundarios de este medicamento son diferentes a los que se presentan con los medicamentos de quimioterapia. Algunos de los efectos secundarios más comunes son:

  • Hipertensión arterial (presión alta)
  • Sentir cansancio
  • Náuseas

Los efectos secundarios menos comunes, pero más graves pueden incluir:

  • Problemas con sangrado
  • Coágulos sanguíneos
  • Problemas con la curación de las heridas
  • Insuficiencia cardíaca o un ataque cardíaco

Otro efecto secundario poco común, pero grave, es la formación de una abertura anormal (fístula) entre la vagina y parte del colon o el intestino, o la formación de un orificio en el intestino.

Conjugados de anticuerpos y medicamentos

Un conjugado de anticuerpos y medicamentos (ADC) es un anticuerpo monoclonal vinculado a un medicamento de quimioterapia.

Tisotumab vedotin-tftv (Tivdak): Este ADC cuenta con un anticuerpo que va dirigido a la proteína de factor de tejido (TF) de las células cancerosas. Funciona como una señal de buscadora de blancos al adherirse a la proteína TF llevando el medicamento de quimioterapia directamente hacia las células cancerosas. Se puede usar para tratar el cáncer de cuello uterino que se ha propagado (metástasis) hacia otra parte del cuerpo o que ha regresado tras el tratamiento inicial (recurrencia), por lo general tras haber probado con al menos otros dos medicamentos. Este medicamento se administra en una vena (IV).

Posibles efectos secundarios del tisotumab vedotin-tftv

Los efectos secundarios comunes pueden incluir sensación de cansancio, náuseas, pérdida del cabello, vómitos, sangrado, diarrea, ronchas y daños a los nervios (neuropatía periférica).

Entre las anomalías comunes en los análisis de laboratorio podría verse que el empleo de este medicamento resulte en recuentos bajos de glóbulos rojos (anemia), glóbulos blancos y deficiencia o anomalías en la función renal.

Este medicamento puede conllevar a efectos secundarios graves que involucren los ojos. Las personas que tomen este medicamento podrán presentar resequedad en los ojos, cambios en la visión, pérdida de la visión o ulceración de córnea. Deberán acudir a revisión de ojos de forma periódica mientras se encuentren tomando este medicamento e informar de inmediato a su equipo de atención médica si presentan cualquier síntoma en los ojos.

Para más información acerca de cómo actúan los medicamentos de terapia dirigida para tratar el cáncer, consulte Terapia dirigida para el cáncer.

Para información sobre algunos de los efectos secundarios incluidos en este artículo, y cómo tratarlos, vea Control de efectos secundarios relacionados con el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: octubre 15, 2021

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.