Tratamiento de la leucemia promielocítica aguda (APL)

Es muy importante el diagnóstico y el tratamiento temprano de la leucemia promielocítica aguda (APL), el subtipo M3 de la leucemia mieloide aguda (AML), ya que los pacientes con APL pueden presentar rápidamente graves problemas de coagulación o de sangrado potencialmente mortales si no se tratan. De hecho, puede que el tratamiento deba ser iniciado, aunque no se haya aún confirmado el diagnóstico de la APL mediante pruebas de laboratorio.

El tratamiento de la APL normalmente es diferente al tratamiento de la mayoría de otros tipos de AML. Los medicamentos más importantes para el tratamiento de la APL son medicamentos no quimioterapéuticos llamados agentes diferenciadores, como el ácido transretinoico total (ATRA). Otros tratamientos podrían incluir quimioterapia y transfusiones de plaquetas u otros productos de la sangre.

Por lo general, el tratamiento se divide en tres fases:

  • Inducción (inducción de la remisión)
  • Consolidación (terapia después de la remisión)
  • Mantenimiento

Inducción

El objetivo de la inducción, la primera parte del tratamiento es lograr que el número de células de la leucemia alcance niveles muy bajos, para que la APL entre en remisión. El medicamento más importante en el tratamiento inicial de la APL es ácido transretinoico total (ATRA). Esto generalmente se combina con uno de estos:

  • Trióxido de arsénico (ATO), otro medicamento no quimioterapéutico. Para algunas personas con alto riesgo de que la APL regrese después del tratamiento, se puede agregar también el medicamento de terapia dirigida ozogamicina gemtuzumab (Mylotarg).
  • Quimioterapia con un medicamento de antraciclina (daunorrubicina o idarrubicina). Para algunas personas con alto riesgo de que la APL regrese después del tratamiento, se puede agregar también el medicamento de quimioterapia citarabina (ara-C).
  • Quimioterapia (un medicamento de antraciclina) más ATO

ATRA más ATO es a menudo el tratamiento preferido en las personas con menor riesgo de que la leucemia regrese, ya que tiende a causar menos efectos secundarios. Es más probable que la quimio o Mylotarg se incluya en el tratamiento si este riesgo es mayor.

Por lo general, se realiza una biopsia de médula ósea alrededor de un mes después de comenzar el tratamiento, para saber si la leucemia está en remisión. La inducción generalmente se continua hasta que la APL está en remisión, lo que puede tomar hasta 2 meses.

Consolidación (terapia después de la remisión)

Una vez la APL esté en remisión, la consolidación es necesaria para mantenerla en remisión y tratar de eliminar las células leucémicas restantes. Los medicamentos que se usen dependen de lo que se administró para la inducción, así como otros factores. Por lo general, a los pacientes se les administra algunos de los mismos medicamentos que recibieron durante la remisión, aunque las dosis y tiempo de tratamiento pueden ser diferentes. Algunas de las opciones incluyen:

  • ATRA más ATO (si Mylotarg fue parte de la inducción, podría también continuarse)
  • ATRA más quimioterapia (generalmente con un medicamento de antraciclina, como idarrubicina o daunorrubicina)
  • ATO más quimioterapia (generalmente con un medicamento de antraciclina, como idarrubicina o daunorrubicina)
  • Quimioterapia sola (generalmente con un medicamento de antraciclina más citarabina)

Por lo general, la consolidación dura al menos varios meses, dependiendo de los medicamentos que se hayan usado.

Mantenimiento

Para algunos pacientes, especialmente aquellos con mayor riesgo de que la APL regrese, después del tratamiento de consolidación se puede administrar la terapia de mantenimiento en la que se utilizan dosis más bajas de medicamentos durante un período más prolongado. Puede que las personas con menor riesgo de que la leucemia regrese y que tengan una buena respuesta a ATRA más ATO no necesiten terapia de mantenimiento, aunque esto todavía se está estudiando.

Las opciones más comunes para la terapia de mantenimiento son ATRA solo o ATRA con quimioterapia (6-mercaptopurina [6-MP] y/o metotrexato). Por lo general, la terapia de mantenimiento se administra por aproximadamente 1 año.

Tratamiento de la APL que no desaparece o que regresa

El tratamiento de la APL que no desaparece o que regresa después del tratamiento inicial se aborda en ¿Qué sucede si la leucemia mieloide aguda no responde o si regresa después del tratamiento?

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: August 21, 2018 Last Revised: August 21, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.