¿Se puede encontrar el cáncer de piel tipo melanoma en sus comienzos?

El melanoma a menudo se puede descubrir tempranamente, cuando hay mayores probabilidades de ser curado. Algunas personas tienen un mayor riesgo de padecer melanoma que otras, pero es importante saber que cualquier persona puede padecer melanoma.

Autoexamen de la piel

Aunque la Sociedad Americana Contra El Cáncer no provee guías para la detección temprana del cáncer de piel, familiarizarse con su piel es importante para encontrar temprano este cáncer. Usted deberá conocer el patrón de los lunares, las imperfecciones, las pecas y otras marcas que tenga en la piel para poder detectar cualquier lunar nuevo o cambio en los lunares existentes.

Muchos médicos recomiendan a sus pacientes que se examinen la piel, preferiblemente una vez al mes. Lo mejor es hacer el autoexamen de la piel en una habitación donde haya mucha luz y frente a un espejo de cuerpo entero. Para ayudar a ver las áreas difíciles, como la parte trasera de los muslos, use un espejo de mano. Examine todas las áreas, incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies, el cuero cabelludo, las orejas, las uñas y su espalda (en los hombres, la espalda es un lugar donde comúnmente se originan los melanomas). Los amigos y los miembros de la familia también pueden ayudar con estos exámenes, especialmente cuando se trate de áreas difíciles de ver, como el cuero cabelludo y la espalda.

Para aprender más, consulte Cómo realizar un autoexamen de piel.

Consulte Signos y síntomas del cáncer de piel tipo melanoma para que conozca a qué debe prestar atención cuando se examine su piel. Una mancha de la piel que sea nueva o muestre cambios de tamaño, forma o color debe ser evaluada de inmediato por un médico. Asegúrese de mostrar a su médico cualquier área que le preocupe y solicite que observe las áreas que usted tenga dificultad para ver.

Examen por un profesional de la salud

Algunos médicos y otros profesionales de la salud realizan exámenes de la piel como parte de las revisiones médicas rutinarias.

Si su médico de cabecera descubre cualquier lunar inusual u otras áreas que causan sospechas, tal vez le recomiende a un dermatólogo, un médico especializado en problemas de la piel. Los dermatólogos también pueden hacer exámenes regulares de la piel. Muchos dermatólogos utilizan una técnica llamada dermoscopia (también conocida como dermatoscopia, microscopia de epiluminiscencia [ELM] o microscopia de superficie) para observar áreas de la piel con más claridad. También puede que se tome una fotografía del área. (Consulte Pruebas para el  cáncer de piel tipo melanoma para más información).

Los exámenes regulares de la piel son especialmente importantes para las personas que presentan un mayor riesgo de melanoma, como personas con síndrome del nevo displásico, personas con un fuerte antecedente familiar de melanoma, y personas que han tenido melanoma en el pasado. Si usted presenta muchos lunares, su médico podría aconsejar tomar fotos de todo el cuerpo de modo que los lunares puedan ser rastreados con el pasar del tiempo y los nuevos se pueden ver más fácilmente. (A esto algunas veces se le llama fotografía corporal total o mapeo de lunares). Pregunte a su médico qué tan seguido deberá hacerse su examen de la piel.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: agosto 14, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.