Terapia dirigida para la leucemia mieloide aguda

En los últimos años, se han elaborado medicamentos que tienen como blanco a partes específicas de las células cancerosas. Los medicamentos de terapia dirigida funcionan en forma diferente de los medicamentos de quimioterapia (quimio) convencionales y a menudo causan distintos efectos secundarios. A veces, pueden ser útiles incluso cuando la quimioterapia no lo es, o se pueden usar junto con quimioterapia para aumentar su eficacia.

Algunos de estos medicamentos pueden ser útiles en el tratamiento de ciertas personas con leucemia mieloide aguda (AML).

Inhibidores de FLT3

En algunas personas con AML, las células leucémicas tienen una mutación en el gen FLT3. Este gen ayuda a las células a producir una proteína (también llamada FLT3) que contribuye al crecimiento de las células. Los medicamentos que atacan la proteína FLT3 podrían ayudar a tratar a algunas de estas leucemias.

El medicamento midostaurin (Rydapt) bloquea la FLT3 y otras proteínas en las células cancerosas que pueden contribuir con el crecimiento de las células. Este medicamento se puede usar junto con ciertos medicamentos de quimioterapia para tratar a adultos recientemente diagnosticados cuyas células leucémicas tienen una mutación en el gen FLT3. Su médico puede realizar una prueba de sangre para saber si usted tiene esta mutación.

El medicamento midostaurin se toma oralmente, una vez al día.

Los efectos secundarios comunes pueden incluir recuentos bajos de glóbulos blancos (con mayor riesgo a infección), fiebre, náusea, vómito, enrojecimiento o úlceras en la boca, dolor de cabeza, dolor muscular o en los huesos, moretones, hemorragias nasales, altos niveles de azúcar en la sangre, e infecciones del tracto respiratorio superior.

Con menos frecuencia, este medicamento puede provocar problemas pulmonares graves que pueden manifestarse como tos, dolor en el pecho, o dificultad respiratoria. Notifique inmediatamente a su médico o enfermera si presenta cualquiera de esos síntomas.

El medicamento gilteritinib (Xospata) es otro que bloquea la FLT3 y otras proteínas en las células cancerosas que pueden contribuir con el crecimiento de las células. Con este medicamento se pueden tratar a adultos cuyas células leucémicas tienen una mutación en el gen FLT3 y cuyas AML no han mejorado con los tratamientos anteriores o han recurrido (regresado). Su médico puede realizar una prueba de sangre para saber si usted tiene esta mutación.

El medicamento gilteritinib se toma oralmente, una vez al día.

Los efectos secundarios comunes pueden incluir fiebre, dificultad para respirar, diarrea, hinchazón, enrojecimiento o úlceras en la boca, dolor muscular u óseo, cansancio, resultados anormales en pruebas del hígado y neumonía (infección pulmonar).

Con menos frecuencia, este medicamento puede causar graves problemas cardiacos, que puede resultar en un electrocardiograma anormal (ECG), o problemas neurológicos que se pueden manifestar como convulsiones o confusión. Notifique inmediatamente a su médico o enfermera si presenta cualquiera de esos síntomas.

Un posible efecto secundario de este medicamento que es infrecuente, pero que puede ser grave se conoce como síndrome de diferenciación. Esto ocurre cuando las células leucémicas liberan ciertas sustancias químicas en la sangre. Este síndrome ocurre con más frecuencia durante el tratamiento del primer ciclo. Los síntomas pueden incluir fiebre, problemas respiratorios debidos a la acumulación de líquidos en los pulmones y alrededor del corazón, presión arterial baja, daño a los riñones o al hígado, y acumulación grave de líquidos en otras partes del cuerpo. Con frecuencia se pueden tratar suspendiendo los medicamentos por un tiempo y administrando un esteroide como la dexametasona.

Inhibidores de IDH

En algunas personas con leucemia mieloide aguda, las células leucémicas tienen una mutación en el gen IDH1 o IDH2. Estos genes ayudan a las células a producir ciertas proteínas, las cuales también se llaman IDH1 y IDH2. Las mutaciones en uno de estos genes pueden evitar que las células sanguíneas maduren de la manera que lo harían normalmente.

Los medicamentos de terapia dirigida llamados inhibidores de IDH pueden bloquear estas proteínas IDH. Estos medicamentos parecen funcionar al ayudar a las células de leucemia a madurar (diferenciarse) en células más normales. Debido a esto, en ocasiones se les llama agentes de diferenciación.

Estos medicamentos se pueden utilizar para tratar la AML con una mutación IDH1 o IDH2. Su médico puede realizar pruebas de su sangre o médula ósea para saber si sus células leucémicas tienen una de estas mutaciones.

  • Ivosidenib (Tibsovo) es un inhibidor de IDH1. Se puede utilizar para tratar la AML con una mutación IDH1, ya sea como el primer tratamiento en personas de edades más avanzadas o no lo suficientemente sanas como para tolerar una quimioterapia fuerte, o para tratar la AML que regresa después del tratamiento o que ya no responde a otros tratamientos.
  • Enasidenib (Idhifa) es un inhibidor de IDH2. Se puede utilizar para tratar la AML con una mutación IDH2, ya sea como el primer tratamiento en personas de edades más avanzadas o no lo suficientemente sanas como para tolerar una quimioterapia fuerte, o para tratar la AML que regresa después del tratamiento o que ya no responde a otros tratamientos. 

Estos medicamentos se toman una vez al día.

Los efectos secundarios comunes pueden incluir náusea, vómito, diarrea, cansancio, dolor en las articulaciones, dificultad para respirar, aumento de los niveles de bilirrubina (una sustancia que se encuentra en la bilis) y pérdida del apetito.

Un importante efecto secundario posible de estos medicamentos se conoce como síndrome de diferenciación. Esto ocurre cuando las células leucémicas liberan ciertas sustancias químicas en la sangre. Este síndrome ocurre con más frecuencia durante el tratamiento del primer ciclo. Los síntomas pueden incluir fiebre, problemas respiratorios debidos a la acumulación de líquidos en los pulmones y alrededor del corazón, presión arterial baja, daño a los riñones o al hígado, y acumulación grave de líquidos en otras partes del cuerpo. Con frecuencia se pueden tratar suspendiendo los medicamentos por un tiempo y administrando un esteroide como la dexametasona.

Gemtuzumab ozogamicina (Mylotarg)

Esta terapia dirigida consiste en un anticuerpo monoclonal (una proteína inmune artificial) relacionado con un medicamento de quimioterapia. El anticuerpo se une a una proteína llamada CD33, que se encuentra en la mayoría de las células de la AML. El anticuerpo actúa como una señal buscadora de blancos, llevando el medicamento de quimioterapia a las células de la leucemia, las cuales penetra y elimina cuando tratan de dividirse en nuevas células.

Este medicamento se puede usar con quimioterapia como parte del tratamiento inicial para la AML que tiene la proteína CD33. También se puede usar por sí solo, ya sea como el primer tratamiento (especialmente en las personas que podrían no estar lo suficientemente saludables como para recibir quimioterapia intensa), o si otros tratamientos ya no surten efecto. Se administra por infusión en una vena (IV).

Los efectos secundarios más comunes son fiebre, náuseas y vómitos, recuento bajo de células sanguíneas (con mayores riesgos de infección, sangrado y cansancio), hinchazón y úlceras en la boca, estreñimiento, sarpullido, y dolores de cabeza.

Los efectos secundarios menos comunes, pero más graves pueden incluir:

  • Daño hepático severo, incluyendo enfermedad veno-oclusiva (obstrucción de las venas en el hígado)
  • Reacciones durante la infusión (similar a una reacción alérgica) Para ayudar a prevenir esto, es probable que le suministren medicamentos antes de cada infusión.
  • Infecciones graves o potencialmente mortales, especialmente en las personas que ya han recibido un trasplante de células madre
  • Cambios en el ritmo cardíaco

Inhibidores de BCL-2

El venetoclax (Venclexta) tiene como objetivo a la BCL-2, una proteína en las células cancerosas que les ayuda a vivir más tiempo del que debieran. Este medicamento se puede utilizar con la quimioterapia en personas con AML recién diagnosticadas que tienen 75 años o más, o que no están lo suficientemente sanas como para tolerar la quimioterapia fuerte. Se toma oralmente, una vez al día.

Algunos efectos secundarios son: niveles bajos de determinados glóbulos blancos (neutropenia), recuentos bajos de glóbulos rojos (anemia), diarrea, náusea, sangrado, recuentos bajos de plaquetas (trombocitopenia) y cansancio. Algunos efectos secundarios un poco menos comunes, pero más graves son neumonía y otras infecciones graves.

El síndrome de lisis tumoral (TLS) es otro posible efecto secundario de este medicamento. El TLS es más común en pacientes que tienen un gran número de células leucémicas en sus cuerpos cuando se inicia el tratamiento. Cuando se destruyen las células de la leucemia, estas se abren y liberan sus contenidos al torrente sanguíneo. Esto puede afectar a los riñones al punto que no pueden eliminar todas estas sustancias con rapidez, lo que puede causar la acumulación de demasiados minerales en la sangre e incluso insuficiencia renal. El exceso de minerales también puede causar problemas con el corazón y el sistema nervioso. Para evitar que esto suceda, puede que inicialmente se le administre una dosis muy baja de este medicamento y luego se aumente poco a poco. A veces, se pueden administrar otros medicamentos para ayudar a bajar su recuento de glóbulos blancos por debajo de cierto nivel antes de comenzar este medicamento. Su equipo de tratamiento ordenará análisis de sangre y también estará atento ante cualquier signo de TLS.

Inhibidor de la vía de Hedgehog

Las células de AML pueden tener mutaciones (cambios) en los genes que son parte de una vía de señalización celular llamada hedgehog. La vía hedgehog es crucial en el desarrollo del embrión y el feto, y es importante en algunas células adultas, aunque puede ser muy activa en las células de la leucemia.

El glasdegib (Daurismo) es un medicamento que actúa sobre una proteína en esta vía. Este medicamento se puede utilizar con la quimioterapia en personas con AML recién diagnosticadas que tienen 75 años o más, o que no están lo suficientemente sanas como para tolerar la quimioterapia fuerte. 

Se administra de forma oral, una vez al día.

Algunos efectos secundarios son: dolor muscular y óseo, cansancio, recuentos bajos de glóbulos blancos (neutropenia), recuentos bajos de glóbulos rojos (anemia), sangrado, náuseas, recuentos bajos de plaquetas (trombocitopenia) y enrojecimiento o úlceras en la boca. 

Debido a que la vía hedgehog afecta el desarrollo del feto, las mujeres embarazadas o que podrían estarlo no deben tomar estos medicamentos. Se desconoce si podrían afectar al feto si lo tome una pareja masculina. Cualquier persona que tome estos medicamentos debe usar un método de control de natalidad confiable durante y por un tiempo después del tratamiento.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: Agosto 21, 2018 Actualización más reciente: Mayo 30, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.