¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el cáncer de vesícula biliar?

Debido a que el cáncer de vesícula biliar es infrecuente, ha resultado difícil estudiarlo bien. La mayoría de los expertos está de acuerdo en que se debe considerar tratamiento en un estudio clínico para el cáncer de vesícula biliar en cualquier etapa. De esta manera, las personas  pueden recibir el mejor tratamiento disponible y también pueden obtener los tratamientos que se creen sean incluso mejores.

Se están realizando investigaciones sobre el cáncer de vesícula biliar en muchos hospitales universitarios, centros médicos y otras instituciones en todo el mundo. Cada año, los científicos realizan más descubrimientos sobre las causas de la enfermedad, cómo prevenirla, y cómo tratarla mejorar. Los nuevos y prometedores tratamientos discutidos en este artículo suelen están disponibles solamente en estudios clínicos.

Diagnóstico

Puesto que el cáncer de vesícula biliar a menudo se encuentra después de la cirugía para extirpar la vesícula biliar debido a otros problemas (como cálculos biliares), los médicos están buscando maneras de saber si los problemas de vesícula biliar son cáncer antes de hacer la cirugía. Por ejemplo, los estudios están evaluando cómo utilizar de una mejor manera los estudios por imágenes, como la ecografía y las tomografías computarizadas, para identificar con más precisión y diagnosticar cambios en la vesícula biliar. La identificación de proteínas que están relacionadas con la inflamación de la vesícula biliar es otra área de investigación. La investigación preliminar ha sugerido que los altos niveles de ciertas proteínas en la sangre pueden ayudar a mostrar qué personas tienen cálculos biliares y quiénes tienen cáncer. Esto podría incluso ser utilizado como una prueba de detección en el futuro, pero se necesita mucha más investigación.

Radioterapia

Los investigadores están evaluando mejores formas de utilizar la terapia de radiación así como suministrarla mejor junto con otros tratamientos, como cirugía  y quimioterapia. Se ha descubierto que el uso de ciertos medicamentos de quimioterapia y radiación en conjunto funcionan mejor que cualquier tratamiento solo. A esto se le llama quimiorradiación. El momento oportuno para los tratamientos, así como qué medicamentos funcionan mejor con la radiación para tratar el cáncer de vesícula biliar son de gran interés en la investigación.

Los médicos están también estudiando otras formas de usar la radioterapia. Por ejemplo, algunos investigadores están probando stents radiactivos que se colocan dentro de los conductos biliares. Estos podrían ayudar a encoger tumores y a mantener los conductos abiertos por más tiempo que los stents estándar.

Quimioterapia

En general, se ha encontrado que el uso de la quimioterapia (quimio) contra el cáncer de vesícula biliar es limitado, aunque se están estudiando nuevos medicamentos y combinaciones de medicamentos. Además, se están realizando estudios para identificar mejores maneras de combinar la quimioterapia con otros tratamientos, como cirugía y radiación.

Hay mucho interés en la investigación de combinaciones de quimioterapia y terapia dirigida.

Terapia dirigida

Estos medicamentos funcionan de distinta manera que los medicamentos de la quimioterapia convencional, ya que pueden atacar cambios específicos en las células cancerosas que les ayudan a crecer y sobrevivir. Estos medicamentos también pueden cambiar ciertas proteínas producidas por las células cancerosas para causar la muerte de las células. Además, los medicamentos de terapia dirigida pueden trabajar con el sistema inmunitario para ayudarlo a encontrar y eliminar las células cancerosas. Muchos de estos medicamentos se están probando para tratar el cáncer de vesícula biliar.

Muchos otros tipos de cáncer ya son tratados con terapias dirigidas. A medida que los investigadores aprenden más sobre los cambios en las células de la vesícula biliar que causan que se transformen en cáncer, ellos analizan el uso de medicamentos de terapia dirigida que se centran en eliminar a las células que tienen estos cambios.

Por ejemplo, algunos de estos medicamentos tienen como blanco los vasos sanguíneos del tumor. Los tumores de vesícula biliar necesitan nuevos vasos sanguíneos para poder crecer más allá de cierto tamaño. El bevacizumab (Avastin®), el erlotinib (Tarceva®), y el  regorafenib (Stivarga®) son ejemplos de medicamentos que atacan el crecimiento de vasos sanguíneos y que están bajo estudio para emplearlos contra el cáncer de vesícula biliar.

Los otros medicamentos tienen diferentes objetivos. Por ejemplo, la EGFR, una proteína que ayuda a las células a crecer, se encuentra en altas cantidades de algunas células cancerosas. Los medicamentos que atacan la EGFR han mostrado cierto beneficio contra muchos tipos de cáncer. Actualmente se estudian algunos de estos medicamentos, como el cetuximab (Erbitux®) y el panitumumab (Vectibix®), para usarlos en las personas con cáncer de vesícula biliar, a menudo en combinación con quimioterapia u otros medicamentos de terapia dirigida.

Otros tipos de terapia dirigida, como los inhibidores de MEK (como trametinib [Mekinist®] y selumetinib) y los medicamentos anti-PD-1 (como pembrolizumab [Keytruda®]), también están siendo estudiados para su uso contra el cáncer de vesícula biliar.

Reiteramos que actualmente se están llevando a cabo investigaciones en esta área, y se necesita mucha más investigación para averiguar si la terapia dirigida es eficaz y qué medicamentos funcionan mejor en el tratamiento del cáncer de vesícula biliar.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: July 12, 2018 Last Revised: July 12, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.