Nódulos pulmonares

Un nódulo pulmonar (o masa) es un área anormal pequeña que a veces se descubre durante una tomografía computarizada (CT) del pecho. Estos estudios se realizan por muchas razones, como parte de la detección del cáncer de pulmón, o para examinar los pulmones si usted presenta síntomas.

La mayoría de los nódulos pulmonares observados en las CT no son cáncer. Con más frecuencia, son el resultado de infecciones previas, tejido cicatricial, u otras causas. Sin embargo, a menudo se requieren pruebas para confirmar que un nódulo no es canceroso.

Si tiene un nódulo pulmonar

En este caso, el siguiente paso con más frecuencia es repetir una tomografía computarizada para saber si el nódulo está creciendo con el pasar del tiempo. El tiempo que transcurra entre los estudios por imágenes podría variar desde varios meses a un año, dependiendo de si su médico sospecha que probablemente el nódulo sea cáncer. Esto se basa en el tamaño, la forma y la ubicación del nódulo, así como si parece ser sólido o lleno de líquido. Si al repetir un estudio se revela que el nódulo ha crecido, su médico también podría requerir otro tipo de estudio por imágenes llamado tomografía por emisión de positrones (PET) que a menudo puede ayudar a determinar si se trata de cáncer.

En caso de que estudios  posteriores muestren que el nódulo ha crecido, o si el nódulo tiene otras características que causan preocupación, su médico querrá obtener una muestra para comprobar si hay células cancerosas. Este procedimiento se llama biopsia. Se puede hacer de distintas maneras:

  • El médico puede pasar un tubo largo y delgado (llamado broncoscopio) por la garganta y hacia las vías respiratorias de sus pulmones para llegar al nódulo. Para obtener una muestra del nódulo, se usa una pequeña pinza ubicada en el extremo del broncoscopio.
  • Si el nódulo está en la parte externa del pulmón, el médico puede pasar una aguja delgada y hueca a través de la piel de la pared torácica (utilizando como guía una CT) y hacia el nódulo para obtener una muestra.
  • En caso de que haya una mayor probabilidad de que el nódulo sea canceroso (o si no se puede llegar hasta el nódulo mediante una aguja o un broncoscopio), se puede realizar una cirugía para extraer el nódulo y parte del tejido pulmonar circundante. En ocasiones, las partes más grandes del pulmón también se pueden extirpar.

Estos tipos de estudios, biopsias y cirugías se describen detalladamente en Pruebas para el cáncer de pulmón.

Después de la biopsia

Después de realizar una biopsia, la muestra de tejido será examinada detenidamente en el laboratorio por un médico llamado patólogo. El patólogo examinará la muestra de la biopsia en busca de cáncer, infección, tejido cicatricial y otros problemas pulmonares. Si se encuentra cáncer, entonces se harán pruebas especiales para averiguar el tipo de cáncer. Si se encuentra algo que no sea cáncer, el siguiente paso dependerá del diagnóstico. A algunos nódulos se les dará seguimiento con una tomografía computarizada que se repite en 6 a 12 meses durante unos años para asegurarse de que no hay cambios. Si la biopsia del nódulo pulmonar muestra una infección, es posible que le envíen a un especialista llamado médico de enfermedades infecciosas para realizar más pruebas. El médico decidirá el siguiente paso, dependiendo de los resultados de la biopsia.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: octubre 1, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.