Tasas y factores de supervivencia que afectan el pronóstico para el linfoma no Hodgkin

Las tasas de supervivencia indican el número de personas con el mismo tipo y etapa de cáncer que siguen vivas por cierto periodo de tiempo (generalmente 5 años) después del diagnóstico. Estas tasas no pueden indicar cuánto tiempo usted vivirá, pero pueden ayudarle a tener un mejor entendimiento acerca de cuán probable es que su tratamiento sea eficaz. Algunas personas querrán saber las tasas de supervivencia para el cáncer que padecen, y algunas personas no. Si lo prefiere, usted puede ignorar la información sobre las tasas de supervivencia.

¿Qué es tasa de supervivencia a 5 años?

Las estadísticas sobre el pronóstico para un determinado tipo de cáncer a menudo se presentan como tasas de supervivencia a 5 años. La tasa de supervivencia a 5 años es el porcentaje de personas que viven al menos 5 años después del diagnóstico de cáncer. Por ejemplo, una tasa de supervivencia a 5 años del 70% significa que se calcula que 70 de cada 100 personas que padecen ese cáncer están todavía vivas 5 años después de haber sido diagnosticadas. Sin embargo, recuerde que muchas de estas personas viven mucho más de 5 años después del diagnóstico.

Las tasas relativas de supervivencia son una forma más precisa de estimar el efecto del cáncer sobre la supervivencia. Estas tasas comparan a las personas que padecen cierto tipo de cáncer con personas similares en la población general. Por ejemplo, si la tasa relativa de supervivencia a 5 años para un tipo de cáncer es 80%, esto significa que las personas con ese tipo de cáncer tienen, en promedio las mismas probabilidades de estar vivas 5 años después del diagnóstico que el 80% de las personas que no tienen ese cáncer.

No obstante, recuerde que todas las tasas de supervivencia son estimaciones (su pronóstico puede variar en base a una serie de factores específicos para usted).

Las tasas de supervivencia no lo indican todo

Las tasas de supervivencia a menudo se basan en los resultados previos de un gran número de personas que tuvieron la enfermedad; sin embargo, no pueden predecir lo que sucederá en el caso particular de cada persona. Existen varias limitaciones que se deben tomar en cuenta:

  • Las cifras que se presentan a continuación están entre las más actuales disponibles. Pero para obtener las tasas de supervivencia a 5 (o a 10 años), los médicos tienen que evaluar a las personas que fueron tratadas por lo menos hace 5 (o 10) años. A medida que los tratamientos van mejorando con el pasar del tiempo, las personas que ahora son diagnosticadas con linfoma no Hodgkin pueden tener un mejor pronóstico que el que muestran estas estadísticas.
  • Estas estadísticas se basan en cuándo se hizo inicialmente el diagnóstico de cáncer. Estas no se aplican a los cánceres que, por ejemplo, recurren o se propagan posteriormente.
  • El pronóstico para las personas con linfoma varía según el tipo y la etapa (extensión) del linfoma, en general, las tasas de supervivencia son mayores para las personas con cánceres en etapas más tempranas. Sin embargo, otros factores también pueden afectar el pronóstico de una persona (vea información más adelante). El pronóstico para cada persona es específico a sus circunstancias.

El médico puede indicarle cómo se pueden aplicar estas cifras a usted, ya que está familiarizado con su situación particular.

Tasas de supervivencia para el linfoma no Hodgkin

La tasa relativa general de supervivencia a 5 años para las personas con linfoma no Hodgkin es de 70%, y la tasa relativa de supervivencia a 10 años es de 60%. Pero es importante tener en cuenta que las tasas de supervivencia pueden variar ampliamente en los diferentes tipos y etapas de linfoma.

Para algunos tipos de linfoma, la etapa no es tan útil para determinar el pronóstico de una persona. En estos casos, otros factores les pueden dar a los médicos una mejor idea sobre el pronóstico de una persona.

Índice internacional de pronóstico (IPI)

El índice internacional de pronóstico (IPI) se creó originalmente para ayudar a los médicos a determinar el pronóstico para personas con linfomas de rápido crecimiento (agresivos). Sin embargo, también ha probado ser útil para la mayoría de los otros linfomas (aparte de los linfomas foliculares de lento crecimiento [indolente] que se discuten próximamente). El índice del linfoma depende de cinco factores que se enumeran a continuación:

  • La edad del paciente
  • La etapa del linfoma
  • Si el linfoma está o no en órganos fuera del sistema linfático
  • Estado general de la persona: qué tan bien una persona puede completar normalmente sus actividades diarias
  • El nivel de lactato deshidrogenasa (LDH) (séricos) en la sangre, el cual aumenta con la cantidad de linfoma en el cuerpo

Factores para un pronóstico bueno

Factores para un pronóstico adverso

Tener 60 años de edad o menos

Tener más de 60 años de edad

Etapa I o etapa II

Etapa III o IV

No hay linfoma fuera de los ganglios linfáticos, o el linfoma está sólo en un área fuera de los ganglios linfáticos.

Hay linfoma en más de un órgano del cuerpo fuera de los ganglios linfáticos.

Estado general de la persona: puede funcionar y desenvolverse normalmente

Estado general de la persona: necesita mucha ayuda con las actividades diarias

LDH sérica normal

LDH sérica alta

A cada factor pronóstico adverso se le asigna un punto. Las personas sin un factor pronóstico adverso tendrían una puntuación de 0, mientras que aquellas con todos los factores pronósticos adversos tendrían una puntuación de 5. El índice divide a las personas con linfomas en cuatro grupos de riesgo:

  • Bajo riesgo (0 o 1 factor pronóstico adverso)
  • Riesgo intermedio bajo (2 factores pronósticos adversos)
  • Riesgo intermedio alto (3 factores pronósticos adversos)
  • Alto riesgo (4 o 5 factores pronósticos adversos)

En los estudios utilizados para crear el índice, aproximadamente el 75% de las personas en el grupo del más bajo riesgo vivieron al menos 5 años, mientras que sólo alrededor del 30% de las personas en el grupo del más alto riesgo vivió al menos 5 años. Estos números muestran la diferencia que pueden hacer las puntuaciones del índice. Sin embargo, el IPI fue creado a principio de los años ’90. Desde entonces se han desarrollado tratamientos más nuevos de manera que las tasas de supervivencia probablemente sean más altas.

Índice internacional de pronóstico revisado

  • Una versión más reciente del IPI se basa en personas con linfomas de rápido crecimiento que han recibido un tratamiento más moderno, incluyendo un medicamento más reciente llamado rituximab (Rituxan), lo que se describe en Inmunoterapia para el linfoma no Hodgkin. El IPI revisado utiliza los mismos factores, pero divide a los pacientes en solo tres grupos de riesgo:
  • Muy favorable (sin factores pronósticos adversos)
  • Favorable (uno o dos factores pronósticos adversos)
  • Desfavorable (tres o más factores pronósticos adversos)

En el estudio en el que se desarrolló este índice, aproximadamente el 95% de las personas en el grupo muy favorable vivió al menos 4 años, mientras que sólo alrededor del 55% de las personas en el grupo de riesgo desfavorable vivió al menos 4 años.

El IPI permite que los médicos planeen mejor el tratamiento que si solo se basaran en el tipo y etapa del linfoma. Esto ha tomado más importancia a medida que han ido surgiendo tratamientos nuevos y más eficaces que a veces conllevan más efectos secundarios. El índice ayuda a los médicos a determinar si estos tratamientos son necesarios.

Índice internacional de pronóstico del linfoma folicular (FLIPI)

El índice internacional de pronóstico es útil para la mayoría de los linfomas, pero no es tan útil para los linfomas foliculares, los cuales tienden a ser de crecimiento más lento. Los médicos han creado un índice internacional de pronóstico de linfoma folicular específico para este tipo de linfoma. Este índice utiliza factores de pronóstico ligeramente diferentes a los del índice internacional de pronóstico.

Factores para un pronóstico bueno

Factores para un pronóstico adverso

Tener 60 años de edad o menos

Tener más de 60 años de edad

Etapa I o etapa II

Etapa III o IV

Hemoglobina de 12 g/dL o más

Hemoglobina menor de 12 g/dL

Cuatro o menos áreas de ganglios linfáticos afectadas

Más de cuatro áreas de ganglios linfáticos afectadas

LDH sérica normal

LDH sérica alta

A los pacientes se les asigna un punto por cada factor pronóstico adverso que presenten. Las personas sin ningún factor pronóstico adverso tendrían una puntuación de 0, mientras que aquellas con todos los factores pronósticos adversos tendrían una puntuación de 5. El índice entonces divide a las personas con linfomas foliculares en tres grupos:

  • Bajo riesgo (ninguno o sólo un factor de pronóstico adverso
  • Riesgo intermedio (2 factores pronósticos adversos)
  • Alto riesgo (3 o más factores pronósticos adversos)

El estudio utilizado para crear el índice internacional de pronóstico del linfoma folicular produjo las siguientes tasas de supervivencia:

Grupo de riesgo

Tasa de supervivencia a 5 años

Tasa de supervivencia a 10 años

Bajo riesgo

91%

71%

Riesgo intermedio

78%

51%

Alto riesgo

53%

36%

Las tasas reflejan el número de personas que vivieron al menos cinco o diez años después del diagnóstico (muchas personas viven por más tiempo). Las tasas se basaron en personas diagnosticadas con linfoma folicular en los años ’80 y ’90. Desde entonces se han desarrollado tratamientos más nuevos de manera que las tasas de supervivencia probablemente sean más altas.

Recuerde, todas estas tasas de supervivencia son sólo cálculos, no pueden predecir qué va a ocurrir con una persona en particular. Entendemos que estas estadísticas pueden ser confusas y pueden ocasionar que tenga más preguntas. Consulte con su médico para que pueda entender mejor cuál es su situación específica.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Freedman AS, Jacobson CA, Mauch P, Aster JC. Chapter 103: Non-Hodgkin’s lymphoma. In: DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2015.

Roschewski MJ, Wilson WH. Chapter 106: Non-Hodgkin Lymphoma. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2014.

Sehn LH, Berry B, Chhanabhai M, et al. The revised International Prognostic Index (R-IPI) is a better predictor of outcome than the standard IPI for patients with diffuse large B-cell lymphoma treated with R-CHOP. Blood. 2007;109:1857-1861.

Solal-Celigny P, Roy P, Colombat P, et al. Follicular Lymphoma International Prognostic Index. Blood. 2004;104:1258-1265.

Last Medical Review: May 31, 2016 Last Revised: May 31, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.