¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el cáncer de pulmón?

Los investigadores en muchos centros médicos de todo el mundo están realizando estudios sobre la prevención, la detección temprana y el tratamiento del cáncer de pulmón.

Prevención

Tabaco

La prevención ofrece la mayor oportunidad para combatir el cáncer de pulmón. Han transcurrido décadas desde que se identificó claramente la relación entre el fumar y los cánceres de pulmón, pero la mayoría de las muertes por cáncer de pulmón aún se deben al hábito de fumar. Continúan las investigaciones sobre:

  • Formas de ayudar a dejar de fumar y a estar libre de tabaco mediante la consejería, la terapia de remplazo de nicotina y el uso de otros medicamentos
  • Formas de convencer a los jóvenes de que nunca empiecen  a fumar
  • Diferencias en los genes heredados que pueden causar que algunas personas tengan probabilidades mayores de padecer cáncer de pulmón si fuman o están expuestas al humo producido por otros fumadores (humo de segunda mano)

Causas ambientales

Las investigaciones también continúan para estudiar algunas de las otras causas del cáncer de pulmón, como exposición al radón y a los productos de la combustión del diésel. Descubrir nuevas maneras de limitar estas exposiciones posiblemente podría salvar muchas más vidas.

Alimentación, nutrición y medicinas

Los investigadores buscan la forma de usar vitaminas o  medicinas que prevengan el cáncer de pulmón en personas de alto riesgo, pero esto hasta el momento no han conseguido una clara disminución del riesgo.

Algunos estudios han sugerido que una alimentación con muchas frutas y vegetales puede ofrecer cierta protección, aunque se necesita más investigación para confirmarlo. Aunque cualquier efecto protector de las frutas y los vegetales en el riesgo de cáncer de pulmón probablemente sea mucho menor que el riesgo aumentado causado por el hábito de fumar, seguir las recomendaciones sobre nutrición de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (como mantener un peso saludable y optar por una alimentación con muchas frutas, vegetales y granos integrales) puede aún ser beneficioso.

Detección temprana

Como se indica en ¿Se puede detectar el cáncer de pulmón en sus comienzos?, la detección con tomografías computarizadas en espiral en personas con alto riesgo de cáncer de pulmón (debido a un historial de fumador) reduce el riesgo de morir a causa de esta enfermedad cuando se compararon con las radiografías de pecho.

Otro método que se estudia actualmente utiliza pruebas más nuevas y sensibles para detectar células cancerosas en las muestras de esputo. Los investigadores encontraron varios cambios que a menudo se observan en el ADN de las células cancerosas del pulmón. Se están evaluando unas pruebas de laboratorio que pueden localizar estos cambios en el ADN para ver si pueden detectar los cánceres de pulmón en una etapa más temprana.

El diagnóstico

Broncoscopia de fluorescencia

Esta técnica, también conocida como broncoscopia de autofluorescencia, puede ayudar a los médicos a encontrar algunos cánceres de pulmón en etapas más tempranas, cuando probablemente sean más fáciles de tratar. Para esta prueba, el médico inserta un broncoscopio a través de la boca o la nariz hasta los pulmones. El extremo del broncoscopio tiene una luz fluorescente especial, en lugar de una luz normal (blanca).

La luz fluorescente causa que las áreas anormales de las vías respiratorias se vean de un color diferente a las partes sanas de la vía respiratoria. Algunas de estas áreas podrían no ser visibles con la luz blanca.  Por lo tanto, la diferencia en color puede ayudar a los médicos a detectar estas áreas en etapas más tempranas.

Broncoscopia guiada por navegación electromagnética

A los tumores que se encuentran cerca del centro del pecho se les puede hacer una biopsia durante una broncoscopia. Sin embargo, resulta dificultoso alcanzar con los broncoscopios las partes que están fuera de los pulmones, y por lo tanto, los tumores en esas áreas necesitan a menudo una biopsia que se realiza con una aguja que se introduce por la piel.

Este método más reciente puede ayudar a un médico a emplear un broncoscopio con el fin de realizar una biopsia de un tumor en la parte más externa  del pulmón. Primero, se usa una CT para crear una broncoscopia virtual. El área anormal se identifica y una computadora ayuda a guiar un broncoscopio al área para que se pueda hacer la biopsia. El broncoscopio que se usa tiene algunas conexiones especiales que les permiten más alcance en comparación con el broncoscopio convencional.

Este procedimiento requiere equipo especial y capacitación. Actualmente, no está ampliamente disponible.

Tratamiento

Cirugía

Los médicos ahora usan la cirugía torácica asistida por video (VATS) para tratar algunos tumores de pulmón pequeños. Este procedimiento permite a los médicos extraer partes del pulmón a través de incisiones más pequeñas, lo que puede resultar en estadías más breves en el hospital y menos dolor para los pacientes. Los médicos están actualmente estudiando si la VATS se puede usar para tumores más grandes.

En un método más nuevo de este tipo de operación, el cirujano se sienta frente a un panel de control especialmente diseñado en el quirófano y maniobra instrumentos quirúrgicos largos usando brazos robóticos. Actualmente, este método, conocido como cirugía asistida por robot, se usa en algunos centros de cáncer más grandes. No está claro en este momento si este tipo de cirugía es mejor que la cirugía tradicional actual para el cáncer de pulmón.

Imágenes del tumor en tiempo real

Los investigadores están analizando el uso de nuevas técnicas de imagenología, tal como tomografía computarizada cuatridimensional (4DCT), para ayudar a mejorar el tratamiento. En esta técnica, la máquina de CT explora el pecho continuamente por alrededor de 30 segundos. Este estudio muestra la localización del tumor en relación a otras estructuras a medida que una persona respira, en lugar de solo tomar una foto instantánea en un momento dado, como lo hace la CT convencional.

Para ayudar a los doctores a suministrar la radiación con más precisión, la 4DCT se puede usar para determinar exactamente la localización del tumor durante cada parte del ciclo respiratorio. Esta técnica también puede usarse para ayudar a mostrar si un tumor está adherido o invade estructuras importantes en el pecho, lo que puede ayudar a los médicos a determinar si un paciente podría ser candidato para cirugía.

Medicamentos de terapia dirigida

Los investigadores comprenden cada vez más los mecanismos internos que controlan el crecimiento y la propagación de las células del cáncer de pulmón. Este trabajo ha dado lugar al desarrollo de nuevos medicamentos de terapia dirigida, muchos de los cuales ya se están utilizando para tratar el cáncer de pulmón no microcítico. Los medicamentos de terapia dirigida que están aprobados para otros tipos de cáncer ahora se están estudiando en el cáncer de pulmón no microcítico que tiene un cambio en el gen RET. Estos medicamentos incluyen sunitinib, sorafenib, vandetanib y cabozantinib.

Metástasis en el cerebro: las metástasis cerebrales son un problema común en las personas con cáncer de pulmón y a menudo resultan en peores resultados. La radiación a todo el cerebro es el tratamiento habitual y puede causar ciertos efectos secundarios a largo plazo. En los pacientes con una metástasis cerebral que no es extensa, las técnicas de radiación más recientes, como la radiocirugía estereotáctica (SRS), permiten que solo el tumor específico sea tratado con radiación evitando dañar el resto del cerebro. Este tipo de radiación causa menos efectos secundarios y mantiene su eficacia en el tratamiento del cáncer.

El nuevo medicamento AZD3759 que se está probando en los primeros estudios clínicos muestra resultados prometedores en los pacientes  con cáncer de pulmón no microcítico que tienen un cambio en el gen EGFR y que se ha propagado al cerebro. Parece que este nuevo medicamento puede cruzar la barrera hematoencefálica.

Otro medicamento oral en investigación, el epitinib, un inhibidor de la cinasa, también ha mostrado algunos resultados alentadores en el tratamiento de metástasis cerebrales en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico con el cambio en el gen EGFR.

Terapia de mantenimiento

Para las personas con cánceres de pulmón avanzados que reciben quimioterapia, se administran típicamente combinaciones de dos medicamentos de quimioterapia (algunas veces con un medicamento de terapia dirigida) por alrededor de 4 a 6 ciclos. Algunos estudios han encontrado que si los pacientes con cáncer de pulmón no microcíticos no han empeorado con el tratamiento, continuar el tratamiento con un solo medicamento de quimio como pemetrexed o con un medicamento de terapia dirigida más allá de los 4 a 6 ciclos puede ayudar a algunas personas a vivir por más tiempo. A esto se le conoce como terapia de mantenimiento. Una posible desventaja de continuar el tratamiento consiste en que tal vez las personas no puedan recibir un descanso de los efectos secundarios causados por el tratamiento. La terapia de mantenimiento se recomienda más a menudo ahora, pero no es una opción para algunas personas cuyo cáncer no está bajo control o que están en mal estado de salud.

Tratamientos inmunitarios

Los investigadores están desarrollando medicamentos de inmunoterapia que puedan ayudar al sistema inmunitario de una persona a combatir el cáncer.

Inhibidores de puestos de control inmunitarios: las células cancerosas a veces pueden evitar ser atacadas por el sistema inmunitario del cuerpo mediante el uso de ciertos “puestos de control” que normalmente mantienen el sistema inmunitario bajo control. Por ejemplo, las células cancerosas a menudo tienen gran cantidad de una proteína llamada PD-L1 en sus superficies que les ayuda a evadir el sistema inmunitario. Los nuevos medicamentos que bloquean la proteína PD-L1, o a la proteína correspondiente PD-1 que se encuentra en las células inmunitarias llamadas células T, pueden ayudar al sistema inmunitario a reconocer las células cancerosas y atacarlas. Algunos de estos medicamentos ya están aprobados para su uso en el cáncer de pulmón no microcítico avanzado.

Actualmente los estudios están evaluando si administrar un medicamento de inmunoterapia junto con radioterapia en personas que no pueden ser operadas, puede reducir más el tamaño del tumor y tal vez ayudar a las personas a vivir por más tiempo.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: octubre 1, 2019 Actualización más reciente: octubre 1, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.