Control del dolor para el cáncer de páncreas

El dolor puede convertirse en un principal problema para las personas con cáncer de páncreas. Estos cánceres pueden invadir y ejercer presión en los nervios cercanos al páncreas, lo que puede causar dolor en el abdomen (vientre) o la espalda.

No obstante, existe tratamiento para aliviar el dolor. Si tiene algún dolor, comuníquese con su médico o enfermera. El dolor es más fácil de controlar si se inicia el tratamiento cuando lo presenta por primera vez. Usted y su médico o enfermera pueden establecer la mejor manera de tratar su dolor. Un especialista en el tratamiento del dolor también puede ayudar a preparar un plan de tratamiento.

Algunas formas comprobadas de aliviar el dolor debido al cáncer de páncreas son:

Medicamentos contra el dolor

Para la mayoría de los pacientes, la morfina o medicamentos similares (opioides) pueden ayudar a controlar el dolor. A muchas personas les preocupa  tomar estos medicamentos porque temen volverse adictas, aunque los estudios han indicado que el riesgo de esto es bajo si el paciente toma el medicamento contra el dolor según lo indica el médico.

Los medicamentos contra el dolor son más eficaces cuando se administran siguiendo un horario establecido. Estos medicamentos no funcionan tan bien si son administrados sólo cuando el dolor se intensifica. Varias formas de morfina y otros opioides de acción prolongada vienen en forma de pastilla, y únicamente requieren ingerirse una o dos veces al día. Incluso existe una forma de acción prolongada del medicamento fentanilo que se aplica como parche cada 3 días.

Los efectos secundarios comunes de estos medicamentos son náuseas y aumento de sueño, lo que se alivia con el paso del tiempo. El estreñimiento es un efecto secundario común que no se alivia por sí solo de manera que requiere tratamiento. La mayoría de las personas necesitan tomar ablandadores de heces fecales y/o laxantes cada día.

Otros tratamientos

A veces puede que se necesiten ciertos procedimientos para tratar el dolor. Por ejemplo, cortar algunos de los nervios que se encuentran cerca del páncreas (que comunican las sensaciones de dolor) o inyectar alcohol en estos, podría a menudo aliviar el dolor y permitirle el uso de menores dosis de medicamentos contra el dolor. Esta operación generalmente se puede hacer como parte de una cirugía realizada por distintos motivos (como extraer el cáncer o aliviar la obstrucción del conducto biliar).

También puede ser un procedimiento separado. El doctor puede hacer un bloqueo de nervios al inyectar los nervios cercanos al páncreas con un anestésico o una medicina que destruya los nervios.

Esto se puede hacer con la ayuda de una ecografía o una tomografía computarizada, ya sea mediante:

  • una aguja que se pasa a través de la piel o
  • un endoscopio (un tubo largo y flexible que se pasa por la garganta hasta el estómago) que guía una aguja a los nervios

El tratamiento del cáncer con quimioterapia y/o radiación también puede a veces aliviar el dolor al encoger el tamaño del cáncer.

Para más información sobre el dolor y lo que se puede hacer al respecto, consulte Dolor relacionado con el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: March 14, 2016 Last Revised: May 4, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.