Quimioterapia para el cáncer de vesícula biliar

La quimioterapia (quimio) consiste de medicamentos contra el cáncer que se administran usualmente por vía venosa u oral. Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y llegan a todas las áreas del cuerpo, por lo que este tratamiento es beneficioso en los casos en los que el cáncer se ha propagado más allá del lugar donde se inició. La quimioterapia puede ser útil para algunas personas con cáncer de vesícula biliar, pero hasta ahora se ha encontrado que sus efectos contra este tipo de cáncer son limitados.

Para los cánceres de vesícula biliar que son resecables, se puede administrar quimioterapia después de la cirugía (a menudo con radioterapia) para tratar de reducir el riesgo de que el cáncer regrese. Esto es conocido como tratamiento adyuvante. Los médicos aún no están seguros cuán útil es en el tratamiento del cáncer de vesícula biliar.

Además, se puede usar quimioterapia (con o sin radioterapia) para los cánceres más avanzados. La quimioterapia no cura estos tipos de cánceres, pero puede reducir el tamaño o disminuir el crecimiento de los tumores por un tiempo. También puede ayudar a aliviar los síntomas del cáncer, y puede ayudar a las personas a vivir por más tiempo.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con cada período de tratamiento seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Los ciclos de quimioterapia generalmente duran aproximadamente de 3 a 4 semanas. A menudo, la quimioterapia no se recomienda en pacientes que están en mal estado de salud, aunque la edad avanzada en sí no es una barrera para recibir quimioterapia.

Infusión de la arteria hepática: debido a que la quimioterapia administrada en una vena no siempre es eficaz para el cáncer de vesícula biliar, los médicos están estudiando administrarla de una manera diferente (directamente en la arteria principal que va hacia el hígado, llamada arteria hepática). Debido a que la arteria hepática también suple a la mayoría de los tumores de vesícula biliar, se administra más quimioterapia al tumor. Entonces, el hígado saludable elimina la mayor parte del medicamento remanente antes de que pueda llegar al resto del cuerpo. Esto puede aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia. La infusión de la arteria hepática puede ayudar a algunas personas, cuyos cánceres no se podrían extirpar mediante cirugía, a vivir por más tiempo. Sin embargo, se necesita más investigación sobre este asunto. Es posible que esta técnica no sea útil en algunos pacientes ya que a menudo requiere cirugía para insertar un catéter en la arteria hepática, una operación que muchos pacientes de cáncer de vesícula biliar puede que no toleren bien.

Medicamentos para tratar el cáncer de vesícula biliar

Los medicamentos de quimioterapia que se usan con más frecuencia para el cáncer de vesícula biliar son:

  • Gemcitabina (Gemzar®)
  • Cisplatino (Platinol®)
  • 5-fluorouracilo (5-FU)
  • Capecitabina (Xeloda®)
  • Oxaliplatino (Eloxatin®)

En algunos casos, se combinan dos de estos medicamentos para tratar que éstos sean más eficaces. Por ejemplo, combinar gemcitabina y cisplatino puede ayudar a las personas a vivir por más tiempo en comparación con sólo administrar gemcitabina. Cuando se administra quimio con radiación, el medicamento que se usa con más frecuencia es 5-FU o capecitabina.

Posibles efectos secundarios

Los medicamentos de quimioterapia atacan a las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también se pueden afectar por la quimioterapia, lo cual ocasiona los efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como de la duración del tiempo que se administran. Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Caída de pelo
  • Úlceras en la boca
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Aumento en la probabilidad de infecciones (debido a una disminución de los glóbulos blancos).
  • Facilidad para que se formen moretones o surjan sangrados (debido a muy pocas plaquetas).
  • Cansancio (debido a muy pocos glóbulos rojos).

Estos efectos secundarios son usualmente temporales y desaparecen después de finalizar el tratamiento. Muchas veces hay métodos para aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, se pueden administrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Asegúrese de preguntar al médico o enfermera sobre los medicamentos que ayudan a reducir los efectos secundarios.

Además de los posibles efectos secundarios mencionados anteriormente, algunos medicamentos pueden presentar sus propios efectos secundarios específicos. Por ejemplo, el cisplatino y el oxaliplatino puede causar daño a los nervios (se conoce como neuropatía). Esto puede causar entumecimiento, hormigueo, debilidad y sensibilidad al frío o al calor, especialmente en las manos y los pies. En la mayoría de los pacientes, esto desaparece después de finalizar el tratamiento, pero en algunos casos los efectos pueden durar mucho tiempo. Para más información, consulte el documento disponible en inglés Peripheral Neuropathy Caused by Chemotherapy.

Usted debe informar al equipo de atención médica sobre cualquier efecto secundario que tenga mientras recibe la quimioterapia para que puedan ser tratados con prontitud. Es posible que en algunos casos las dosis de medicamentos de quimioterapia necesiten ser reducidas o que el tratamiento necesite ser retrasado o suspendido para prevenir que los efectos empeoren.

Para más información sobre quimioterapia, lea nuestro documento Una guía sobre quimioterapia

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: November 24, 2014 Last Revised: February 5, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.