Tratamiento del linfoma asociado con VIH

Las personas infectadas con VIH tienen un mayor riesgo de linfoma no Hodgkin. Aunque las personas con VIH suelen padecer formas más agresivas de linfoma, como el  linfoma difuso de células B grandes, el linfoma primario del sistema nervioso central, o linfoma de Burkitt, sus pronósticos han mejorado considerablemente en los últimos años. El uso de terapia antiretroviral altamente activa (HAART) para tratar el VIH ha ayudado a los pacientes a tolerar mejor los tratamientos, tal como quimioterapia e inmunoterapia.

Un problema principal en el pasado consistió en que los pacientes infectados con VIH solían presentar bajos recuentos sanguíneos, lo que dificultaba el tratamiento con dosis completas de quimioterapia. Este problema se ha aliviado en algo mediante el uso de HAART y por el uso de medicamentos para ayudar al organismo del paciente a producir nuevas células sanguíneas. Aun así, los médicos administran quimioterapia cuidadosamente, y vigilan minuciosamente los recuentos sanguíneos. El VIH puede disminuir la cantidad de glóbulos blancos conocidos como células CD4-positivas. Las personas con bajos recuentos de CD4 pueden presentar más problemas cuando son tratadas con rituximab, de modo que algunos expertos no usan este medicamento en pacientes que tienen bajos recuentos de CD4.

La mayoría de los expertos cree que el pronóstico para la persona con linfoma asociado con VIH depende tanto de la infección por VIH como del linfoma. La terapia moderna contra el VIH puede a menudo controlar la deficiencia inmunológica en los pacientes de SIDA.  Por lo tanto, el pronóstico para los pacientes que padecen linfoma ha mejorado.

El tratamiento del linfoma en sí depende del tipo específico de linfoma.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Freedman AS, Jacobson CA, Mauch P, Aster JC. Chapter 103: Non-Hodgkin’s lymphoma. In: DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2015.Roschewski MJ, Wilson WH. Chapter 106: Non-Hodgkin Lymphoma. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2014.

Last Medical Review: May 31, 2016 Last Revised: May 31, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.