Medicamentos de terapia dirigida para el linfoma no Hodgkin

A medida que los investigadores aprenden más sobre los cambios en células que causan cáncer, ellos han podido desarrollar medicamentos más recientes diseñados para combatir estos cambios de manera específica. Con frecuencia, a estos medicamentos se les conoce como terapia dirigida. Estos medicamentos funcionan de distinta manera en comparación con los medicamentos que se usan comúnmente en la quimioterapia (quimio), y a menudo tienen diferentes efectos secundarios (y menos graves).

Inhibidores de proteosomas

Los inhibidores de proteosomas funcionan al evitar que los complejos enzimáticos (proteosomas) en las células eliminen las proteínas que son importantes para mantener en control la división de las células. Se usan con más frecuencia para tratar mieloma múltiple, aunque también pueden ser útiles en el tratamiento de algunos tipos de linfomas no Hodgkin.

El bortezomib (Velcade®) es un inhibidor de proteosoma que se usa para tratar algunos linfomas, por lo general después de haber intentado otros tratamientos. El bortezomib se administra como una infusión en una vena (IV) o una inyección debajo de la piel (sub-q), usualmente dos veces a la semana por 2 semanas, seguido de un periodo de descanso. Los efectos secundarios pueden ser similares a los causados por los medicamentos de quimioterapia convencionales, incluyendo bajos recuentos sanguíneos, náusea, falta de apetito y daño a nervios.

Inhibidores de histona deacetilasa (HDAC)

Los inhibidores de histona deacetilasa (HDAC) son un grupo de medicamentos que pueden afectar qué genes están activos al interactuar con una proteína en los cromosomas llamada histona.

El romidepsin (Istodax®) es un inhibidor HDAC que se puede usar para tratar tanto linfomas periféricos como linfomas de la piel de células T. Por lo general se administra después de haber tratado al menos otro tratamiento. Este medicamento se administra como una infusión intravenosa usualmente una vez a la semana durante 3 semanas consecutivas, seguida de una semana sin tratamiento. Los efectos secundarios suelen ser leves, pero pueden incluir recuentos sanguíneos más bajos y efectos en el ritmo cardiaco.

El belinostat (Beleodaq®) es otro inhibidor de HDAC. Se administra para tratar linfomas periféricos de células T, por lo general después de haber intentado al menos otro tratamiento. Se administra como una infusión intravenosa usualmente cada día durante 5 días consecutivos, y se repite cada 3 semanas. Los efectos secundarios comunes incluyen náusea, vómito, cansancio y bajos recuentos de glóbulos rojos (anemia).

Inhibidores de quinasas

El ibrutinib (Imbruvica®) es un tipo de medicamento conocido como un inhibidor de la cinasa que bloquea una proteína que transmite una señal dirigida a algunas células del linfoma que les ayuda a crecer y sobrevivir. Puede ser utilizado para el tratamiento del linfoma de células del manto. Se administra de forma oral, una vez al día. Los efectos secundarios comunes incluyen diarrea o estreñimiento, náusea y vómito, cansancio, hinchazón, disminución del apetito y bajos recuentos sanguíneos. Además, el uso de este medicamento está aprobado en pacientes después de haber tratado otros tratamientos. Se ha estado estudiando para usarlo más temprano en el tratamiento.

Idelalisib (Zydelig®) es otro inhibidor de quinasas que se puede usar para tratar el linfoma no Hodgkin, aunque este bloquea a una quinasa diferente (llamada PI3K). Este medicamento ha demostrado que ayuda a tratar el linfoma folicular y el linfoma de linfocitos pequeños después de haber intentado otros tratamientos. Se administra en forma de pastilla dos veces al día. Los efectos secundarios comunes incluyen diarrea, fiebre, cansancio, náusea, tos, neumonía, dolor abdominal, escalofríos, sarpullido y bajos recuentos sanguíneos. Con menos frecuencia, también se pueden presentar efectos secundarios más graves.

Más información sobre estas clases de medicamentos considerados terapia dirigida se puede encontrar en nuestro documento Targeted Therapy.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: September 30, 2014 Last Revised: February 29, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.