La historia del evento Gran Día de No Fumar

¿Qué es el Gran Día de No Fumar?

El tercer jueves de noviembre de cada año, los fumadores de toda la nación participan del Gran Día de No Fumar (Great American Smokeout) de la Sociedad Americana Contra El Cáncer. Los fumadores pueden utilizar esta fecha para hacer un plan dirigido a dejar de fumar o pueden planear con anticipación y dejar de fumar ese día. El evento Gran Día de No Fumar les brinda una oportunidad a las personas a renunciar al uso del tabaco y ayuda a las personas a conocer los muchos recursos que pueden utilizar para ayudarles a dejar el hábito y mantenerse alejado del mismo.

En muchas comunidades, los voluntarios locales aprovechan este evento para promover la necesidad de dejar el tabaco, ejercer presión para que se aprueben leyes que controlen el uso del tabaco y desalentar a los adolescentes a iniciarse en el consumo de tabaco, así como apoyar a las personas que quieran dejar el hábito.

Es difícil dejar el tabaco

Los estudios han mostrado que los fumadores tienen más éxito en renunciar al hábito cuando cuentan con apoyo, como:

  • Líneas telefónicas para dejar de fumar
  • Grupos de apoyo para dejar de fumar
  • Grupos en Internet para dejar fumar
  • Orientación
  • Productos de reemplazo de nicotina
  • Receta de medicamentos para controlar las ansias de fumar
  • Libros que sirvan de guía
  • Ánimo y apoyo de amigos y familiares

El uso de dos o más de estas medidas para dejar de fumar funciona mejor que emplear solo una. Por ejemplo, algunas personas usan una medicina recetada junto con un producto de reemplazo de nicotina. Otras personas puede que usen tanto como tres o cuatro de los métodos que se incluyen en la lista anterior.

Llámenos al 1-800-227-2345 para solicitar más información sobre cómo dejar el tabaco y para encontrar orientación por teléfono u otro apoyo en su área. 

Cómo comenzó el Gran Día de No Fumar

El evento Gran Día de No Fumar ha ayudado a cambiar dramáticamente las actitudes sobre el hábito de fumar. Estos cambios han conducido a la creación de programas comunitarios y ordenanzas para declarar áreas libres de humo que hoy día salvan vidas en todo el país.  Los eventos anuales del Gran Día de No Fumar comenzaron en los años ‘70 cuando el fumar y el humo de segunda mano era algo común y corriente.

La idea del Gran Día de No Fumar surgió de un evento en 1970 en Randolph, Massachusetts, en el cual Arthur P. Mullaney pidió a las personas que renunciaran al hábito de fumar por un día y que donaran el dinero que hubiesen gastado en cigarrillos a una escuela preparatoria (superior) para un fondo de becas.

Luego, en 1974, Lynn R. Smith, editora del Monticello Times in Minnesota, encabezó el primer día estatal “D-Day” o Día de No Fumar.

La idea tomó auge, y el 18 de noviembre de 1976, la división de California de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, logró con éxito que casi un millón de fumadores dejaran de fumar por un día. Este evento en California marcó el inicio del Gran Día de No Fumar, y la Sociedad lo adoptó a escala nacional en 1977. Desde entonces, se han reportado cambios dramáticos en la manera en que el público ve el uso del tabaco y los anuncios de publicidad que se emplean para promocionar el tabaco. Hoy día, en muchos lugares públicos y áreas de trabajo no se fuma.  Esto protege a las personas que no fuman y apoya a los fumadores que quieren dejar de fumar.

El evento Gran Día de No Fumar ayuda a promover nuevas leyes y salva vidas

Cada año, el evento Gran Día de No Fumar también crea conciencia sobre la importancia de prevenir muertes y enfermedades crónicas causadas por el hábito de fumar. Entre los años 1980 y 1990, muchos gobiernos estatales y locales prohibieron fumar en los lugares de trabajo y restaurantes, aumentaron los impuestos a los cigarrillos, limitaron la publicidad de los cigarrillos, animaron a los adolescentes a no fumar cigarrillos, y tomaron más acciones para combatir el hábito de fumar. Estos esfuerzos continúan hoy día.

Gracias a las personas y a los grupos que han dirigido las iniciativas contra el tabaco, se han logrado avances significativos en las áreas de investigación, plan de acción y ambiente:

  • Berkeley, California fue la primera comunidad que en 1977 limitó el hábito de fumar en restaurantes y otros lugares públicos.
  • En 1983, San Francisco aprobó las primeras restricciones poderosas sobre el hábito de fumar en los lugares de trabajo, incluyendo prohibiciones para fumar en lugares de trabajo del sector privado.
  • En 1990, comenzó la regulación federal que prohíbe fumar en todos los autobuses interestatales y los vuelos domésticos de 6 horas o menos.
  • En 1994, Mississippi radicó la primera de 24 demandas estatales que buscaban recuperar millones de dólares de las compañías tabacaleras por concepto de facturas pagadas por Medicaid que correspondían a enfermedades relacionadas con el hábito de fumar.
  • En 1999, el Departamento de Justicia radicó una demanda contra los fabricantes de cigarrillos, y acusó a esa industria de defraudar al público al mentir sobre los riesgos de fumar.
  • En 1999, se aprobó el Master Settlement Agreement (MSA) que requiere a las compañías de tabaco pagar $206,000 millones a 45 estados para el año 2025 con el fin de cubrir los costos del Medicaid para tratar a fumadores. El acuerdo MSA también clausuró el Tobacco Institute y finalizó con la publicidad de dibujos animados y carteleras publicitarias.
  • En 2009 se firmó la ley The Family Smoking Prevention and Tobacco Control Act. Esta ley autoriza a la FDA a regular la venta, manufacturación y mercadeo de productos de tabaco y protege a los niños de las prácticas de mercadeo de la industria del tabaco.
  • En 2012, la FDA publicó una lista de los componentes nocivos y potencialmente nocivos (HPHC) en los productos de tabaco y el humo del tabaco. Esta lista ayuda a la gente a entender mejor la cantidad de sustancias tóxicas, adictivas, y que causan cáncer a la que se exponen cada vez que se fuma.

Los estados con leyes estrictas para el control del tabaco están hoy día recogiendo los frutos de sus esfuerzos. Desde 1965 al día de hoy, se reportó una reducción de 42% a alrededor de 17% entre los estadounidenses adultos que fumaban cigarrillos. Las regulaciones estrictas que prohíben fumar, las campañas publicitarias y los aumentos en los precios de los productos de tabaco son al menos en parte responsables por estas reducciones.

Aun así, hoy día alrededor de uno de cada cinco estadounidenses adultos fuma cigarrillos. Excluyendo el humo de segunda mano, se estima que fumar causa el 32% de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos, incluyendo el 83% de las muertes por cáncer de pulmón en los hombres y el 76% de las muertes por cáncer pulmonar en las mujeres. 

Afortunadamente, en las últimas décadas se han visto grandes avances en el cambio de las actitudes en relación con el hábito de fumar, y en los conocimientos sobre la adicción a la nicotina y sobre cómo ayudar a las personas a dejar el hábito. Hoy día, el evento Gran Día de No Fumar de la Sociedad Americana Contra El Cáncer se celebra con concentraciones, paradas, información para dejar de fumar e incluso recursos para dejar de fumar repentinamente en las escuelas, lugares de trabajo, calles principales y pasillos legislativos a través de todo los Estados Unidos.

Comuníquese con nosotros para aprender más sobre cómo dejar de fumar, mejorar su salud o participar en el Gran Día de No Fumar en su comunidad. Llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345.