Cómo escoger y emplear los suplementos alimenticios de forma adecuada

Comprensión de las declaraciones hechas en las etiquetas de los suplementos alimenticios

Antes de comprar algún suplemento alimenticio, lea la etiqueta cuidadosamente. Ponga atención a las declaraciones, el empaque, los ingredientes y las instrucciones. Puede ser fácil entender erróneamente las declaraciones hechas sobre estos productos.

Los siguientes tres tipos de declaraciones son los que los fabricantes de los suplementos alimenticios tienen la autorización de hacer en las etiquetas de sus productos y en la publicidad para promocionarlos:

  • Declaraciones sobre el contenido nutricional: estas declaraciones reportan la cantidad del contenido nutricional en un producto. Por ejemplo, la etiqueta del producto puede que reporte ser de 'alta potencia' o ser 'una buena fuente de' algún nutriente, como alguna vitamina.
  • Declaraciones sobre la salud: estas declaraciones reportan los beneficios que brindan ciertos compuestos. Por ejemplo, las declaración “el folato puede que reduzca las probabilidades de que una mujer embarazada tenga un bebé que presente defectos congénitos neurales” entraría en esa categoría. La Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE.UU. debe emitir su previa aprobación sobre todas las declaraciones sobre la salud, la cuales es necesario que estén sustentadas por la investigación científica.
  • Declaraciones sobre la estructura o la función: estas declaraciones se refieren al efecto que los suplementos alimenticios pueden tener sobre la estructura o función del cuerpo.

Declaraciones sobre la estructura o la función

Estas son las declaraciones que suelen ser las más confusas. Las siguientes declaraciones son del tipo que hacen referencia el efecto que el uso de un producto puede tener sobre la estructura o la función del cuerpo:

  • La forma en que el producto funciona (“este producto funciona como un antioxidante”)
  • El efecto que el producto tiene sobre la fisiología del cuerpo (“este producto promueve el flujo urinario”)
  • El efecto que el producto puede tener sobre los resultados de las pruebas de laboratorio (“este producto promueve la regularización del nivel de glucosa en la sangre”)
  • El efecto que el producto tiene sobre el mantenimiento del cuerpo (“este producto ayuda a mantener el buen estado del sistema circulatorio”)
  • El efecto en otros aspectos que no tienen que ver con la enfermedad (“este producto ayuda a relajarse”)
  • El efecto que el producto puede tener sobre afecciones de la salud y los síntomas (“este producto ayuda a reducir los efectos de irritabilidad, inflamación y acalambramiento asociados al síndrome premenstrual”)

Revisar y constatar las declaraciones sobre la estructura o función no forma parte de las funciones de la FDA. De hecho, las etiquetas que contienen este tipo de declaraciones deben incluir un aviso en el que se indique que “Esta declaración no está sujeta a ser evaluada por la Dirección de Alimentos y Medicamentos. Este producto no está intencionado para diagnosticar, tratar, curar o prevenir enfermedades”.

Es fácil confundirse con las declaraciones sobre la estructura o función. Por ejemplo, muchas personas creen que la declaración de que un producto “ayuda a mantener la salud de la glándula prostática” quiere decir que el producto ha demostrado ser útil en prevenir o tratar enfermedades como el cáncer de próstata. Éste no es el caso.

No asuma que porque un producto haga declaraciones que promuevan el buen estado de alguna función del cuerpo que por ello puede ayudar a prevenir o reducir el riesgo de llegar a tener cualquier enfermedad, incluido el cáncer.

A diferencia de los medicamentos, los fabricantes de complementos no pueden hacer declaraciones de que sus productos puedan tratar, diagnosticar, prevenir o curar enfermedades. Por ejemplo, no pueden decir que el producto “reduce el dolor causado por la artritis”, ni que el producto “puede tratar enfermedades del corazón”. Declaraciones como estas solo pueden aparecer en los medicamentos o medicinas que hayan demostrado su eficacia en las afirmaciones que declaran. El hacer este tipo de declaraciones convertiría al producto en un medicamento, lo cual lo obliga a demostrar su seguridad y eficacia ante la FDA, tal como se exige para todos los medicamentos.

Sellos sobre el control de calidad

Hay organizaciones dedicadas a realizar un control de calidad que permiten a los productos portar el sello correspondiente en caso de aprobar todas las pruebas específicas impuestas por estas organizaciones. Este sello por lo general significa que los estándares de calidad fueron aplicados en la fabricación del producto. También someten a prueba los ingredientes que aparecen en la lista de la etiqueta para demostrar que realmente contienen lo que indican, y que el producto está libre de contaminantes o químicos nocivos.

Entre algunos ejemplos de dichas organizaciones se incluye:

  • US Pharmacopeia
  • NSF International
  • ConsumerLab.com

*La inclusión en esta lista solo tiene fines informativos y no implica el respaldo por parte de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Consejos prácticos para seleccionar y consumir los suplementos alimenticios de forma segura

  • Investigue bien los suplementos alimenticios antes de comprarlos y consumirlos. Usted dispone de muchas fuentes informativas en bibliotecas y recursos en Internet. Infórmese más allá de los datos que hay en las etiquetas de los productos, los cuales pueden estar sesgados o estar presentados de una forma intencionalmente confusa. Busque materiales informativos de fuentes terceras confiables, tal como grupos de investigación y agencias gubernamentales (refiérase a la sección “Cómo encontrar información confiable sobre los suplementos alimenticios” para saber dónde comenzar a buscar información).
  • Tenga en consideración el nombre la y reputación del fabricante o distribuidor. Los suplementos alimenticios que son producidos por fabricantes de reconocimiento nacional en sus líneas de productos comestibles o medicinales son más propenso a adherirse a un control de calidad adecuado debido precisamente a la reputación que buscan preservar.
  • Consulte con su médico u algún otro integrante de su equipo de atención médica antes de probar algún suplemento alimenticio. Mientas que su médico podría no estar al tanto de todos los productos disponibles, puede que sí pueda ayudarle a determinar lo que no sea seguro de consumir.
  • Asegúrese de que la etiqueta incluya una forma de poder ponerse en contacto con la compañía en caso de tener preguntas o inquietudes en el consumo del producto. Los fabricantes de renombre siempre suelen incluir información para ponerse en contacto con ellos en las etiquetas o empaque de sus productos.
  • Evite los productos que hagan declaraciones de ser una “cura milagrosa”, algo completamente innovador o novedoso o que son “nuevo descubrimiento”. Evite también los suplementos que declaren tener beneficios sin que produzcan efectos secundarios debido a que contienen un “ingrediente secreto” o “fórmula secreta” en su producción. Dichas declaraciones casi siempre son fraudulentas, o bien, puede que el producto contenga sustancias nocivas o contaminantes.
  • Evite los productos que hagan declaraciones de tratar una amplia gama de enfermedades no relacionadas. Si un suplemento alimenticio declara que puede diagnosticar, tratar, curar o prevenir enfermedades como “el consumo de este producto cura el cáncer”, o que “frena el crecimiento de los tumores”, entonces el producto está siendo ilegalmente comercializado como un medicamento.
  • Procure evitar consumir una mezcla de varios suplementos alimenticios. Entre mayor el número de ingredientes, mayores las probabilidades de efectos nocivos. Mezclar también puede dificultar el poder determinar la sustancia en específico responsable de algún efecto secundario.
  • Comience por consumir los suplementos alimenticios por sí solos. Esté alerta de cualquier efecto secundario que pueda surgir mientras consume el producto. En caso de que surja cualquier efecto secundario, deje de consumir el producto de inmediato. Informe a su médico cualquier efecto secundario que tenga y asegúrese de que aquellos que sean graves sean reportados a la FDA.
  • Si usted tiene programada alguna cirugía o procedimiento médico, incluyendo las que son de tipo dental, hable con el cirujano sobre si deberá interrumpir el consumo de los suplementos alimenticios que esté tomando. Algunos suplementos requieren de dos a tres semanas para que puedan ser eliminados completamente de su cuerpo, y algunos de ellos pueden ocasionar graves dificultades durante las operaciones quirúrgicas.
  • Si usted está en estado de embarazo o lactancia, tome solamente los suplementos alimenticios que su médico le haya indicado y autorizado. Pocos suplementos alimenticios se han sometido a pruebas de seguridad, por lo que los efectos que pueden tener sobre un feto en crecimiento se desconocen en su mayor parte.
  • Hable con su médico antes de auto recetarse algún remedio en lugar de tomarse los medicamentos que le hayan sido recetados.
  • No dependa de ningún producto no recetado para curar su cáncer o cualquier otra enfermedad que tenga. Independientemente de las declaraciones hechas, si algo resulta demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que ese sea el caso.
  • Apéguese a los límites de las cantidades en las dosis indicadas en la etiqueta. Tomar cantidades excesivas podría ocasionar daños e incluso la muerte. Y evite el consumo de los suplementos alimenticios durante plazos mayores a los recomendados.
  • Nunca ofrezca suplementos alimenticios a un bebé ni a niños, así como a menores de 18 años sin antes haberlo consultado con el médico del menor primero. Los efectos que muchos de los productos pueden tener en los niños se desconocen.

Cómo encontrar información confiable sobre los suplementos alimenticios*

Existe una gran cantidad de información errada que se pone a disposición del público en general. Incluso para las personas cuentan con una preparación adecuada, puede resultar difícil que logren encontrar información confiable sobre la seguridad en el consumo de los suplementos alimenticios.

Junto con la Sociedad Americana Contra El Cáncer, las siguientes fuentes de información se incluyen entre un listado de fuentes confiables:

National Cancer Institute’s Office of Cancer Complementary and Alternative Medicine
Sitio web: https://cam.cancer.gov
Ofrece información detallada sobre las terapias complementarias y alternativas enfocadas al cáncer. Incluye secciones sobre cómo abordar con su proveedor de atención médica el tema de terapias complementarias y alternativas, así como con otras terapias en específico, al igual que las preguntas frecuentes que deben plantearse al respecto.

National Institutes of Health’s Office of Dietary Supplements
Sito web: https://ods.od.nih.gov
Ofrece información sobre el uso apropiado de los suplementos, así como hojas informativas sobre las vitaminas y los suplementos. También dispone de una aplicación para dispositivos móviles (teléfonos) que ayuda a mantenerse al tanto de lo suplementos. Acceda a ella al hacer clic en el enlace correspondiente que se presenta en las opciones de la barra del menú en la parte izquierda.

National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH)
Sitio web: https://www.nccih.nih.gov
Cuenta con información sobre temas relacionados a las terapias complementarias y alternativas, al igual que hojas informativas sobre muchos productos herbarios.

Memorial Sloan Kettering Cancer Center - About Herbs and Botanicals
Sitio web: https://www.mskcc.org/cancer-care/diagnosis-treatment/symptom-management/integrative-medicine/herbs
Ofrece información sobre productos herbarios, botánico y suplementos, entre otros para los consumidores y profesionales de la salud. También cuenta con una aplicación gratuita para dispositivos móviles (teléfonos).

US Food and Drug Administration – Dietary Supplements
Sitio web: https://www.fda.gov/food/dietary-supplements
Incluye información sobre las etiquetas, normas y regulaciones, entre otros aspectos sobre los suplementos alimenticios. También incluye información sobre cómo reportar problemas derivados con el uso de estos productos.

US Department of Agriculture- Food and Nutrition Information Center
Sitio web: https://www.nal.usda.gov/fnic/dietary-supplements
Incluye información sobre los nutrientes, hierbas y regulaciones de estos productos.

*La inclusión en esta lista solo tiene fines informativos y no implica el respaldo por parte de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Supplement Your Knowledge: Dietary Supplement Education Initiative 
Website: www.fda.gov/food/information-consumers-using-dietary-supplements/supplement-your-knowledge

This site includes fact sheets and videos about dietary supplements for the public, educators and healthcare professionals. Materials for the public are available in English and Spanish.

Food and Drug Administration. Dietary Supplements: Last updated 8/16/2019. Accessed at https://www.fda.gov/food/dietary-supplements on May 12, 2021.

Harvie M. Nutritional supplements and cancer: Potential benefits and proven harms. Am Soc Clin Oncol Educ Book. 2014:e478-86. 

National Center for Complementary and Integrative Health. Dietary and Herbal Supplements. Last updated February 2020. Accessed at https://www.nccih.nih.gov/health/dietary-and-herbal-supplements on May 27, 2021.

Office of Dietary Supplements, National Institutes of Health. lo que necesita saber Dietary Supplements: Accessed at http://ods.od.nih.gov/HealthInformation/ on May 11, 2021.

Recursos adicionales

Supplement Your Knowledge: Dietary Supplement Education Initiative 
Website: www.fda.gov/food/information-consumers-using-dietary-supplements/supplement-your-knowledge

This site includes fact sheets and videos about dietary supplements for the public, educators and healthcare professionals. Materials for the public are available in English and Spanish.

Referencias

Food and Drug Administration. Dietary Supplements: Last updated 8/16/2019. Accessed at https://www.fda.gov/food/dietary-supplements on May 12, 2021.

Harvie M. Nutritional supplements and cancer: Potential benefits and proven harms. Am Soc Clin Oncol Educ Book. 2014:e478-86. 

National Center for Complementary and Integrative Health. Dietary and Herbal Supplements. Last updated February 2020. Accessed at https://www.nccih.nih.gov/health/dietary-and-herbal-supplements on May 27, 2021.

Office of Dietary Supplements, National Institutes of Health. lo que necesita saber Dietary Supplements: Accessed at http://ods.od.nih.gov/HealthInformation/ on May 11, 2021.

Actualización más reciente: agosto 30, 2021

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.