¿Son algunas personas más propensas a los daños de la piel causados por el sol?

La piel y los ojos de toda persona pueden ser afectados por el sol y por otras formas de rayos ultravioleta (UV). Las personas con piel blanca tienen una probabilidad mucho mayor de presentar daños causados por el sol, pero las personas con piel más oscura, incluyendo personas de cualquier origen étnico, también pueden resultar afectadas.

Para algunas personas, la piel se broncea cuando absorbe los rayos UV. El bronceado es causado por un aumento en la actividad y número de melanocitos, las células que producen el pigmento llamado melanina. La melanina ayuda a bloquear los rayos UV dañinos hasta cierto punto, razón por la cual las personas con piel que es naturalmente más oscura tienen menor probabilidad de quemarse por el sol, mientras que las personas con piel más clara tienen una mayor probabilidad de quemarse. Las quemaduras solares pueden aumentar su riesgo de padecer cáncer de piel, incluyendo melanoma. Sin embargo, la exposición UV puede aumentar el riesgo de cáncer de piel incluso sin causar quemaduras solares.

Además del color de la piel, otros factores también pueden afectar su riesgo de daño a causa de la luz UV. Usted necesita protegerse del sol especialmente si:

  • Ha padecido cáncer de piel
  • Tiene antecedentes familiares de cáncer de piel, especialmente melanoma
  • Presenta muchos lunares, lunares irregulares o lunares grandes
  • Tiene pecas y se quema antes del bronceado
  • Es una persona de piel blanca, tiene ojos azules o verdes, o es rubia, pelirroja o tiene cabello castaño claro
  • Vive o toma vacaciones en lugares de gran altitud (la potencia de los rayos UV aumenta a medida que el nivel de altitud es mayor)
  • Vive o toma vacaciones en climas tropicales o subtropicales  
  • Trabaja en interiores toda la semana y luego recibe una exposición solar intensa durante el fin de semana
  • Pasa mucho tiempo al aire libre
  • Presenta ciertas enfermedades autoinmunes, tal como lupus eritematoso sistémico (SLE o “lupus”)
  • Tiene ciertos padecimientos hereditarios que aumentan el riesgo de cáncer de piel, como el xeroderma pigmentoso (XP) o síndrome del carcinoma nevoide de células basales (síndrome de Gorlin).
  • Padece una afección médica que debilita su sistema inmunológico, como la infección por el VIH (el virus que causa el sida o AIDS).
  • Ha recibido un trasplante de órgano
  • Toma medicinas que debilitan o suprimen su sistema inmunológico
  • Toma medicinas que causan que su piel sea más sensible a la luz solar

Pregunte a su médico, enfermera, o farmacéutico si está tomando cualquier medicamento que pudiera aumentar su sensibilidad a la luz solar.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: March 19, 2015 Last Revised: July 26, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.