Observación o vigilancia activa para el cáncer de próstata

Debido a que el cáncer de próstata frecuentemente crece muy lentamente, es posible que algunos hombres (especialmente aquellos hombres de edad avanzada o con otros problemas graves de salud) nunca necesiten tratamiento. En vez de tratamiento, sus médicos pueden recomendar observación (a veces conocido como espera en observación) o vigilancia activa.

Los términos vigilancia activa y observación tienen significados un tanto diferentes:

  • La vigilancia activa se refiere a la supervisión minuciosa del cáncer. Por lo general, esto incluye una visita al médico con una prueba de sangre para detectar el antígeno prostático específico (PSA) alrededor de cada 6 meses y un examen mediante tacto rectal al menos una vez al año. Además, es posible que se hagan biopsias de la próstata y estudios por imágenes cada 1 a 3 años. Si los resultados de la prueba cambian, entonces su médico hablará con usted sobre las opciones de tratamiento para intentar curar el cáncer.
  • Por otro lado, la observación (espera en observación) se usa algunas veces para describir un tipo de seguimiento menos intensivo que pudiera requerir menos pruebas y confiar más en los cambios de los síntomas de un hombre para decidir si el tratamiento es necesario. Este tratamiento está destinado con mayor frecuencia a controlar los síntomas del cáncer, pero no a curarlo.  

Independientemente del término que emplee su médico, resulta importante que usted entienda exactamente lo que él o ella quiere decir cuando lo usa.

¿Cuándo se usan estas opciones?

Se puede recomendar uno de estos métodos si el cáncer:

  • No está causando ningún síntoma
  • Se espera que su crecimiento sea lento (de acuerdo con la puntuación de Gleason)
  • Es pequeño
  • Solo se encuentra en la próstata
  • Se asocia con un nivel bajo de PSA (<10ng/ml)

Estos métodos probablemente no sean buenas opciones si usted tiene un cáncer de rápido crecimiento (por ejemplo, un cáncer con una alta puntuación de Gleason) o si es probable que el cáncer se haya propagado fuera de la próstata (según los niveles de PSA). Resulta menos probable que a los hombres jóvenes y saludables se les ofrezca la observación, debido a que el cáncer puede convertirse en un problema durante los próximos 20 o 30 años.

La observación y la vigilancia activa son opciones razonables para algunos hombres con cánceres de crecimiento lento, ya que se desconoce si tratar el cáncer con cirugía o radiación realmente les ayudará a vivir más tiempo. En la vigilancia activa, solo se tratan los hombres cuyos cánceres están creciendo (y por lo tanto tienen una forma más grave de cáncer). Para algunos hombres, estos tratamientos tienen riesgos y efectos secundarios que pueden superar sus beneficios. Otros hombres no se sienten cómodos con la observación o la vigilancia activa porque el cáncer podría crecer y propagarse limitando las opciones de tratamiento y la posibilidad de tratar el cáncer exitosamente. Algunos hombres aceptan los posibles efectos secundarios de los tratamientos con el fin de intentar remover o destruir el cáncer.

Observación o vigilancia activa frente al tratamiento

Se han realizado varios estudios extensos que comparan la observación (espera en observación) (aquella en la que los hombres solo eran tratados si presentaban síntomas a causa del cáncer) y la cirugía para el cáncer de próstata en etapa inicial. Sin embargo, la evidencia que presentan estos estudios ha sido ambivalente. Algunos estudios han encontrado que los hombres que se someten a cirugía podrían vivir más tiempo, mientras que otros no han encontrado una diferencia en la supervivencia.

Hasta el momento pocos estudios abarcadores ha comparado la vigilancia activa con otros tratamientos, como cirugía o radioterapia. Los hombres que se someten a cirugía o radiación no parecen vivir más tiempo que aquellos que se someten a vigilancia activa, pero sus cánceres podrían desaparecer por más tiempo y propagarse menos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: agosto 1, 2019 Actualización más reciente: agosto 1, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.