¿Qué pueden hacer las personas con el VIH o sida para intentar reducir su riesgo de cáncer ?

La gente con la infección del VIH o con sida está a un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer que aquellas personas sin la infección. También comparten los mismos riesgos para muchos otros tipos de cáncer. Puede que las personas con VIH o sida tengan la oportunidad de reducir su riesgo para ciertos tipos de cáncer, o para detectarlos en sus etapas iniciales, cuando es más propenso a ser tratado de forma eficaz.

Reducción del riesgo de cáncer

Ciertos tipos de cáncer son más comunes entre personas con la infección del VIH, pero incluso entre distintas personas con esta infección, el riesgo de desarrollar muchos de los tipos de cáncer es más elevado si la infección no está bien controlada, es decir, si el recuento CD4 (linfocitos-T colaboradores) es bajo. Esta es una razón por la cual es importante que las personas con VIH continúen su tratamiento con los medicamentos para mantener la infección bajo control.

Puede que el riesgo de desarrollar algunos de los tipos más comunes de cáncer en personas con el VIH se reduzca al evitar ciertos factores de riesgo. Por ejemplo, no fumar ni consumir drogas inyectadas, y limitar el consumo de alcohol puede que ayude a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer. Algunos tipos de cáncer asociados con el VIH y el sida son causados por virus que pueden propagarse a través de la actividad sexual, por lo que puede que las prácticas de sexo protegido contribuyan en la protección contra ciertos tipos de cáncer.

Puede que las vacunas contra el virus de la hepatitis B ayude en proteger contra un tipo posible de cáncer de hígado. En años recientes, se ha tenido disponibilidad de vacunas que ayudan a proteger contra ciertos tipos de infección del virus del papiloma humano (VPH), lo cual puede ayudar a prevenir algunos casos de cáncer cervical y anal (documento disponible en inglés), entre otros. Pero las vacunas contra el VPH son eficaces solamente si se reciben antes de que la persona se infecte con este virus, por lo que generalmente se recomiendan antes de que una persona comience a ser sexualmente activa. Algunas pruebas de detección que encuentran cambios precancerosos causados por el VPH (ver a continuación), puede que sí ayuden a proteger contra algunos tipos de cáncer si dichas condiciones precancerosas son eliminadas.

Las personas con el VIH también están a un riesgo para los otros tipos de cáncer, justo como las personas no infectadas. Hay algunas cosas que todas las personas pueden hacer que pueden ser útiles en reducir su riesgo general de llegar a tener cáncer. Por ejemplo, mantener un peso saludable, ejercitarse habitualmente mediante actividad física y tener una alimentación sana rica en alimentos vegetales, puede que ayude a una persona a reducir su riesgo de desarrollar cáncer.

Detección temprana del cáncer

Las pruebas de detección se realizan como parte del proceso de determinar la presencia de cáncer en las personas que no presentan ningún síntoma. Mientras que las personas con el VIH están a un mayor riesgo para ciertos tipos de cáncer, para la mayoría de estos tipos de cáncer no hay pruebas de detección que demuestren ser útiles para reducir el riesgo de morir a raíz de estos tipos de cáncer. Por ejemplo, no hay pruebas que se usen comúnmente para detectar el sarcoma de Kaposi (documento en inglés) ni el linfoma no Hodgkin. No obstante, las revisiones médicas realizadas periódicamente y de forma detallada son importantes en la busca de señales o síntomas de estos tipos de cáncer en personas con el VIH.

En las mujeres, puede que el cáncer de cuello uterino de tipo invasivo sea detectado en sus etapas iniciales o incluso prevenido al someterse a pruebas periódicas de Papanicolaou, pero deberán llevarse a cabo con más frecuencia que las mujeres que no están infectadas con el VIH. Los expertos en VIH recomiendan que las mujeres infectadas con este virus se sometan a dos pruebas de Papanicolaou, cada una realizada de forma semestral durante el primer año en que se descubre que tienen el VIH. Si ambas pruebas semestrales reportan resultados normales, entonces podrán someterse a una prueba de Papanicolaou cada año

Actualmente hay otras pruebas especiales bajo estudio para la detección del cáncer en personas con el VIH. Por ejemplo, debido a que las personas con VIH también están en riesgo elevado de desarrollar cáncer anal, algunos expertos recomiendan que se sometan a la prueba de cáncer anal que es muy similar a la de Papanicolaou (también conocida como prueba de Papanicolaou anal) Esta prueba está siendo estudiada para determinar si es eficaz en detectar el cáncer anal en sus etapas iniciales. Si la prueba mejora la tasa de supervivencia u otros resultados, puede que se convierta en la prueba convencional para la detección de este tipo de cáncer para las personas con el VIH.

Mientras tanto, las mismas pruebas de detección temprana del cáncer que se recomiendan para las personas sin el VIH, como las pruebas de detección para el cáncer de seno y colorrectal, también pueden ayudar a detectar el cáncer en personas con el VIH (para más información sobre las pruebas de detección temprana, refiérase a nuestro documento sobre Guías para la detección temprana del cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer). Su médico y dentista deberán también tomar medidas adicionales durante sus revisiones periódicas para mantener una detallada observación de cualquier señal de cáncer. Si le interesa saber sobre más opciones para la detección del cáncer, pregunte a su médico sobre los estudios clínicos para la detección del cáncer en personas con el VIH.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: August 20, 2014 Last Revised: August 20, 2014

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.