El cáncer, el sexo y la mujer soltera

La mujer soltera y el cáncer

Ser soltero significa que alguien no está casado, no tiene una pareja o no está actualmente involucrado en una relación romántica. No tiene nada que ver con su orientación sexual o identidad de género sino más bien con su estado civil.

Las personas solteras que tienen cáncer a menudo tienen las mismas preocupaciones físicas, psicológicas, espirituales y económicas que las personas con cáncer que están casadas, que tienen parejas o que están involucradas en una relación. Sin embargo, para las personas solteras estos problemas pueden ser más preocupantes y en cierta forma superar el tratamiento puede ser más difícil. Las personas solteras con cáncer tienen varias necesidades que otros pueden no tener, porque:

  • Posiblemente vivan solos, sean padres solteros o tengan menos apoyo en el hogar
  • Puede que vivan lejos de familiares y amigos
  • Puede que tengan citas románticas o estén pensando en volver a tenerlas. Esto puede hacer que les preocupe cómo podría reaccionar una futura pareja al enterarse de su cáncer o de que una parte de su cuerpo ha sido extirpada, o si hay problemas de fertilidad.
  • Puede que sea más difícil sobrellevar las demandas del tratamiento, por ejemplo, si necesitan tiempo libre fuera del trabajo, traslado a las citas médicas, cuidado de los niños o ayuda en la casa
  • Generalmente solo tienen una fuente de ingresos
  • Posiblemente sean nuevos solteros después de que una relación que mantenían antes de su diagnóstico ha terminado

Los expertos en relaciones sugieren que los sobrevivientes de cáncer no deben tener más problemas para encontrar una cita que las personas que no son sobrevivientes de cáncer. Sin embargo, algunos estudios muestran que los sobrevivientes que tuvieron cáncer en su niñez o adolescencia podrían sentirse ansiosos por tener citas románticas o estar en situaciones sociales si tuvieron actividades sociales limitadas durante su enfermedad y tratamiento. En el caso de los sobrevivientes que tuvieron o tienen cáncer siendo adultos, una experiencia personal o familiar con el cáncer puede afectar la reacción de una posible pareja al escuchar sobre el cáncer del sobreviviente. Por ejemplo, una viuda o una persona divorciada cuya pareja anterior tuvo un historial de cáncer puede tener una reacción diferente a la de alguien que no ha tenido la misma experiencia.

Preocupaciones comunes referentes a las citas románticas en las mujeres con cáncer

Algunos estudios muestran que las mujeres solteras sobrevivientes de cáncer están muy preocupadas por:

  • Contarle a una posible pareja sobre su historial de cáncer, cuándo contarle y cuánto decirle al respecto
  • Tener una mala imagen corporal o sentirse poco atractivas porque su apariencia ha cambiado, como cambios de peso, caída del cabello, o pérdida de un seno u otra parte del cuerpo
  • Problemas físicos como cansancio, dolor o neuropatía, o bien, problemas que podrían afectar la función sexual, la función intestinal y de la vejiga, o cómo caminan o hablan
  • Poder tener hijos en el futuro (fertilidad) y la salud de los futuros hijos
  • Creer que no hay muchas personas que quieran tener citas románticas con ellas
  • Temor de comenzar una relación dado que el cáncer podría regresar
  • Sentirse incómoda al quitarse la ropa, permitir que alguien toque sus cicatrices o tener sexo
  • Sentir la necesidad de avanzar rápidamente en una relación porque no desean "perder el tiempo"

Cuándo es el momento correcto para comenzar a tener citas

Decidir cuándo comenzar a tener citas románticas después de un diagnóstico de cáncer es una elección personal. Las personas solteras con cáncer necesitan tomar su propia decisión al respecto. Algunas personas podrían pensar que tener citas románticas les ayudarán a sentirse "normales" y salir les ayudará a distraer la mente de los problemas relacionados con su cáncer.

Algunos estudios muestran que a algunas personas les resulta difícil comenzar una nueva relación o tratar de tener citas durante el tratamiento. Si se está recuperando de una cirugía, recibiendo tratamientos regulares o tratamientos en ciclos, o está sobrellevando los efectos secundarios de medicamentos, ser "usted mismo" en una cita puede resultar difícil. Su apariencia podría haber cambiado, o su nivel de energía podría ser más bajo. Además de tener responsabilidades hogareñas y familiares, también podría tener citas adicionales que consuman parte de su tiempo personal. Por estos motivos, muchas personas con cáncer esperan hasta que el tratamiento ha finalizado o hasta que tienen la oportunidad de recuperarse antes de reiniciar las citas románticas.

Cuándo hablar sobre el cáncer

Si está pensando en tener citas románticas por primera vez desde que le diagnosticaron cáncer, es importante pensar si quiere mencionar que es un sobreviviente de cáncer y cuándo desea hacerlo. Es posible que algunas personas quieran proporcionar esta información de manera directa e incluso lo mencionen en su perfil si están usando un sitio o una aplicación de citas románticas. Otras pueden preferir tener una conversación cara a cara sobre el tema cuando se conocen con alguien. Y algunas personas pueden preferir esperar hasta haber salido con alguien por un tiempo o hasta que la relación se vuelva seria.

Tal vez no se sienta cómodo hablando sobre su cáncer; sin embargo, es mejor contarle a la otra persona sobre su cáncer antes de hacer un compromiso firme.

Cómo mencionar el tema en la conversación

Procure tener la “plática sobre el cáncer” en el momento en que usted y su pareja estén tranquilos y en una atmósfera de intimidad. Dígale a su pareja que tiene algo importante que le gustaría conversar. Luego haga una pregunta a su pareja que origine muchas respuestas. Esto le da la oportunidad de asimilar información nueva y responder. También le ayuda a ver cómo su pareja toma esta noticia.

Probablemente quiera empezar diciendo algo como: “Realmente me gusta cómo está nuestra relación, y necesito que sepas que tengo (o tuve) cáncer de _____. ¿Cómo piensas que esto podría afectar nuestra relación?".

También puede revelar sus propios sentimientos al respecto: “Tengo (o tuve) cáncer de ________. Creo que no he querido mencionarlo porque he tenido miedo de cómo reaccionarías. También me da miedo pensar en ello, pero necesito que sepas al respecto. ¿Qué comentarios o sentimientos tienes al respecto?”.

Puede que usted quiera practicar cómo le podría contar a una pareja con la cual está saliendo sobre sus antecedentes de cáncer. ¿Qué mensaje desea transmitirle realmente? Pruebe distintas formas de comunicarlo, y pida la opinión de un amigo(a) o familiar. ¿Pudo expresarse de la forma en que deseaba hacerlo? Pida a su amigo que tome el rol de una pareja nueva, y haga que le dé distintos tipos de respuestas a sus preguntas.

Cuánto hablar

Si le han extirpado una parte del cuerpo, o si tiene a una ostomía, cicatrices grandes o un problema sexual, puede que le preocupe determinar cuánto hablar al respecto con una nueva pareja con la que está saliendo. Puede que desee contar todo su historial de cáncer de una sola vez, o poco a poco durante algunas sesiones de conversación. No hay reglas estrictas, pero decir la verdad y confiar en la persona con la que está hablando es muy importante.

La posibilidad del rechazo

Es posible que alguien con quien esté interesado en salir no quiera salir con un sobreviviente de cáncer. O bien, una vez que conocen su historia completa, podría ser demasiado para ellos. Es importante recordar que incluso sin cáncer, las personas se rechazan unas a otras por su apariencia, creencias, personalidad, o sus propios problemas.

Recuerde que estar soltera no significa estar sola o no ser amada. Existen muchos grupos de apoyo en persona y en línea que también tienen miembros que son personas solteras. Conectarse, aprender, compartir su historia con personas que están en situaciones similares puede ser muy útil. Puede sentirse más apoyado y seguro cuando alguien le escucha y realmente le entiende. Además, tener cierta confianza en usted mismo puede ayudarle a sentirse preparado para salir en citas, ser capaz de manejar la posibilidad de ser rechazado y ayudarle a saber que puede seguir adelante.

Cómo mejorar su vida social

Procure también atender algunos aspectos de su vida social. Las personas solteras pueden evitar sentirse solas volviendo a conectarse con viejos amigos y forjando una nueva red de amigos cercanos, conocidos y familiares. Haga un esfuerzo por llamar a los amigos, planear visitas y compartir el tiempo haciendo actividades juntos. Involúcrese en pasatiempos, participe en algún grupo de interés particular, o acuda a clases que aumenten su círculo social.

Los grupos de apoyo también pueden ser útiles. Hay quienes se hacen voluntarios de grupos de apoyo para personas que están afrontando el cáncer. Puede que también quiera probar algún tipo de orientación individual o de grupo. Puede tomar una actitud más positiva sobre su propia persona cuando recibe de alguien más una retroalimentación objetiva sobre sus puntos fuertes. Haga una lista de sus cualidades buenas como pareja. ¿Qué cosas le gustan de usted mismo? ¿Qué talentos o habilidades especiales tiene? ¿Qué es lo que puede ofrecer a una pareja en una relación? ¿Qué es lo que hace de usted una buena pareja sexual? En cualquier momento en que se percate de que está usando el cáncer como una excusa para no conocer gente nueva o salir en una cita, recuerde estas cosas.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: febrero 6, 2020 Actualización más reciente: febrero 6, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.